"Nunca se me ha dado un ultimatum"

El horror de Jorge Lorenzo en Le Mans o por qué Honda se plantea bajarle de la moto

Segun el diario 'As', los japoneses estarían pensando en romper su vinculación a final de temporada si no mejora sus resultados. El balear insiste en que necesita más tiempo para ser competitivo

Foto: Jorge Lorenzo, durante el Gran Premio de Jerez. (Reuters)
Jorge Lorenzo, durante el Gran Premio de Jerez. (Reuters)

Le Mans empieza a convertirse en el circuito de los horrores para Jorge Lorenzo. A juzgar por la cantidad de veces que ha ganado en este trazado desde su debut en MotoGP, cinco, no debería ser así, pero en los dos últimos años cada vez que la cita francesa se acerca, comienzan los dimes y diretes, los rumores y, en definitiva, el dedo apuntador. Según adelanta 'As', la aventura con Honda del tres veces campeón del mundo podría acabar esta temporada. Si en su momento fue Ducati, ahora es la firma del ala dorada la que cuestiona la capacidad del balear de adaptarse a su montura y optar al título de la categoría reina. "Nunca se me ha dado un ultimátum ni se me ha hablado de este tema. Vamos a necesitar más tiempo porque no está siendo una conexión natural [...] No depende de mí cambiar la paciencia de una escudería", comentó Jorge a preguntas que recoge el mencionado diario.

Pese a tener dos años de contrato, los japoneses, siempre según el citado medio, podrían romper su vínculo con el piloto y dejarle en la estacada a final de curso. Lorenzo ha tenido un inicio de temporada muy complicado en su nueva casa porque llegó a la pretemporada sin estar del todo recuperado de su operación del escafoides, lo que le impidió realizar los kilómetros que él hubiera deseado para comprender más la moto desde un principio. A parte, se cayó dos veces en Sepang, fisurándose la costilla, por lo que tampoco pudo rendir en condiciones durante su estreno. Más allá del físico, el mallorquín tampoco ha tenido suerte: en Argentina pulsó sin querer el limitador de velocidad de su moto durante la salida, lo que le retrasó varias posiciones, y en Austin abandonó por un problema eléctronico. Llegó a su querido Jerez con expectativas altas y volvió a pegársela. Todo esto parece que ha desbordado el vaso de la paciencia en Honda, que ya baraja la posibilidad de reemplazarle.

La potencia, enemiga de Jorge

Jorge necesita reaccionar, pero a juzgar por las palabras de su compañero, Marc Márquez, en la rueda de prensa de esta tarde lo tiene complicado: "La principal diferencia de esta nueva versión de la moto respecto a la de 2018 es que tiene más potencia, por lo que cuesta hacerla girar más. Al final tratas de encontrar un equilibrio. En los test de Jerez probamos un nuevo chasis que nos tiene que dar incluso más potencia". A Jorge ya le costó domar los caballos de la Ducati, que se mostraba anárquica, y ahora, encima con un chasis nuevo, vuelve a tener el mismo problema con Honda. La moto ha dado un paso adelante en velocidad punta, pero ha perdido capacidad en el paso por curva, el principal fuerte de Jorge, al que no le queda otra que seguir remando contracorriente. "La Honda nunca va a ser una moto natural para mí. La Honda va a ser como siempre, una moto que se tiene que pilotar frenando muy tarde, cruzándola de atrás, inclinando pronto y angulando", explicó el '99'.

Lorenzo y Márquez, una de las duplas estrellas de Honda en toda su historia, durante la presentación del equipo. (EFE)
Lorenzo y Márquez, una de las duplas estrellas de Honda en toda su historia, durante la presentación del equipo. (EFE)

Así las cosas, el 'Dream Team' de la compañía japonesa, ese que se anunció a bombo y platillo como uno de los mejores de su historia, podría llegar a su fin en tan solo unos meses. La realidad es que la nula adaptación de Jorge a la moto es frustrante no solo para él y su box, sino también para los aficionados, deseosos de volver a verle ganar. Es posible que ni el propio piloto se esperara tener un inicio tan gris, peor que el que registró en sus cuatro primeros grandes premios con los de Borno Panigale. Con la misma 'burra', Marc Márquez y Carl Crutchlow -a la altura del británico aspira llegar el mallorquín a corto plazo- se han mostrado más sólidos. El de Cervera come aparte, pues ha cosechado dos victorias y un segundo puesto en Qatar sin estar en plenitud física. No obstante, comparar al catalán con Jorge es, a todas luces, injusto pues Marc lleva con Honda desde su salto a MotoGP en 2013 y este curso ha aportado su granito de arena en el desarollo de la RC213V para adaptarla más a su estilo.

Lorenzo sigue la línea de Ducati

"He vivido situaciones diría que bastante peores y cuando me he subido en la moto y he apretado el botón modo carreras, he rendido igual que sin presión o estando tranquilo", respondió Lorenzo cuestionado por si esta nueva situación le generaba un mayor estrés. Cabe recordar que fue el propio Jorge Lorenzo, hastiado de la desconfianza de Ducati, quien llamó a Alberto Puig, Team Manager de Honda, para ofrecerse a la fábrica en detrimento de Dani Pedrosa. La relación entre ambos, alimentada por los históricos roces con el '26' desde la época de 250cc, llegó a ser nula, pero con el tiempo fue evolucionando a mejor. Puig, tras recapacitarlo, le dio el puesto al balear para que formara una dupla potente con Marc. Sin embargo, ahora podría estar planteándose prescindir de sus servicios. "Cada pequeño progreso nos va a acercar a nuestro objetivo y hay que valorar cada progreso como si fuera una pequeña victoria. Con tiempo y con kilómetros iremos a positivo y habrá evoluciones a mejor", asegura Lorenzo, que está empleando el mismo discurso que le llevó a la victoria en Mugello la temporada pasada.

El freno motor en curvas lentas, la escasa estabilidad de la moto en condiciones de viento, las salidas de la cadena y los sucesos 'paranormales' con la electrónica están suponiendo un auténtico quebradero de cabeza para Jorge Lorenzo, que no se encuentra cómodo y con confianza. Le Mans, su pista por excelencia, será una nueva prueba de fuego, pero con la diferencia de que esta vez sí puede quemarse. La paciencia tiene un límite y parece que con Lorenzo, sorprendentemente, la mecha es demasiado corta.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios