Es noticia
Menú
La rebaja del IRPF da un tajo de 1.582 millones a la recaudación de Hacienda
  1. Economía
impacto de la reforma fiscal

La rebaja del IRPF da un tajo de 1.582 millones a la recaudación de Hacienda

La rebaja del IRPF ha pasado factura a la recaudación fiscal. En concreto, son casi 1.600 millones de euros lo que deja de ingresar la Agencia Tributaria hasta el primer trimestre

Foto: El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, Cristóbal Montoro. (EFE)

La última rebaja fiscal ha hecho un 'roto' a Hacienda. En concreto, la recaudación ha descendido en 1.582 millones durante el primer trimestre del año. Esto es lo que ha dejado de ingresar la Agencia Tributaria por la reforma del IRPF, que supuso revertir los aumentos aprobados al principio de la legislatura. De esa cantidad, 1.409 millones corresponden a las menores retenciones por rentas del trabajo. Y de ese dinero, 603 millones se derivan de la reforma aplicada en 2015 y otros 429 millones, de la reforma que afecta al ejercicio 2016 (datos del primer trimestre).

Como se sabe, el Gobierno en funciones había decidido inicialmente aplicar la reducción de impuestos en dos ejercicios, pero finalmente anticipó el segundo plazo para que entrara en vigor unos meses antes de las elecciones generales. El coste total de la reforma, incluyendo Sociedades, se estima en unos 9.000 millones en los ejercicios de 2015 y 2016. El año pasado, y tan solo en el caso del IRPF, el coste en forma de retenciones sobre el trabajo fue de 4.813 millones, lo que significa que incorporando los datos hasta marzo de este año, la reducción de impuestos se situaría ya en 6.395 millones. Lógicamente, faltan las liquidaciones de 2015 que estos días se están presentando.

Las cifras corresponden al informe mensual de recaudación que realiza la Agencia Tributaria, que refleja un frenazo significativo de los ingresos públicos. Principalmente, a causa de la reforma fiscal. La Agencia Tributaria, de hecho, estima que en el primer trimestre del año los ingresos aumentaron un 0,3%, con un descenso del 1,9% en los ingresos brutos y del 10,4% en las devoluciones. Corregidos, entre otros factores, los distintos ritmos de devolución en 2015 y 2016, la devolución del céntimo sanitario y los aplazamientos de entes públicos, los ingresos en términos homogéneos se redujeron un 0,1%.

El empleo y el consumo, en este sentido, son la principal tracción de los ingresos públicos, mermados, como se ha dicho, por el impacto de la rebaja de tipos en el Impuesto sobre la Renta. Por el contrario, la recuperación de una parte de la paga extra de 2012 por parte de los empleados públicos ha supuesto una recaudación adicional de 137 millones de euros, toda vez que Hacienda aplica las correspondientes retenciones sobre esos ingresos.

En sentido contrario, las retenciones del capital -derivadas de la reforma fiscal- han supuesto una merma en los ingresos públicos de 100 millones de euros. También, la reforma del Impuesto de Sociedades ha significado un descenso de los ingresos públicos. En este caso, de 42 millones en el primer trimestre del año, si bien hay que tener en cuenta que la recaudación de este tributo está fuertemente condicionada por el calendario de pagos. El nuevo régimen de IVA de las importaciones, por el contrario, ha supuesto una recaudación adicional de 362 millones de euros.

Actividad económica

En total, incorporando todas las partidas de ingresos y gastos, Hacienda ha visto que se aminoraba su recaudación en 1.097 millones de euros, lo que explica que los recursos del Estado hayan dejado de crecer pese a que la actividad económica habrá aumentado en el primer trimestre de este año en torno al 3% anual. La Agencia Tributaria estima que la demanda interna crecerá este año un 4%, cuando los ingresos homogéneos están retrocediendo a un ritmo del 0,1%.

La Agencia Tributaria advierte en su informe de que no se trata de un retroceso puntual. “A partir de junio”, sostiene, “se notará además el efecto de la reforma sobre las cuotas diferenciales en el IRPF y en el Impuesto sobre Sociedades”. Es decir, que el descenso será mayor a medida que se vayan liquidando ambos impuestos.

Ahora bien, también advierte de que las consecuencias de la rebaja de las retenciones de trabajo y capital “no serán uniformes a lo largo del año”: en los primeros meses, el impacto será alto porque se compararán los nuevos tipos de retención con los vigentes en la primera parte de 2015, pero a partir de julio la comparación se hará con los tipos que empezaron a aplicarse con la segunda fase de la rebaja fiscal, mucho más bajos, lo que servirá para compensar en el conjunto del año el exceso de retenciones de la primera mitad.

La última rebaja fiscal ha hecho un 'roto' a Hacienda. En concreto, la recaudación ha descendido en 1.582 millones durante el primer trimestre del año. Esto es lo que ha dejado de ingresar la Agencia Tributaria por la reforma del IRPF, que supuso revertir los aumentos aprobados al principio de la legislatura. De esa cantidad, 1.409 millones corresponden a las menores retenciones por rentas del trabajo. Y de ese dinero, 603 millones se derivan de la reforma aplicada en 2015 y otros 429 millones, de la reforma que afecta al ejercicio 2016 (datos del primer trimestre).

Reforma fiscal IRPF IVA
El redactor recomienda