JEREZ CAMBIA SU NOMBRE POR EL DE ÁNGEL NIETO

Cuando Ángel Nieto se llevaba a sus rivales de farra antes de una carrera en Jerez

A partir de ahora, desde este GP de España, la denominación oficial de la pista jerezana pasará a ser Circuito de Jerez-Ángel Nieto, en homenaje al '12+1', fallecido en agosto del año pasado

Foto: Ángel Nieto en una imagen de archivo. (Cordon Press).
Ángel Nieto en una imagen de archivo. (Cordon Press).

Ángel Nieto siempre tuvo una relación muy especial con Jerez. Su primera victoria en el Trofeo de la Merced data de 1967, y hasta 1981, fecha de la última edición de esta carrera internacional en circuito urbano, Nieto ganó 17 veces esta prueba. Nadie tiene un palmarés semejante. Ángel recordaba con mucho humor a los aficionados jerezanos: “Cuando ganaba, me decían: "¡Eres el más grande!". Pero si no ganaba, me gritaban: "¡Gelnieto, joputa!"". Y se partía de risa pensando en esos días.

Realmente, para los jerezanos, Nieto fue siempre el más grande. Jerez fue el primer circuito que le dedicó una curva, un viraje que el propio Ángel eligió sobre el plano: “Ésta –dijo, sin dudarlo, señalando un viraje de derechas-. Ésta es importante porque llegará un momento que tendrán que hacer de una sola trazada ésta y la siguiente [Peluqui], y será un punto clave del circuito”. Y allí se levantó un monumental '12+1', que Ángel se encargó de inaugurar el 26 de abril de 1987, el día que Jerez acogió por primera vez un Gran Premio del Mundial.

Ese día, tras la carrera de 80, que culminó con un pleno español en el podio (Aspar, Crivillé y Miralles), Nieto, enfundado en un mono del lesionado Carlos Cardús y sobre la moto del piloto barcelonés, dio una vuelta de honor al circuito escoltado por los hombres del podio y una variopinta caravana de vehículos repleta de federativos, mercachifles y figurantes, que pululaban a su alrededor. Poco le faltó ese día para haber tomado parte en la carrera de 250. Cardús, su piloto, arrastraba una lesión sufrida en Japón cuatro semanas atrás, y su condición física no era buena. El primer impulso de Ángel fue salir él en su lugar. No hacía ni seis meses que se había retirado y todavía latía en él el impulso de la competición. Pero tanto insistió 'el Tiriti' en correr, que Nieto enseguida se olvidó del asunto, aunque Cardús no logró clasificarse para la carrera.

Nieto sólo corrió en una ocasión en el Circuito de Jerez. Fue en la primavera de 1986, en la segunda cita del Nacional, y acabó segundo, tras 'Aspar'. Meses después, ya oficialmente retirado y todavía convaleciente de la lesión sufrida en su carrera de despedida, protagonizó de nuevo en Jerez su último episodio de carreras. Acudió a la última cita del Nacional para estar junto al equipo Derbi en la despedida de la temporada, y aunque ya no se enfundó el mono, vivió el fin de semana de carreras como si fuera un piloto más. Y ajustó cuentas, amistosamente, con Aspar. En su carrera de despedida, Nieto había pedido a los Rabasa, los propietarios de Derbi, que le dijeran a “Aspar” que le dejara ganar. “Que venga a pedírmelo él, y le dejo”, respondió el valenciano. Pero, el orgullo de uno y otro pudo más. No se lo pidió, no hubo concesión, Nieto salió encendido y se cayó.

Nieto sacando a los rivales de farra

En esa última cita del Nacional en Jerez, Aspar, recién proclamado campeón del mundo, se jugaba el título con Herreros. Y Nieto quiso ajustar cuentas con Jorge. “Tú eres campeón del mundo, ahora deja que Champi sea campeón de España”, le dijo Nieto. Pero eso de dejarse ganar no iba con Jorge, y Nieto lo entendió. A cambio le propuso que, en la víspera de la carrera, se fuera con él a celebrar su título mundial por Jerez, y así, tras una noche jerezana, quizás no tendría que dejarse ganar porque puede que no estuviera en condiciones de luchar por la victoria… Aspar accedió; sentía que se lo debía. No era la primera vez que Ángel se llevaba a sus rivales de farra en víspera de una carrera. Los dejaba doblados, y él, al día siguiente, fresco como una lechuga.

Cuando llegó la hora de la carrera, Aspar estaba reventado, no había parado en toda la noche, y se fue directamente al circuito sin dormir. La carrera empezó y no era capaz de seguir a Herreros. Parecía que la 'venganza' de Nieto iba a surtir efecto, pero… A Champi le pudo la tensión y se fue al suelo en la cuarta curva de la primera vuelta, y Aspar ganó cómodamente tras doblegar a Alex Barros.

50 años de victorias españolas

Que ahora esta pista pase a denominarse Circuito de Jerez-Ángel Nieto es un acto de justicia. Y no puede ser más afortunado que este homenaje coincida con el 50ª aniversario de la primera victoria española en el Mundial. Sucedió el 4 de mayo de 1968. Ese día, Salvador Cañellas se encaminaba hacia una sólida tercera posición a lomos de su Bultaco TSS 125 cuando, a falta de seis vueltas para el final de la carrera, la Yamaha de Phil Read se rompió. “Segundo, no está mal”, pensó para sí Cañellas. Dos vueltas después rendía el alma la Yamaha de Bill Ivy, dejando a Cañellas en primera posición.

No era la primera vez que la pugna entre los dos pilotos oficiales de Yamaha había provocado una rotura. Ya habían pasado por eso en Nürburgring dos semanas antes, cuando Ivy en 125 y Read en 250 sufrieron sendas averías por forzar sus motores en la pugna con su compañero. Cañellas fue consciente de que le separaban cuatro vueltas de conseguir un resultado histórico. Pero se mantuvo concentrado en su ritmo de carrera. "Yo, a lo mío: dos minutos por vuelta y ya me dirán algo desde el 'box' con la pizarra", confesó en una ocasión. Y así fue como, sin alterarse, entró en la historia del motociclismo español.

Cañellas fue el primero en ganar, pero igualmente pudo haber sido Ángel Nieto. Una hora antes de que Cañellas venciera, Nieto entró segundo en la carrera de 50 cc. Le separaron 43 centésimas de segundo de Hans Georg Anscheidt, el ganador. Nunca antes un piloto español había estado tan cerca del triunfo. Esa mañana, en Montjuïc, nadie, ni el mayor visionario del mundo, habría sido capaz de imaginar que 50 años después España sería la primera potencia del motociclismo contemporáneo y el segundo país con mayor número de victorias (582) en el Mundial, sólo superado por Italia, que nos lleva 20 años de ventaja.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios