En la última semana no se han vuelto a reunir

El Gobierno congela el diálogo social y paraliza la ‘contrarreforma laboral’

Desde que levantara la Mesa de Empleo por “motivos de agenda”, hace una semana, el Gobierno no ha vuelto a reunirse con los agentes sociales

Foto: Pedro Sánchez, durante la II Conferencia Nacional Tripartita titulada 'El futuro del trabajo que queremos'.
Pedro Sánchez, durante la II Conferencia Nacional Tripartita titulada 'El futuro del trabajo que queremos'.

La ‘contrarreforma laboral’ era el gran punto y final a la legislatura que preparaba el Gobierno de Pedro Sánchez hasta hace solo una semana. Todo estaba decidido, hasta el punto de que la secretaria de Estado de Trabajo, Yolanda Valdeolivas, llegó a afirmar que “no se resigna” a aceptar la reforma que aprobó el Partido Popular en 2012. Sin embargo, en la última semana todo ha cambiado y el diálogo social ha quedado congelado.

El detonante fue la ruptura del Pacto de Toledo provocada por Unidos Podemos. La formación liderada por Pablo Iglesias se levantó de la mesa y bloqueó un gran acuerdo para cerrar las recomendaciones que llevan sin tocarse desde 2011. Una vez roto el diálogo político, todo se complicó en el diálogo social.

El Gobierno frenó la reforma de las pensiones y posteriormente suspendió la reunión de la Mesa de Empleo agendada para el pasado martes, alegando “motivos de agenda”. Desde entonces, el Ministerio de Trabajo no ha vuelto a convocar a los sindicatos y la patronal y, a día de hoy, la ‘contrarreforma laboral’ está paralizada. Fuentes de los sindicatos explican que desde el pasado martes no ha vuelto a celebrarse ninguna reunión y tampoco hay ningún acercamiento del Gobierno.

[Malestar en los sindicatos con el Gobierno]

De hecho, Vicepresidencia no consultó con los agentes sociales el decreto-ley de Igualdad que aprobó en el Consejo de Ministros del pasado viernes, día 1 de marzo. Los agentes sociales se enteraron del contenido de la reforma por la prensa, lo que molestó a los sindicatos, que rápidamente publicaron una nota para lamentar la falta de diálogo del Ejecutivo.

A estas alturas de la legislatura, las posturas de los sindicatos y la patronal están muy enconadas y nadie está dispuesto a ceder

A estas alturas de la legislatura, las posturas de los sindicatos y la patronal están muy enconadas y parece complicado que el Gobierno pueda sacar adelante cualquier reforma con acuerdo. Todas las partes son conscientes de este bloqueo y su acción se centra ya en defender su posición sacrificando la negociación.

Los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez, reclamaron el martes a la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, que apruebe de una vez la reforma pactada con los sindicatos aunque se encuentre con el rechazo de la CEOE. Sordo recordó a la ministra lo que ella dijo en muchas ocasiones durante su etapa en la oposición, que son “imprescindibles” los cambios en los aspectos más lesivos de la reforma laboral.

[El efecto Madrid y Barcelona se expande: las provincias limítrofes son las que más crecen]

Los líderes sindicales coincidieron con la ministra en la II Conferencia Nacional Tripartita sobre el futuro del empleo y aprovecharon para reclamar la ‘contrarreforma laboral’. “No vamos a dejar pasar estas semanas”, afirmaron los secretarios generales de los dos sindicatos, “necesitamos una legislación laboral mucho más equilibrada, porque la de 2012 ha desequilibrado la relación entre la empresa y los trabajadores”. Sin embargo, los sindicatos llevan semanas advirtiendo a Sánchez con movilizaciones, pero nunca llegan a concretarlas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también intervino en la conferencia, encargándose del discurso inaugural. Sánchez hizo cómputo de las medidas aprobadas en su breve periodo en la Moncloa, pero no hizo ninguna referencia a la ‘contrarreforma laboral’.

Esta señal confirma que el Ejecutivo ha bloqueado la ‘contrarreforma’. Y no solo eso, también ha paralizado el paquete de medidas sociales que comunicó a los agentes sociales hace dos semanas. Entre las medidas que incluía está la recuperación del desempleo a mayores de 52 años, la conversión de contratos eventuales de trabajadores agrarios en indefinidos o el apoyo del empleo fijo discontinuo en los sectores del turismo, hostelería y comercio.

Los agentes sociales descartan que el Gobierno vaya a acometer estas reformas esta semana. En primer lugar, porque coincide el Consejo de Ministros con el Día Internacional de la Mujer, lo que afectaría a la publicidad de la noticia. Y, en segundo, porque la falta de acuerdo social ha cristalizado en bloqueo político. Unidos Podemos ha advertido al Ejecutivo de que no convalidará cualquier real decreto-ley que apruebe y, además, CEOE puede tener influencia sobre PNV y PDeCAT para frenar la ‘contrarreforma laboral’ en su votación definitiva en el Congreso.

[La Seguridad Social pierde su última vía de ahorro]

El resultado es que tampoco confían que el Ejecutivo vaya a abordar las medidas en lo que resta de legislatura. Para la CEOE, se trata de la mejor noticia posible. La patronal trató de frenar el decreto-ley en favor de la igualdad y apenas logró resultados, por lo que no quiere aceptar una nueva derrota “en los minutos de descuento” de la legislatura. Sin embargo, los giros de Sánchez son siempre inesperados y a estas alturas ya no se atreven a descartar ninguna medida, por difícil que parezca en el presente.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios