estimaciones de anged

El coronavirus dilapida 25.000M de ventas del comercio y amenaza 100.000 empleos

La patronal de la gran distribución, Anged, advierte que cuando puedan volver a abrir las tiendas se encontrarán con una caída del consumo del 50%, muy superior al 35% de la anterior crisis

Foto: El comercio y la restauración fueron obligados a cerrar con el estado de alarma
El comercio y la restauración fueron obligados a cerrar con el estado de alarma

Desplome. Así definen desde Anged, la patronal de las grandes empresas de distribución, la situación en la que se encuentra el sector debido a la pandemia del coronavirus. Una crisis sin referente que Javier Millán-Astray, director general de la asociación, ha contextualizando con un lapidario dato: “Una caída del consumo en torno al 40%-50%” será el escenario con el que se encuentre el sector el día que pueda volver a abrir las tiendas, “dentro de un mes o mes y medio”, cifras muy superiores a las registradas en la última gran crisis, ”entre 2008-2013, cuando las ventas bajaron en torno al 30%-35%”.

Esta dura realidad responde a tres motivos de fondo, como explica Alfonso Merry del Val, presidente de Anged: “el comercio de no alimentación, junto a la restauración, fue el primero obligado a cerrar”; además “la caída del turismo significa 40 millones de turistas menos”, con el agravante de que se producirá en plena temporada estival; y por último estará “la propensión al consumo por miedo del consumidor español, que va a ser muy significativa”.

Este cóctel puede terminar siendo más o menos explosivo en función de las medidas que se tomen en los próximos seis meses, batería de acciones que la patronal de la gran distribución ha hecho llegar al Gobierno en forma de peticiones tanto para facilitar la liquidez como para conseguir una flexibilidad laboral que permita salvar el máximo empleo posible.

Porque, aunque todavía no se ha cumplido un mes desde el decreto del estado de alarma, las cifras son devastadores: en el textil la caída de ventas es del 70% y en tecnología del hogar, del 50%. La única excepción a esta regla es alimentación, que cosecha un incremento de la facturación del 25%, crecimiento especialmente visible en las ventas online (+48%), pero también en tienda física (+23%). En cambio, las ventas de tecnología del hogar (portátiles, impresoras, juegos) crecen en e-commerce un 40%, pero se desploman un 45% en tienda física.

El comercio de alimentación es el único que ha registra crecimientos
El comercio de alimentación es el único que ha registra crecimientos

Con estos datos sobre la mesa, y “como la mejor de las previsiones, suponiendo que se pudiera retomar la actividad en mes o mes y medio, estaríamos hablando para final de año de una caída del comercio del 10% en su globalidad”, señalan desde la patronal. Llevado a cifras de facturación, estaríamos hablando de una caída de ventas de 25.000 millones, ya que todo el sector suma unos ingresos de 250.000 millones.

Suma y sigue, porque de los 250.000 puestos de trabajo que suman los asociados de Anged, actualmente, unos 100.000 están dentro de ERTEs, según han detallado desde la patronal, empleos cuyo futuro dependerá de las medidas de flexibilidad que les dejen llevar a cabo.

“Cuantas menos empresas caigan, más puestos de trabajo se salvarán”, avisa Millán Astray, quien subraya que “el número de empleos que se puedan perder dependerá de la capacidad de diálogo” con los sindicatos. “Es evidente que las empresas tendrán que hacer un ajuste y ese ajuste se puede hacer de muchísimas maneras en función de la flexibilidad que te ofrezcan los trabajadores", de ahí que exhorten a las autoridades a que les dejen "la máxima flexibilidad posible para que las empresas se puedan organizar de la mejor manera posible”.

Para evitar este escenario, desde la patronal de la gran distribución proponen unas primeras medidas de urgencia, como dar prioridad en la realización de test a los trabajadores que están de cara al público en el sector de la alimentación, y que está trabajando actualmente, y a los que están de cuarentena.

Desde Anged piden que se dé prioridad en la realización de test a los trabajadores que están trabajando cara al público en el sector alimentación

De cara a cuando puedan volver a abrir, poder modificar las condiciones de jornada y horario, permitir la aplicación a vacaciones de los momentos de inactividad para poder contar con bolsas de horas para cuando se necesite, establecer fórmulas de entrada y salida de ERTEs por fuerza mayor, faciliar una distribución de jornada plurianual de manera irregular con posibilidad recuperar horas no trabajadas más allá 31 de diciembre, o establecer un puente entre los ERTEs por fuerza mayor y la recuperación real de la economía, así como agilizar trámites y plazos y unificarlos en todo el territorio nacional.

También piden medidas que permitan dinamizar el consumo, con una política fiscal de apoyo de las familias, planes renove, más libertad comercial, apoyar al turismo de compras... Para salvaguardar la liquidez, solicitan ampliar la línea de financiación que ha ofrecido el Gobierno con sus avales a través del ICO y aplicar una suspensión, aplazamiento o moratoria de las obligaciones fiscales de las empresas en impuestos como el IVA, IRPF o las cotizaciones sociales, extender la bonificación a comunidad autónomas y ayuntamientos, eliminar el impuesto sobre los grandes establecimientos comerciales y bonificaciones fiscales para impulsar la creación de empleo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios