El FMI da un tijeretazo a la previsión de crecimiento de España por la revisión del INE
  1. Economía
Cinco décimas menos

El FMI da un tijeretazo a la previsión de crecimiento de España por la revisión del INE

España se queda al margen de la mejora que realiza el Fondo para Europa como consecuencia del inesperado recorte del INE y retrasa hasta 2022 el año de la gran recuperación

Foto: La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.
La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

La inesperada revisión que hizo el INE de la contabilidad nacional del segundo trimestre del año, en la que rebajó el crecimiento del 2,8% estimado inicialmente al 1,1%, ha obligado al FMI a realizar un fuerte recorte en sus previsiones de crecimiento para España este año. El Fondo estima ahora que la salida de la crisis será algo más lenta y pasa a 2022 una parte del crecimiento previsto para este año. En consecuencia, ahora estima que el gran año del crecimiento de España no será 2021, como sí ocurrirá en el resto de países europeos, sino 2022.

El informe de perspectivas globales publicado este martes por el FMI sitúa el crecimiento del PIB español este año en el 5,7%, lo que supone cinco décimas menos que el dato estimado en julio. Además de este recorte, España se queda al margen de la mejora que hace el Fondo en sus estimaciones para el resto de la eurozona, que avanza en cuatro décimas hasta el 5%. Esto es, la suma del recorte de previsiones y ‘coste de oportunidad’ de la mejora del resto del continente genera un impacto conjunto de casi un punto menos de PIB, cifra consistente con el impacto de la revisión de la contabilidad nacional del INE.

El Gobierno ha preferido obviar lo negativo y agarrarse a la revisión de 2022. El secretario de Estado de Economía, Gonzalo García, ha destacado en su cuenta de Twitter que España "liderará el crecimiento económico en 2022", "que la recuperación va de menos a más y se intensificará" y que el FMI prevé reducción de deuda y déficit.

Foto: EFE.

Lo que hace el FMI es retrasar una buena parte del crecimiento económico a la segunda mitad del año 2021 y el inicio de 2022. Según sus nuevas estimaciones, será en estos meses en los que se concentre la gran recuperación económica. Por efecto ‘carry over’, una buena parte de este crecimiento de la segunda mitad del año se verá reflejado en el avance del año 2022 ya que esto implica que el punto de partida del próximo año será más alto.

De cara al año 2022, el FMI eleva en seis décimas su estimación de crecimiento para España, que pasa del 5,8% al 6,4%. De esta forma, el PIB al final del periodo será muy similar al estimado hace tres meses, aunque con la diferencia de que ahora se retrasa unos meses la fase de gran crecimiento económico. El Fondo estima que en el cuarto trimestre de este año, el crecimiento interanual (respecto al cuarto trimestre de 2020) será del 7,4%.

De esta forma, el saldo neto de las revisiones es prácticamente neutral, aunque con el crecimiento concentrado en la segunda mitad de 2021 y el inicio de 2022. En cualquier caso, el Fondo estima que la economía se desacelerará de forma notable a partir del próximo verano, una vez que se supere el ‘efecto reapertura’. En consecuencia, considera que el crecimiento interanual en el último trimestre de 2022 será del 3,1%, lo que implica entrar con menor inercia en 2023, año para el que todavía no hay previsiones.

Estas previsiones del Fondo Monetario Internacional para España están sujetas a una gran incertidumbre, ya que la revisión que realizó el INE genera una gran duda sobre el comportamiento del consumo de los hogares durante el verano. ¿La rebaja tiene un componente coyuntural (el gasto no se hizo en el segundo trimestre, pero sí en el tercero) o es más estructural (la recuperación será más lenta)? Esta pregunta tiene la clave de las previsiones futuras de España.

Foto: Imagen de dos cargueros en el Canal de Suez. (Reuters)

Si se cumplen las previsiones del FMI, España no será este año el país europeo que más rebote tras la pandemia. Estarán por encima tanto Francia como Italia, con una estimación del 6,3% y del 5,8% respectivamente. Esto significa que España seguirá siendo el país europeo con el PIB más retrasado respecto a los niveles previos a la pandemia.

La mejora de las previsiones en la eurozona contrasta con el recorte que sufre Estados Unidos. El país tiene el gran reto de la escasez de mano de obra y de algunos bienes intermedios que surten a sus fábricas, que ha provocado una desaceleración de la producción y un fuerte repunte de los precios. En este contexto, el FMI ha rebajado en un punto completo su previsión de crecimiento para el país, que pasa del 7 al 6%.

El FMI también mete la tijera en las previsiones de China, aunque en su caso es de solo una décima, hasta el 8%. El caso de los países emergentes es muy diferente al de las economías desarrolladas, ya que sus problemas de producción son consecuencia del bajo ritmo de la vacunación. En esta actualización de previsiones solo se salva la eurozona y Latinoamérica, donde el rebote económico registrado durante el verano podría permitir un cierre de año más favorable a la región. El Fondo estima que la economía de la región del Caribe y Sudamérica registrará un crecimiento del 6,3%.

Fondo Monetario Internacional (FMI) Previsión de crecimiento
El redactor recomienda