Es noticia
Menú
La rebaja de impuestos hace un roto de 3.900 millones en la recaudación del Estado
  1. Economía
EL DÉFICIT DEL ESTADO CRECE

La rebaja de impuestos hace un roto de 3.900 millones en la recaudación del Estado

La rebaja de impuestos en Sociedades e IRPF está teniendo efectos significativos sobre la recaudación del Estado. Casi 4.000 millones durante los primeros cuatro meses del año

Foto: El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro. (EFE)

La rebaja de impuestos aplicada en 2016 está teniendo efectos significativos sobre la recaudación fiscal del Estado. En concreto, la merma de ingresos ascendía al acabar el primer cuatrimestre de este año a 3.900 millones de euros.

Algo más de la mitad (2.118 millones) tiene que ver con el Impuesto sobre la Renta, mientras que el resto procede de la reducción de los tipos impositivos en el Impuesto de Sociedades (1.782 millones). En sentido contrario, la elevación de la carga fiscal en el IVA (en particular, el de las importaciones) ha generado unos recursos adicionales de 1.237 millones. El saldo en contra del Estado asciende, por lo tanto, a 2.663 millones. Eso es, exactamente, lo que ha mermado la recaudación fiscal entre enero y abril. O 2.556 millones, incorporando otras modificaciones de menor cuantía.

Los datos aparecen en el informe mensual que elabora la Agencia Tributaria. Y reflejan con nitidez el impacto de los cambios normativos, que han afectado al año 2015, pero también a 2016, en particular en el IRPF y en el Impuesto de Sociedades. La reforma fiscal, como se recordará, incluyó una rebaja fiscal del impuesto que pagan las empresas. El tipo impositivo bajó del 28% en 2015 (anteriormente se situaba en el 30%) hasta el 25% este año. Pero, además, se eliminaron las medidas transitorias aprobadas en 2012 para el cálculo del pago fraccionado, lo que ha supuesto una caída de la recaudación en casi 1.800 millones de euros.

En cuanto al IRPF, hasta abril los ingresos disminuyeron un 4,2%. En términos homogéneos (eliminando el efecto del distinto ritmo de devoluciones en 2015 y 2016 y de los aplazamientos de entes públicos), los ingresos cayeron en menor medida, un 2,6%. Este descenso, como asegura la Agencia Tributaria, se produjo pese a la nueva subida de las rentas de los hogares, del 2,5% en el primer trimestre. Básicamente, por el fuerte ritmo de creación de empleo.

A destacar la fuerte subida, del 4%, en la masa salarial (por el mayor número de ocupados), y la todavía mayor en la renta de las empresas personales, mientras que siguieron descendiendo las rentas del capital, en mayor medida en los comienzos de 2016 por la evolución negativa de las ganancias patrimoniales.

En relación a la recaudación por IVA, en abril, los ingresos subieron un 2,3%. El IVA, como se sabe, es el tributo más influido por la evolución del consumo, por lo que se beneficia de la pujanza del mismo, aunque los ingresos se ven minorados por la fuerte caída de los precios de la energía.

Con los ingresos de las declaraciones trimestrales se confirma también el mayor crecimiento (7,6%) en los procedentes de las pymes. Las devoluciones crecieron un 5,8% en abril, aunque en el conjunto del año acumulan una caída del 4,8%. En cuanto a la evolución del gasto sujeto al impuesto, se estima un crecimiento del 2,5% en el primer trimestre, con una desaceleración en el gasto en bienes y servicios de los hogares ligada al fuerte descenso en los precios de la energía.

Aumenta el déficit

Esta evolución de los ingresos y la marcha de los gastos explican que, en el primer cuatrimestre del año, el Estado registrara un déficit de 13.981 millones, equivalente al 1,25% del PIB, frente al déficit del 1,12% registrado en el mismo periodo del año anterior.

El desfase sería mayor si no fuera porque determinadas partidas, como la cobertura del desempleo, están cayendo. De hecho, hasta el mes de abril, los gastos no financieros del Estado se redujeron un 2,3% interanual, hasta los 66.464 millones.

Descienden también el gasto en remuneración de asalariados, en un 2,2%, los consumos intermedios, en un 5,3%, y los intereses devengados, que registraron un descenso del 5,2%. Asimismo, se reduce también la aportación para financiar el presupuesto de la Unión Europea, un 20,3% menos que el año pasado, lo que se debe al mayor ritmo de ejecución registrado en 2015. Entre las partidas de gasto corriente que aumentan, cabe señalar las prestaciones sociales distintas de las transferencias en especie, que registran un incremento del 5,4%, consecuencia fundamentalmente del crecimiento de las pensiones de clases pasivas.

El déficit consolidado de las administraciones públicas, excluyendo las corporaciones locales, es de 8.918 millones en el primer trimestre del año. Descontando el saldo neto de las ayudas a instituciones financieras, que a finales de marzo presenta un importe positivo de 52 millones, el déficit consolidado de estos tres subsectores es de 8.970 millones. En términos del PIB, el déficit equivale al 0,80%, cifra inferior en 0,30 puntos porcentuales al déficit registrado en el mes anterior.

La rebaja de impuestos aplicada en 2016 está teniendo efectos significativos sobre la recaudación fiscal del Estado. En concreto, la merma de ingresos ascendía al acabar el primer cuatrimestre de este año a 3.900 millones de euros.

IVA Reforma fiscal Importaciones IRPF PIB Paro Administraciones Públicas
El redactor recomienda