Es noticia
Menú
El FMI vuelve a recortar su previsión de PIB y señala que la reforma de pensiones genera "inquietud"
  1. Economía
España crecerá un 4,6% en 2021

El FMI vuelve a recortar su previsión de PIB y señala que la reforma de pensiones genera "inquietud"

El Fondo sitúa en el 4,6% su previsión de crecimiento para este año y en el 5,8% la de 2022. Pide mantener las políticas expansivas hasta 2023 y una reforma laboral que garantice la flexibilidad

Foto: La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva. (Reuters)
La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva. (Reuters)

El Fondo Monetario Internacional ha cerrado hoy el ciclo de los organismos que rebajan las previsiones de crecimiento para España con un recorte de 1,1 puntos su previsión de crecimiento para este año y en 0,6 puntos la de 2022. De esta forma, el FMI se sitúa en línea con el resto de las grandes instituciones de análisis y deja completamente desfasada la previsión de crecimiento del Gobierno del 6,5%. En concreto, el Fondo estima que la economía española crecerá este año un 4,6% y acelerará en 2022 hasta el 5,8%.

En total, el recorte del Fondo, tras culminar su ‘misión a España’ deja el PIB de 2022 un 1,6% por debajo de su previsión de hace sólo dos meses. Esto significa que el PIB no volverá al nivel previo a la pandemia hasta el año 2023. La recuperación económica de España está siendo más lenta que la de Europa y está sujeta a grandes riesgos por los rebrotes del virus, como bien se está observando con la ola actual del covid. “La actual ola de infecciones pone de manifiesto los riesgos que la pandemia sigue suponiendo para la actividad, sobre todo si las vacunas resultan ser menos eficaces ante las nuevas variantes”, señala el Fondo en su informe de España.

Foto: Imagen de una grúa en la bahía de Santander. (EFE/Pedro Puente Hoyos)

Una de las causas de los recortes de las previsiones de crecimiento de todos los organismos es la ejecución más lenta de los fondos europeos respecto a las promesas del Gobierno. El FMI estima que los fondos europeos aportarán entre 1,5 y 2 puntos al crecimiento en el acumulado de 2021 y 2022, esto sería menos de la mitad de lo que anticipó el Ministerio de Economía.

Sin embargo, todos estos números podrían quedar desfasados mañana mismo, el jueves día 23 de diciembre, que es cuando el INE revisará el dato de contabilidad nacional del tercer trimestre adelantado. Los indicadores registrados en septiembre fueron positivos, por lo que no es descartable una revisión al alza en esta ocasión.

El FMI solicita al Gobierno que mantenga las políticas fiscales expansivas hasta que la recuperación esté completada, prevista para el año 2023. “La política fiscal debe seguir apoyando la recuperación hasta que ésta se afiance, y debe focalizarse y concentrarse en los más vulnerables”, reclama. El Fondo celebra el contenido de los presupuestos generales del estado para 2022, pero señala que si la economía va mejor de lo previsto, el Gobierno debería utilizar los recursos adicionales generados para reducir el déficit público. La deuda pública se situará por encima del 120% del PIB, lo que supone una “fuerte vulnerabilidad” del país.

El ajuste de las cuentas públicas debería comenzar ya en el año 2023. El Fondo pide al Gobierno que actúe en las dos palancas disponibles: incremento de la recaudación y mejoras de eficiencia en el gasto público. Por la vía de los ingresos, el FMI desiste de recomendar subidas del IVA reducido y pide “ampliar las bases imponibles y aumentar los impuestos medioambientales”.

La reforma de pensiones

El Fondo muestra en su misión a España la preocupación generada por la reforma de pensiones presentada por el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. El organismo critica que el Gobierno “ha priorizado la aceptabilidad social” con la reforma, pero alerta de que “persiste la inquietud sobre la sostenibilidad en caso de que no se implementen medidas adicionales”.

Foto: El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. (EFE/Zipi)

El Fondo advierte que la indexación de las pensiones al IPC y la derogación del factor de sostenibilidad provocarán un incremento del gasto de 3,5 puntos del PIB hasta 2050. En cifras actuales, esto supondría más de 100.000 millones de euros de gasto adicional, una cifra inasumible actualmente para el sector público. Si bien es cierto que “parte del aumento se verá compensado por otras medidas propuestas en la primera fase de la reforma”, el Fondo lamenta que para “preservar la sostenibilidad de las finanzas públicas se requieren esfuerzos adicionales”.

Entre las medidas que recomienda a España se encuentran la prolongación de la vida laboral o el incremento de los ingresos subiendo las bases máximas de cotización. Unas medidas que también tendrían una importante contestación social, pero de alguna forma tendrá que cuadrarse la sostenibilidad futura del sistema.

Para preservar la sostenibilidad de las pensiones se requieren esfuerzos adicionales

El Fondo también hace un repaso a la reforma laboral que está negociando el Gobierno con los agentes sociales y que debería estar aprobada en Consejo de Ministros en sólo una semana. El Fondo no recomienda en ningún momento reformar la negociación colectiva, el punto que es el más importante para los sindicatos (ultraactividad del convenio colectivo, subcontratación y prevalencia del convenio sectorial).

Lo que sí aplaude el Fondo es la propuesta del Gobierno para combatir la temporalidad en sectores en los que no está justificada y en los que España comete sistemáticamente abusos de la temporalidad. “Se debe desincentivar el uso de contratos temporales para trabajos permanentes”, señala el FMI, pero al mismo tiempo, pide flexibilizar las condiciones de despido de los trabajadores indefinidos para reducir la brecha de protección existente entre las dos modalidades contractuales, temporal e indefinida. Esto no significa recortar las indemnizaciones de despido, sino “reducir el coste generado por la incertidumbre jurídica” de los despidos.

Foto: La hostelería explica una parte menor de la temporalidad. (EFE/Cabalar)

El Fondo también reclama al Gobierno elevar la inversión en vivienda social, lo que permitiría conseguir varios objetivos al tiempo. “Solucionar el problema de la asequibilidad de la vivienda fomentaría el crecimiento, facilitaría la movilidad laboral entre regiones y reduciría la desigualdad”, explica el organismo. El FMI aplaude alguna de las medidas de la ley de vivienda que está en tramitación en el Congreso, entre ellas la ampliación del parque de vivienda social o la subida de impuestos a casas desocupadas. Sin embargo, muestra sus dudas sobre el establecimiento de límites a los precios, ya que generan “ineficiencias y restringen la disponibilidad de inmuebles para futuros arrendatarios”.

El Fondo Monetario Internacional ha cerrado hoy el ciclo de los organismos que rebajan las previsiones de crecimiento para España con un recorte de 1,1 puntos su previsión de crecimiento para este año y en 0,6 puntos la de 2022. De esta forma, el FMI se sitúa en línea con el resto de las grandes instituciones de análisis y deja completamente desfasada la previsión de crecimiento del Gobierno del 6,5%. En concreto, el Fondo estima que la economía española crecerá este año un 4,6% y acelerará en 2022 hasta el 5,8%.

Fondo Monetario Internacional (FMI) Previsión de crecimiento