El Gobierno cede ante la CEOE para acordar 'in extremis' la prórroga de los ERTE
  1. Economía
Hasta el 30 de septiembre

El Gobierno cede ante la CEOE para acordar 'in extremis' la prórroga de los ERTE

Los sindicatos también han dado el visto bueno al acuerdo, que se aprobará definitivamente el jueves, pero consideran que el Gobierno ha hecho una cesión excesiva con las exoneraciones

placeholder Foto: El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. (EFE)
El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. (EFE)

En el 'tiempo de descuento', el Gobierno ha conseguido finalmente el ansiado acuerdo con la patronal y los sindicatos para desbloquear la prórroga de los ERTE (expedientes de regulación de empleo) hasta el próximo 30 de septiembre. Las discrepancias entre la CEOE y el Ministerio de Seguridad Social se han resuelto finalmente con un acuerdo intermedio en lo que se refiere a las exoneraciones de cotizaciones. Lo que ha hecho el Gobierno finalmente es conceder las exoneraciones que pedían las empresas para los trabajadores que siguen en ERTE y les ha dado un plus que no pedían para introducir el esquema de incentivos en el que insistía el ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. En total, los incentivos elevan las exoneraciones hasta llegar al 95% en el caso de las pymes para los sectores más afectados por la pandemia.

La patronal ha reunido este miércoles a su Comité Ejecutivo en una convocatoria de urgencia en la que los miembros de las distintas federaciones han aprobado, por unanimidad, el principio de acuerdo alcanzado previamente con el Gobierno. La Seguridad Social también ha acordado la extensión del cese de actividad de los autónomos. Los sindicatos también han dado el visto bueno al acuerdo, ya que se garantiza el mantenimiento de la prestación a todos los trabajadores en ERTE hasta el final del verano. De esta forma, el Gobierno consigue cerrar el quinto acuerdo social para los ERTE. Este esquema de protección de rentas ha supuesto el mayor avance de España en la contención de la destrucción de empleo, salvando unos tres millones de puestos de trabajo, y ahora queda blindado con consenso hasta el próximo 30 de septiembre.

Foto: La vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, con Antonio Garamendi. (EFE)

Durante las últimas horas las negociaciones se habían producido al más alto nivel, entre las cúpulas del ministerio la patronal. Desde que fracasaran las conversaciones de la mesa de diálogo el martes, justo antes del Consejo de Ministros ordinario, los contactos se han producido de manera informal entre las dos partes para acercar posturas hasta que finalmente se ha logrado el principio de acuerdo. Finalmente, el preacuerdo fue desbloqueado en una videoconferencia tripartita entre el ministerio, los sindicatos y la patronal a primera hora de la tarde.

El principal punto de discrepancia entre el Ministerio de la Seguridad Social y la patronal residía en las exoneraciones en las cuotas empresariales a la Seguridad Social. El ministro quería introducir incentivos a que las empresas reintegren a sus trabajadores desde los ERTE por la vía de las exoneraciones en las cuotas. Sin embargo, para la patronal lo que tiene más sentido en este momento, en el que todavía hay algunos sectores con un nivel muy bajo de reactivación, es dejar las exoneraciones para los trabajadores que siguen en ERTE. En su opinión, el juego de incentivos para que las empresas recuperen a sus trabajadores es inapropiado en este momento y debería dejarse para cuando la recuperación esté asentada.

Escrivá endureció su postura a primera hora del miércoles en una entrevista en Onda Cero en la que afirmó que lo prioritario para el Gobierno no era alcanzar un acuerdo, sino conseguir una extensión de los ERTE sujeta al interés común. El ministro ha defendido que la recuperación ya estará avanzada a lo largo del verano, de modo es el momento para introducir estos incentivos y evitar así que las empresas tengan un incentivo a mantener a sus trabajadores cobrando una prestación.

La opción acordada por el ministerio y la patronal ha sido mantener unas exoneraciones elevadas para todos los trabajadores, pero que serán mayores para aquellos que sean reincorporados al empleo. De esta forma, la Seguridad Social mantiene su postura del esquema de incentivos y las empresas se garantizan que tendrán exoneraciones cuantiosas para los trabajadores que sigan en ERTE. Por ejemplo, las empresas que pasen a un ERTE ETOP (de causas económica, técnica, organizativa o productiva) tendrán una exoneración en las cuotas sociales que llegan hasta el 95% para los trabajadores reincorporados y de un máximo del 85% para los que se mantengan en ERTE.

El acuerdo mantiene unas exoneraciones elevadas con un pequeño esquema de incentivos

Lo que ha hecho el ministerio es mantener su esquema de incentivos pero elevando las exoneraciones para todos los casos respecto a su propuesta inicial. En algunos casos incluso se duplican las exoneraciones del primer texto remitido a los agentes sociales: por ejemplo, las empresas de sectores ultraprotegidos con ERTE tendrán una exoneración del 75% inicialmente entre junio y agosto y del 60% en septiembre, el doble de la propuesta inicial. En otros casos la propuesta inicial se ha mantenido hasta el final, por ejemplo la de los ERTE de impedimento que tienen una exoneración del 100% para las empresas de menos de 50 trabajadores y del 90% para el resto.

Además, el ministro quería establecer exoneraciones decrecientes para los trabajadores que siguieran en ERTE ya desde el mes de julio, pero finalmente ha cedido a las exigencias de la patronal y este desincentivo se limitará al mes de septiembre en el caso de los ERTE ETOP. De esta forma, será posible analizar si el juego de los incentivos tiene algún efecto o es inapreciable, ya que se limita al mes de septiembre.

En cuanto a la prestación pública que cobrarán los trabajadores, se mantienen las cuantías concedidas desde el inicio de esta ayuda: el 70% de la base reguladora. Además, el acuerdo mantiene el 'contador a cero', esto es, los beneficiarios de esta prestación no agotarán los derechos de desempleo acumulados. También seguirán siendo beneficiarios de esta ayuda los trabajadores fijos discontinuos que sigan en paro como consecuencia de que la temporada de verano todavía esté lejos de los niveles de actividad habituales en la época estival.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha celebrado el acuerdo por Twitter. "Es una gran noticia para centenares de miles de trabajadores y muchas empresas de nuestro país que ven garantizado su futuro de forma inmediata", señala Álvarez. El secretario general de CCOO, Unai Sordo, también ha celebrado la "magnífica noticia" del acuerdo, pero considera que las exoneraciones concedidas a las empresas son "exageradas", ya que el Gobierno ha terminado por conceder unas ayudas a las empresas que estas no pedían para el incentivo de la reincorporación.

Este acuerdo para prorrogar los ERTE viene acompañado de la extensión de la prestación por cese de actividad de los autónomos que también se aprobará en el Consejo de Ministros del jueves y que será compatible con el empleo. Se mantendrá el esquema de prestación ordinaria y extraordinaria. En el caso de la ordinaria, para aquellos autónomos que sufran una caída de la facturación de más del 50% respecto al mismo periodo de 2019 y no haber obtenido unos rendimientos netos superiores a 7.900 euros durante el segundo y tercer trimestre. En cuanto a la extraordinaria, que se aplica a los autónomos que no tienen acceso a la prestación ordinaria, el autónomo tendrá que acreditar una caída de la facturación también superior al 50% y su rendimiento neto no puede superar el salario mínimo interprofesional.

"Es importante que se haya alcanzado este acuerdo y los autónomos mantengan el nivel de protección que tenían hasta ahora y que veníamos demandando", explica Lorenzo Amor, presidente de ATA y vicepresidente de CEOE. Se trata de una noticia doble para los autónomos, ya que garantizan el mantenimiento del cese de actividad y también las exoneraciones para los que sean empleadores y tengan a sus trabajadores en paro.

Empleo CEOE ERTE Seguridad Social
El redactor recomienda