Es noticia
Menú
La inflación no cesa: dos de cada tres empresas seguirán subiendo sus precios este año
  1. Economía
Encuesta del BCE al tejido productivo

La inflación no cesa: dos de cada tres empresas seguirán subiendo sus precios este año

El encarecimiento de los insumos sigue siendo el principal factor inflacionista, pero los salarios actuales o previstos también empiezan a generar efectos de segunda ronda

Foto: Imagen de una frutería en Madrid. (EFE/Luis Millán)
Imagen de una frutería en Madrid. (EFE/Luis Millán)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Banco de Inglaterra volvió a subir los tipos de interés el jueves y ya van seis consecutivas. No solo eso, la de esta semana ha sido la más agresiva en 27 años con un alza de 50 puntos básicos. El ‘precio del dinero’ británico está ya en el 1,75% y seguirá subiendo en los próximos meses. La entidad explicó que este movimiento provocará una recesión, pero esa puede ser la vía para frenar la escalada de precios.

La persistencia de la inflación se ha convertido ya en la principal preocupación para los bancos centrales, tanto que están dispuestos a pagar con una recesión el coste de frenar los precios. Hasta ese punto ha llegado la preocupación por la escalada de los precios. El motivo es que las encuestas internas que manejan los bancos centrales apuntan a que este ciclo de encarecimiento generalizado está lejos de finalizar.

Foto: Imagen de la vendimia en Jerez. (EFE/Román Ríos)

El Banco Central Europeo (BCE) ha incorporado en su encuesta sobre el acceso de las empresas a la financiación en la zona del euro preguntas sobre la previsión de inflación que manejan para los próximos meses. Los resultados, analizados en su último Boletín Económico, muestran que la gran mayoría de las empresas prevé seguir subiendo sus precios.

En el conjunto de la eurozona, casi el 80% de las empresas prevé prolongar la tendencia inflacionista a corto plazo. En concreto, el 47% declara que pretende subirlos “un poco” y un 28% adicional los va a subir “mucho”. En España estos porcentajes son algo inferiores, pero igualmente elevados. Algo más del 20% de las empresas prevé una subida relevante de sus precios y otro 45%, una subida moderada. Por el contrario, apenas el 6% espera bajarlos.

En Alemania la situación es mucho más complicada, ya que la escasez de gas asusta a las empresas. El 80% de las empresas prevé subir sus precios en los próximos meses y de estas, algo menos de la mitad hará una gran subida.

Esto significa que las empresas están listas para extender el círculo vicioso de la inflación durante los próximos meses y, en respuesta, los bancos centrales buscan contener la demanda para que vuelva la competencia en precios. Esto es, si cae el consumo, las empresas tendrán que volver a atraer a los clientes con ofertas y precios más bajos.

Foto: Un transportista lleva mercancía a un comercio. (EFE/Luis Tejido)

Las compañías del sector industrial y de la construcción son quienes anticipan mayores subidas de precios. En la industria, casi un 85% declara que va a seguir elevando sus precios en los próximos meses. No en vano, son las empresas que se ven más afectadas por el encarecimiento de la energía y las materias primas. Por el contrario, la menor previsión de subida de precios se produce en el sector servicios y, aun así, en torno al 70% de las empresas reconoce que los va a incrementar en los próximos meses.

Las empresas declaran que el principal causante de la inflación en los precios finales es el encarecimiento del coste de los insumos. Pero también la elevada demanda y los costes laborales crecientes están influyendo en la decisión de las empresas de seguir elevando sus precios. “Los costes de los insumos (tanto los materiales como la mano de obra) y la inflación esperada son los principales factores que explican las expectativas de precios de venta más altos entre las empresas de la zona del euro”, explica la entidad.

Las empresas que declararon tener costes de insumos y laborales crecientes entre octubre de 2021 y marzo de 2022 son más propensas a subir los precios de sus productos. Esto significa que efectivamente se está produciendo una traslación de los costes intermedios a los finales. Y también que empiezan a producirse efectos de segunda ronda en los que las subidas salariales repercuten en una mayor inflación. Y este es el escenario al que más temen los bancos centrales.

El Banco de Inglaterra volvió a subir los tipos de interés el jueves y ya van seis consecutivas. No solo eso, la de esta semana ha sido la más agresiva en 27 años con un alza de 50 puntos básicos. El ‘precio del dinero’ británico está ya en el 1,75% y seguirá subiendo en los próximos meses. La entidad explicó que este movimiento provocará una recesión, pero esa puede ser la vía para frenar la escalada de precios.

Inflación Banco Central Europeo (BCE) Precios
El redactor recomienda