Un 0,5% ENTRE LOS AÑOS 2000 Y 2013

La OCDE derriba el mito sobre los salarios españoles: son los que menos han subido

Cuánto han subido los salarios españoles desde que comenzó el siglo? ¿Mucho o poco? La OCDE tiene la respuesta. Los que menos dentro de la zona.

Foto: Foto: iStockphoto.com
Foto: iStockphoto.com

¿Cuánto han subido los salarios españoles desde que comenzó el siglo? ¿Mucho o poco? La OCDE tiene la respuesta. En términos de paridad de poder de compra –es decir, descontando el efecto de los precios–, los salarios retrocedieron un 0,1% entre los años 2000 y 2007, años de fuerte crecimiento económico.

¿Y qué ocurrió entre el 2007 y 2013?, periodo marcado por una profunda recesión. Pues, paradójicamente, que los salarios crecieron un 0,6%, sin duda afectados por lo que los expertos denominan ‘efecto composición’. El empleo que más se destruyó fue, precisamente, el de baja cualificación, y eso sesgó al alza el salario medio de los trabajadores que pudieron conservarlo. En todo caso, la subida media en 13 años se sitúa en el entorno del 0,5%.

¿Cuántos países de los 34 que analiza el informe de la OCDE han elevado menos los salarios que España? Sólo uno: Italia, donde estos crecieron un 0,2% entre los años 2000 y 2007 y retrocedieron un 0,3% entre 2007 y 2013. En ningún otro país del área que engloba las naciones más avanzadas del planeta ha sucedido algo similar.

¿Y si el análisis se hace teniendo en cuenta no sólo el salario nominal sino también la productividad? El resultado es similar. Según la OCDE, los costes laborales unitarios (CLU)  crecieron en España un 0,2% entre los años 2000 y 2007 (retrocedieron un 0,5% en la OCDE en el mismo periodo). Pero si se analiza lo que ha ocurrido entre 2000 y 2013 la conclusión es muy diferente. Mientras que en España los CLU han descendido un 2,1% (esencialmente por la destrucción de empleo) en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico el retroceso ha sido de un 0,2%. Es decir, muy por debajo debido a que la erosión del mercado laboral ha sido menor.

¿Quiere decir esto que los salarios españoles son bajos? ¿O altos? Según se mire. Los datos que ayer publicó la OCDE en su informe anual sobre el empleo muestran que la mitad de los países (17) tiene un salario medio superior al español.

Mientras que el salario de un trabajador nacional (en términos brutos) se situó en 2013 en 34.824 dólares anuales, en la media de la OCDE asciende a 43.772. Por lo tanto, casi un 20% menos. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que las medias no son muy representativas debido a la alta dispersión entre naciones. Mientras que los trabajadores de EEUU y Luxemburgo (los mejor pagados) perciben 56.340 dólares reales y 56.021, respectivamente, en términos de paridad de poder de compra, los de Estonia cobran apenas 18.944 dólares una vez descontado el efecto de la inflación y los diferentes niveles de precios en cada país. Los trabajadores de Hungría, de Chequia y de la república eslovaca se sitúan, igualmente, en el entorno de los 20.000 dólares.

España vs. Alemania

Como aclara la OCDE en su estudio, los ingresos medios se refieren a salarios anuales, en jornada de tiempo completo y en relación a trabajadores por cuenta ajena. Y la metodología que se usa es dividir la remuneración de todos los asalariados a la luz de la Contabilidad Nacional (el PIB) entre el número total de ocupados.

La OCDE explica en su informe sobre España lo que ha pasado en relación con los salarios de forma sencilla en los últimos años. “En la mayoría de los países –sostiene– la crisis  ha provocado una disminución importante del crecimiento de los salarios reales”. Y en el caso de España, los salarios reales por hora han disminuido un 1,8% anual desde 2009, “un ajuste mucho más importante que en el total de la zona euro”.

¿Quiere decir esto que los salarios no son un freno para crear empleo? La OCDE lo vuelve a explicar de forma sencilla, pero comparando a la economía española con la alemana. “Antes de la crisis”, aseguran sus economistas, "los costes laborales en España crecían más rápidamente que la productividad [no así en términos nominales], aumentando los costes laborales unitarios (coste laboral dividido por unidad de producto) a una velocidad más alta que algunos de sus socios como Alemania”. No ha ocurrido lo mismo desde 2008.

Su conclusión es que “estos recortes salariales han sido dolorosos para los trabajadores y sus familias, en particular para aquellos con salarios más bajos que se enfrentan ahora a un mayor riesgo de dificultades económicas”. Y lo que propone son “subsidios al empleo y salarios mínimos que pueden garantizar unos ingresos adecuados” con el objetivo de limitar el impacto del ajuste económico para estos trabajadores y reducir así su “riesgo de pobreza”.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios