El Gobierno aprobará las ayudas a empresas en un Consejo de Ministros extraordinario el viernes
  1. Economía
Por el choque en la coalición

El Gobierno aprobará las ayudas a empresas en un Consejo de Ministros extraordinario el viernes

El ala socialista mantuvo las conversaciones hasta última hora del lunes sin la participación de Unidas Podemos, ya que algunos ministros consideran que el plan de Economía es insuficiente

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

La que debería haber sido una ‘semana triunfal’ para el Gobierno, aprobando un paquete de ayudas a las empresas de 11.000 millones de euros, ha terminado por convertirse en un episodio más de las luchas en el seno de la coalición. El plan trazado por el Ministerio de Economía contemplaba la aprobación este martes del paquete fiscal anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; sin embargo, se ha encontrado con una férrea oposición de Unidas Podemos donde no la esperaba. Pero no solo eso, también se ha topado con el rechazo de algunos ministerios del ala socialista e incluso desde Moncloa, que requieren más ayudas directas a las empresas para compensar las pérdidas empresariales acumuladas tras un año completo de crisis. El resultado es que ha retrasado la aprobación de las ayudas al próximo viernes, cuando celebrará un Consejo de Ministros extraordinario, explican fuentes gubernamentales.

Las divergencias internas en el seno del Gobierno sobre el plan de ayudas, especialmente en lo que respecta a la cantidad que se destinará a transferencias corrientes, no se pulieron durante el fin de semana y este lunes se apuró el debate hasta última hora de la noche. Todo ello después de que el título 1 del borrador del decreto, el correspondiente al “Fondo covid de ayudas directas a empresas y autónomos”, se presentase en blanco el pasado jueves en la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios con vistas a seguir negociando y tratar de consensuar los distintos criterios. Un ala del Gobierno, integrado por Unidas Podemos y algunos ministros socialistas, considera que la crisis está en su recta final y es el momento de ayudar a las empresas para evitar la destrucción de tejido productivo y acelerar la futura recuperación. Por el contrario, la otra ala, liderada por la vicepresidenta económica Nadia Calviño y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, considera que hay que ser prudentes con el déficit público porque las cuentas públicas están ya en una situación muy delicada.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

Fuentes del Gobierno confirman que necesitan más tiempo para cerrar un acuerdo en el seno del Ejecutivo, de modo que se retrasa hasta el viernes su aprobación, que se hará en un Consejo de Ministros extraordinarios. A esta resolución han llegado los ministerios económicos del ala socialista después de horas de reunión hasta última hora del lunes. En estos encuentros no participaron representantes de Unidas Podemos, el sector minoritario del Ejecutivo, que hasta última hora no conocían si el Ministerio de Economía llevaría el texto al Consejo de Ministros o si se daría más tiempo de reflexión. La formación morada lleva desde el pasado fin de semana presionando para que Economía elevara hasta 8.000 millones de euros las ayudas directas en forma de transferencias sin contrapartida. Las últimas cifras discutidas giran en torno a los 5.000 millones de ayudas directas.

Foto: El comisario de Economía de la Comisión Europea, Paolo Gentiloni. (Reuters) Opinión

La intención del Gobierno pasaba por aprobar esta misma semana el paquete de ayudas en respuesta a la gran presión de las empresas por las pérdidas acumuladas en un año ya de crisis y a la insistencia creciente de diversos organismos internacionales. El Ministerio de Economía empezó a preparar las ayudas a principios de febrero, cuando inició las consultas con el Banco de España y las entidades privadas para conocer la situación del tejido empresarial español. El ministerio ya tenía el lunes todo listo para que el texto del real decreto-ley fuese remitido al Consejo de Ministros a falta de algunos detalles, pero el rechazo de Unidas Podemos y las dudas de algunos ministerios socialistas obligaron a reconsiderar el proyecto. Desde entonces y hasta bien entrada la noche del lunes, las conversaciones entre los ministerios económicos se mantuvieron abiertas hasta que finalmente se optó por frenar el real decreto-ley.

Unidas Podemos quiere que el grueso del paquete sean ayudas directas a las empresas

En su lugar, Unidas Podemos prefiere que las ayudas se canalicen como transferencias directas a las empresas para cubrir pérdidas. Este capítulo, el de las ayudas directas, estaba pendiente de desarrollo cuando se presentó el jueves en la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios. Economía informó verbalmente sobre el contenido de estas ayudas, cuando la secretaria de Estado de Economía, Ana de la Cueva, presentó al resto de participantes el contenido del real decreto que incluye este paquete de ayudas.

Foto: Aspecto de las terrazas en la plaza Mayor de Madrid en febrero. (EFE)

Otro foco de tensión en el seno de la coalición se centra en cómo se repartirán las ayudas entre el tejido productivo. Economía quiere un diseño fino para que el dinero público llegue a los sectores más afectados por la crisis, fundamentalmente turismo y hostelería. Eso significa que muchos sectores se quedarán fuera aunque sus empresas hayan sufrido un grave desplome de su actividad. Para Unidas Podemos, en cambio, las ayudas “deben ser accesibles para todas las empresas, al margen del sector en el que se encuentran, y la condición para acceder debe pasar por la comprobación de una caída drástica (30%-40%) de su facturación en 2020 con relación a 2019”. Esto haría que muchas empresas que hayan sufrido pérdidas por motivos diferentes a la pandemia se vean beneficiadas por estas ayudas.

Podemos reclama que las empresas que se acojan a las ayudas públicas puedan "cubrir hasta un determinado porcentaje de sus costes fijos (70-80%)". Por otra parte, defienden que estas ayudas no deben transferirse a las comunidades autónomas, después de haber reclamado un fondo mixto, y que se condicionen al mantenimiento del 70-80% de empleo en 2021 y 2022. En caso contrario, las ayudas deberían reembolsarse.

Ayudas fiscales ICO Ministerio de Economía Pablo Iglesias
El redactor recomienda