800.000 autónomos han solicitado el cese

Escrivá anuncia que la destrucción de empleo "se está estabilizando" en abril

La economía española destruyó casi 900.000 empleos desde que se anunció el establecimiento del estado de alarma, pero en abril la caída se estaría moderando

Foto: El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. (Efe)
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. (Efe)

España sufrió en la segunda mitad del mes de marzo una destrucción de empleo sin precedentes como consecuencia de la crisis del coronavirus. Desde el dia 13 hasta el 31 se perdieron casi 900.000 afiliados a la Seguridad Social, esto es, una caída del empleo del orden de 68.500 puestos de trabajo destruidos cada día (en términos de cotizantes a la Seguridad Social). Esta caída en picado se estaría moderando en abril, tal y como ha adelantado el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, en una presentación organizada por el Consejo General de Economistas para la presentación de su revista 'España 2019'.

Escrivá ha informado de que "en estos días que llevamos de abril se ha estabilizado el nivel de afiliación a la Seguridad Social". Aunque no ha puesto cifras sobre la mesa, lo importante es el cambio de tendencia que mostraría una cierta estabilización de la economía. Los sectores más afectados por el establecimiento del estado de alarma y el cierre de las actividades no esenciales duarante dos semanas, habrían realizado el ajuste de sus plantillas en marzo. La mayor parte de los despidos fueron de trabajadores con contratos temporales, que para las empresas es sencillo y barato extinguir la relación contractual.

Una vez que las empresas han prescindido de estos trabajadores más precarios, las empresas tendrían que empezar a tocar a sus trabajadores indefinidos, un proceso que es más delicado y tiene mayores costes. De ahí que los datos de caída de afiliaciones puedan estar moderándose en los últimos días, tal y como ha adelantado Escrivá. Además, hay una parte de la economía que sigue funcionando, aunque no sea a pleno rendimiento, de modo que marcará un nivel mínimo de empleo que no se perderá durante esta fase de la crisis sanitaria.

[El Gobierno estudia prorrogar por sectores los ERTE cuando finalice el estado de alarma]

El ministro también ha anunciado que en torno a 800.000 autónomos han solicitado el cese de actividad hasta la fecha, el conocido popularmente como el paro de los autónomos. El Gobierno habilitó al inicio de la crisis sanitaria un acceso especial al cese de actividad para todos los cotizantes del RETA que hayan tenido que cerrar su negocio como consecuencia del estado de alarma, o que su facturación se haya hundido un 75% como consecuencia de la pandemia. Esta prestación permite a los autónomos cobrar una ayuda pública durante el periodo que dure esta situación excepcional.

Según ha adelantado el ministro Escrivá, en torno a 800.000 autónomos habrían solicitado esta prestación hasta la fecha. Eso significa que más del 25% de los autónomos estarían acogidos a esta ayuda como consecuencia de la crisis sanitaria y económica provocada por el coronavirus. "Vamos a llegar a más de un millón de autónomos beneficiados", ha señalado el ministro.

En total, el impacto de la crisis del coronavirus ha afectado ya a entre un 25% y un 30% de los trabajadores, incluyendo aquí a los que han entrado en Expedientes de Regulación de Empleo Temporal (ERTE). "Esta cifra tiene una magnitud realmente extraordinaria", ha reconocido Escrivá, ya que se trata de un impacto similar al sufrido tras la quiebra de Lehman Brothers, pero concentrado en unas pocas semanas. Escrivá también ha reconocido que el número total de ERTE solicitados se sitúa en torno a 400.000 expedientes y que ya hay unos tres millones de trabajadores beneficiarios de esta prestación.

[La industria española sufre la mayor caída de las expectativas desde que hay datos]

El ministro ha recordado que el Gobierno ha puesto en marcha una "red de seguridad" para garantizar una parte de las rentas perdidas por las familias y las empresas, de modo que el impacto de la crisis sobre el sector privado se modere. La magnitud del gasto público requerido "será considerable", ha reconocido Escrivá, "pero la ventaja es que va a ser parecido en todos los países del mundo, porque las respuestas económicas están convergiendo mucho".

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios