NO SE SABE DÓNDE CORRERÁ EL AÑO QUE VIENE

El jeroglífico de Dani Pedrosa no lo resuelve nadie, ni él mismo…

Dani Pedrosa no confirma nada sobre su futuro en MotoGP: "Hay opciones sobre la mesa pero no hay nada decidido". No hay firma, y tampoco señales de que se vaya a retirar

Foto: Dani Pedrosa durante esta temporada, en el GP de Italia. (Reuters)
Dani Pedrosa durante esta temporada, en el GP de Italia. (Reuters)

Algo sorprendido por el revuelo que se había formado en el hospitality de Honda por su anunciada rueda de prensa –la señal televisiva la ofrecía Dorna en streaming, y el piso superior estaba al límite de su aforo-, Dani Pedrosa intentó justificarse ante tanta expectación: “Esperaba poder decir algo aquí, pero desgraciadamente no ha sido posible confirmarlo. Necesito más tiempo para elegir bien. Hay varias opciones, y son buenas. Pero no quiero precipitarme”, dijo el piloto de MotoGP.

Los periodistas que acudimos al reclamo del trascendental anuncio nos sentimos como los primeros egiptólogos antes de la llegada de Champollion, el hombre que descifró los jeroglíficos. Porque a día de hoy, Pedrosa se nos presenta como un jeroglífico (casi) imposible de descifrar.

Será cuestión de tiempo. Por esta semana ya ha está bien de sobresaltos, especialmente para los seguidores del piloto, que a juzgar por cómo se manifiestan en las redes están viviendo esta situación con extrema ansiedad. “¿Está preparado MotoGP para la marcha de Dani Pedrosa?”, llegó a plantear en las redes sociales un seguidor. Comprendo su frustración ante la posible retirada de su ídolo, pero de este campeonato se han ido pilotos míticos y estrellas indiscutibles de este deporte. Y la vida sigue. Nadie es imprescindible.

Dentro del tono críptico de Pedrosa, lo poco que podemos desentrañar es que, seguramente, y a esto le pongo todas las incógnitas posibles, no se despedirá de las carreras. Y lo digo sin certeza alguna, sólo leyendo entre líneas. Es un puro silogismo: hay varias opciones y son buenas. Que Pedrosa se retire es malo. Luego, si las opciones que existen son buenas, Pedrosa seguirá corriendo.

¿Yamaha?

Preguntado por esa posibilidad, por la posibilidad de que Pedrosa corra con una moto de fábrica en un equipo satélite, Viñales ha negado que esto sea posible, que las únicas motos oficiales de Yamaha son las del equipo de fábrica.

¿Es una posibilidad real? Quizás puede ser una forma de motivar a sus pilotos oficiales, ya renovados, ante las quejas crecientes y los lamentos por los problemas técnicos que padecen. Tener a un piloto como Pedrosa, hambriento ante un nuevo desafío, presionando, como lo ha hecho Johann Zarco -aunque ahora parece que el francés se ha apagado un poco- puede que resulte especialmente valioso.

Hace poco más de dos años, en el anterior proceso de renovaciones y fichajes, en algún momento se llegó a barajar el fichaje de Pedrosa por Yamaha. Hubo opciones reales, muy reales. Tan ciertas que por un momento el acuerdo entre Yamaha y Maverick Viñales se vio entorpecido.

Yamaha-Petronas-Aspar

Ahora la posibilidad de que Pedrosa acabe en Yamaha renace. Pero es una decisión compleja, en una difícil carambola a varias bandas, que implica a un patrocinador como Petronas, a un equipo como el Team Ángel Nieto, la escudería de Jorge Martínez Aspar, y que depende en gran medida de Yamaha. Porque, ¿qué piensa hacer Yamaha con su motos satélite? El tiempo corre en contra del acuerdo, porque la planificación de todo el proceso de producción de las YZR M1 2019 –oficiales y satélites- debe definirse a finales de este mes. Pero hay voluntad entre las partes para llevarlo a cabo.

De hecho, todo estaba más que definido, el proyecto había recibido todas las bendiciones habidas y por haber para centrarlo en Jorge Lorenzo. Hasta que Lorenzo cambió de planes

De momento, salvo cambio de planes –viendo cómo va la vida en este año 2018, todo es posible-, a Dorna no le viene mal que sea la estructura de Aspar la que se convierta en el satélite de Yamaha, porque no entra ninguna nueva formación y no tiene que incrementar su presupuesto de ayudas a equipos satélite. Ahora mismo, Dorna financia el “leasing” de catorce de las 24 motos de la parrilla.

La conflictiva situación del equipo Marc VDS, resuelta amistosamente entre el patrón y el ya exdirector deportivo, le aleja de Yamaha. En su momento era el equipo mejor posicionado para ser el nuevo satélite de la marca, pero la crisis interna lo apartó de la carrera por esas motos, y parece que seguirá con Honda. Uno de los detalles importantes de esta negociación es conocer la duración del acuerdo: saber si es un acuerdo a corto plazo, mientras se espera la tan cacareada llegada del Team VR46 a MotoGP. Si esto realmente llega a suceder, será a cuenta de alguien: Dorna no quiere más de 24 motos en la parrilla.

Motociclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios