VICTORIA EN EL GP DE LAS AMÉRICAS

El bofetón de realidad de Márquez en el mundial de MotoGP

Marc Márquez volvió a subirse a lo más alto de un podio. Es la primera vez que lo hace esta temporada y llegó en el mejor momento para dejar atrás la polémica con Rossi de Argentina

Foto: Marc Márquez en el Circuito de las Américas. (EFE)
Marc Márquez en el Circuito de las Américas. (EFE)

Ya han quedado atrás los tres primeros Grandes Premios de la temporada, y ¿cuál es la única constante? Marc Márquez y la Honda RC213V, que son el único conjunto que se mantiene delante en todos los circuitos y condiciones. Ha sido la sexta victoria consecutiva de Márquez en COTA, la décima en Estados Unidos desde que llegó a MotoGP. Márquez tiene una comunión completa con esta pista, algo que era absolutamente previsible dado el histórico que arrastraba. Pero haciendo balance de esta primera fase del campeonato, abierta a cualquier tipo de resultado, vemos que ni Ducati ni Yamaha disfrutan de la constancia de Honda, y eso va a marcar la diferencia a lo largo de la temporada.

“Tenía ganas de hablar en pista”, ha dicho Márquez. Y lo hizo, habló en voz alta, dominando con autoridad y haciendo lejano el episodio con Valentino Rossi en el pasado GP de Argentina. Tenía cerca de ocho segundos de ventaja antes de su entrada en meta, donde se levantó para celebrarlo, reivindicándose. Márquez ha devuelto MotoGP a la realidad, por encima de polémicas, reales y forzadas, que son innecesarias. La verdad es que es el mejor colofón a un periplo americano vivido al borde de un ataque de nervios.

“Quería una carrera tranquila y no dar de qué hablar”, comentó Márquez, mientras explicaba que su delicada condición física –arrastra un fuerte catarro- no propiciaba ningún cuerpo a cuerpo, y por eso se escapó en cuanto pudo. Además, el horno tampoco estaba para bollos… Aún así, a pesar de esta exhibición de motociclismo honesto, del motociclismo que todos queremos ver, los pitidos y los abucheos se han dejado oír cuando Marc ha llegado al pie del podio. Nunca lo podré entender.

Yamaha, ¿un paso adelante?

Yamaha tuvo que aplicar una estrategia diferente de cara a la carrera, y sus cuatro pilotos montaron el neumático medio, que les ofrecía mejor agarre que el duro, empleado mayoritariamente por la parrilla. Viñales se mostraba muy satisfecho, recordando el valor de lo aprendido en 2017, cuando se cayó. Ese regreso al podio, tras muchas carreras apartado de él, tiene un gran valor para Viñales porque le devuelve la confianza, una sensación bastante quebradiza para él desde hace bastante tiempo.

Ya en los entrenamientos Viñales se había mostrado con más ritmo y consistencia, pero quedaba la duda de la carrera. De momento ha tenido la primera satisfacción, pero hay que recordar que ha sido un segundo sin opciones a ganar. Hay un aparente paso adelante por parte de Yamaha que hay que confirmar en la estabilidad de las carreras europeas.

Suzuki ha vuelto al podio y en esta ocasión de la mano de Andrea Iannone, que ha sorprendido por su consistencia. Es su primer podio para Suzuki, que poco a poco sigue sumando puntos de concesión para el campeonato. Lleva dos; cuando sume seis perderá las concesiones que disfruta y tendrá que correr en igualdad con los demás fabricantes. Por ahora debe aprovechar al máximo esas concesiones: libertad de entrenamientos entre carreras, motor sin límite de evolución, y dos motores más que el resto de las marcas.

Como en las anteriores carreras, ha habido tres marcas diferentes en el podio: Honda, Yamaha y Suzuki, como en Argentina. En Qatar, Ducati, Honda y Yamaha. Es bueno para el campeonato que haya esta apertura, pero en Austin, Ducati sufrió. Aún así, Andrea Dovizioso ha vuelto al liderato, por un punto, pero sigue líder.

Pedrosa, el héroe

Antes de que la carrera arrancara, Dani Pedrosa no tenía claro si sería capaz de acabar la carrera. Sólo había dado seis vueltas seguidas en las jornadas de entrenamientos, y la carrera tenía veinte. Físicamente es el piloto más pequeño de la categoría, pero ha demostrado ser el más fuerte, con una mentalidad tenaz. En un fin de semana de mucho ruido, de mucho barullo, de palabras cruzadas y discusiones, hemos gastado poco tiempo en hablar de él. Se merece más espacio. Si consigue recuperarse pronto de sus males –arrastraba molestias en la muñeca desde pretemporada y la caída de Argentina terminó de fastidiarle-, Pedrosa demostrará lo que vale.

Ahora que algunos consideran que su posición en Honda está en entredicho, creo que nunca ha podido estar tan firme en su puesto como lo está ahora. Honda tiene a un piloto para luchar por el título, que es Márquez, pero necesita a un piloto de equipo, y ése es Pedrosa.

Dentro de dos semanas el Mundial recalará en Jerez, donde el año pasado las Yamaha sufrieron importantes problemas de tracción, su punto débil. Pero no acudieron a las pruebas en las que sí participaron Honda, Ducati, Aprilia y KTM, así que es de esperar que con el trabajo avanzado por Honda y los demás puede jugar a su favor.

opta

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios