Es noticia
Menú
Las empresas reducen solo un 0,2% sus márgenes y la inflación la pagan los salarios
  1. Economía
CENTRAL DE BALANCES DEL BANCO DE ESPAÑA

Las empresas reducen solo un 0,2% sus márgenes y la inflación la pagan los salarios

Los salarios están soportando el alza de los precios. Por el contrario, los márgenes empresariales solo han bajado un 0,2% en el último año. Así lo pone de manifiesto la Central de Balances que publica el Banco de España

Foto: Un pescadero echa hielo sobre su mercancía en Madrid. (EFE/Luis Millán)
Un pescadero echa hielo sobre su mercancía en Madrid. (EFE/Luis Millán)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

“Los excedentes empresariales crecieron con intensidad, de modo que los niveles de rentabilidad medios se situaron en valores cercanos a los de 2019”. Este es el resumen que hace el Banco de España sobre la salud económico-financiera de las empresas españolas durante el primer semestre del año, un periodo especialmente complicado para la actividad económica: alta inflación, aumento de los tipos de interés e incertidumbre derivada de la guerra en Ucrania.

Así lo pone de relieve la Central de Balances Trimestral (CBT) correspondiente a los primeros seis meses del año, lo que significa que la información ya recoge el incremento de las tensiones geopolíticas.

Esto no ha impedido, sin embargo, un fuerte aumento de la facturación de las empresas, tanto por la recuperación de la actividad como del aumento de los precios de venta. Hasta el punto de que, pese al aumento de los costes de producción, el beneficio de las sociedades no financieras no solo creció en tasas elevadas, sino que ya registra niveles muy similares o incluso algo superiores a los existentes antes de la crisis del covid-19, como recuerda el banco central.

Esta positiva evolución, de hecho, es lo que explica la mejora en la rentabilidad de las empresas, su mayor capacidad de repago e, incluso, su menor endeudamiento. La mejora ha sido especialmente intensa en los sectores que han salido más recientemente de las restricciones a la movilidad: turismo, transporte y hostelería, pero, por el contrario, las comercializadoras de energía son las más afectadas por la inflación, ya que en muchos casos son presa de contratos firmados previamente con precios sustancialmente más bajos. En todo caso, lo que resalta el Banco de España es que sectores tan relevantes para la economía española como el comercio, la hostelería y, sobre todo, el industrial “registraron valores claramente superiores a los previos a la pandemia”.

¿Qué ha sucedido con los salarios? En este caso, la información que suministra la Central de Balances —cuya muestra está sesgada hacia las grandes empresas— estima que los gastos de personal aumentaron un 6,4% entre enero y junio en términos interanuales. Ahora bien, esta evolución se ha visto impulsada tanto por el incremento del empleo como, en menor medida, por el ascenso de las remuneraciones medias que crecieron un 2,6% si bien en el caso de las empresas medianas el avance fue del 4,5%, casi dos puntos por encima de las grandes. En la industria, que es donde la presencia sindical es más fuerte, los salarios subieron un 4,2%, también por encima de la media.

Márgenes empresariales

Frente a estas tasas de variación, y como consecuencia, precisamente, de la mejora en la actividad económica durante el primer semestre, el resultado económico bruto (REB) de las empresas españolas crece a un ritmo del 35,1%, lo que significa que han recuperado niveles de rentabilidad previos a la pandemia. Esta positiva evolución de los excedentes empresariales, como sostiene el Banco de España, “refleja tanto la recuperación de la actividad como la capacidad que han tenido muchas empresas de trasladar una parte importante del repunte de sus costes a los precios de venta”.

Los técnicos del banco central llegan a esta conclusión a partir de un razonamiento. Los márgenes empresariales, definidos como el cociente entre los excedentes y las ventas, apenas se han reducido un 0,2% entre el primer semestre de 2021 y la primera mitad de 2022 para el conjunto de la muestra de la Central de Balances. La mediana de este indicador, que recoge la situación de la empresa promedio, incluso, muestra una evolución “muy estable de los márgenes durante el mismo periodo”. Los salarios, hay que recordar, están subiendo en torno al 2,5%, tres veces menos que la inflación media.

La información que sale de la Central de Balances sobre el primer semestre, que es extremadamente representativa, ya que se realiza a partir de los datos que proporcionan más de 465.300 empresas, es particularmente importante en un contexto como el actual, en el que Gobierno, Banco de España, sindicatos, empresarios y muchas instituciones hablan de la necesidad de un pacto de rentas que está lejos de lograrse. Los sindicatos descartan que se pueda producir antes de fin de año y los empresarios, en pleno proceso electoral para elegir un nuevo presidente, tampoco parece que estén ahora forzando la máquina para conseguirlo.

Foto: El presidente de la Fed, Jerome Powell. (EC)

La mejora de los resultados de las empresas está anclada, igualmente, en un fuerte aumento de los ingresos financieros, que crecen a un ritmo del 51,1% en el primer semestre de este año respecto del mismo periodo de 2021. Esto se debe tanto a los mayores dividendos recibidos por los accionistas, que crecen un 54,7%, como de los intereses cobrados (que aumentaron un 37,5%).

El aumento de los gastos financieros (14,3%) fue debido más al incremento del endeudamiento que al coste medio de la deuda viva de las empresas, que apenas se elevó en un 2,6%. Como consecuencia de todas estas envolventes financieras, el resultado ordinario neto de las empresas (RON) aumenta un 84,6% en términos interanuales, un avance parecido al registrado un año antes. Esto significa que el resultado de las empresas se sitúa ya en el 6,7%, por encima del nivel previo a la pandemia.

“Los excedentes empresariales crecieron con intensidad, de modo que los niveles de rentabilidad medios se situaron en valores cercanos a los de 2019”. Este es el resumen que hace el Banco de España sobre la salud económico-financiera de las empresas españolas durante el primer semestre del año, un periodo especialmente complicado para la actividad económica: alta inflación, aumento de los tipos de interés e incertidumbre derivada de la guerra en Ucrania.

Inflación Rentabilidad Empresas
El redactor recomienda