VARIAS ALTERNATIVAS PARA EL FUTURO DE SU EQUIPO

La partida de póker de Aspar en MotoGP para que Ángel Nieto vuelva a ganar carreras

Aspar se debate entre Ducati, Yamaha y Suzuki para su Ángel Nieto Team. La marcha de Tech 3 a KTM a partir de 2019, ha revolucionado a los equipos del Mundial de MotoGP

Foto: Ángel Nieto junto a Jorge Martínez Aspar (Foto: angelnietoteam.com)
Ángel Nieto junto a Jorge Martínez Aspar (Foto: angelnietoteam.com)

Siempre que se produce un cambio, en cualquier ámbito o situación, surge una oportunidad. Jorge Martínez 'Aspar', que hace veinte años colgó el mono y se dedicó a gestionar su propio equipo –aunque ya desde 1992 dirigía su propia formación-, quiere aprovechar las circunstancias actuales para mejorar las condiciones de su escudería en el Mundial de MotoGP. El movimiento producido en el paddock con la ruptura entre el equipo Tech 3 y Yamaha -esta semana ha sido confirmado como nuevo equipo KTM , con material oficial, para las tres próximas campañas-, ha dejado libres dos interesantes motos por las que pugnan varias formaciones. Una de ellas es el Ángel Nieto Team, el equipo de Aspar.

Desde que su equipo se estrenó en el Mundial de MotoGP en 2010, Aspar ha trabajado con diferentes fabricantes. Ha estado vinculado a Ducati en dos etapas distintas: primero en 2010 y 2011, donde la suya fue la mejor moto satélite de la marca, y posteriormente en 2016 regresó a las Ducati Desmosedici, con las que esta temporada volverá a competir su equipo. En 2012 y 2013 trabajó con ART, que es lo mismo que Aprilia, con la que participó dentro de la clase CRT (después se denominaría Open), logrando la victoria en ambas temporadas con Aleix Espargaró, y en 2014 y 2015, confió en las Honda RCV1000R de la clase Open.

Unas motos competitivas en MotoGP

Ahora Aspar se enfrenta a la posibilidad de un nuevo cambio. La salida de escena de Tech 3 deja libre las Yamaha M1 satélite, unas motos claramente competitivas como viene demostrando Johann Zarco. No es el único que mira con interés las Yamaha. Al equipo Marc VDS, que actualmente corre con Honda, donde militan esta temporada los debutantes Franco Morbidelli y Thomas Luthi, también le atraen estas motos, y el equipo Reale Avintia también muestra interés.

Los cierto es que el Ángel Nieto Team se encuentra ante un abanico de posibilidades, no sólo Ducati y Yamaha; también hay una tercera vía: Suzuki. Y con las tres marcas se sentará Aspar a hablar en Losail, la próxima semana, durante el GP de Qatar. Antes de su llegada a MotoGP en 2010 el equipo Aspar estuvo muy cerca de llegar a un acuerdo con Suzuki para gestionar sus motos, pero aquello no fraguó. Desde que se inició la categoría de MotoGP en 2002, la marca japonesa nunca ha tenido un equipo satélite, pero ahora cabe la posibilidad de que amplíe su representación.

Aspar reconoce tener un buen entendimiento con Ducati, pero es inevitable considerar que la formación española no pasa de ser el tercer equipo de la marca: en el equipo Pramac Ducati, Danilo Petrucci trabaja con el mismo material que los pilotos oficiales, y la fábrica italiana ha fichado a Pecco Bagnaia –al que también pretendía Aspar- para 2019, y lo ha integrado en Pramac, demostrando así las prioridades de la marca.

Irse a Yamaha es sin duda la opción más atractiva, pero tiene una pega: su corto recorrido. La fábrica japonesa sólo ofrece un contrato por dos temporadas, hasta 2021, porque ese año llegará a MotoGP el VR46, equipo de Valentino Rossi. Con lo que si Yamaha se pudiera permitir el lujo de tener tres formaciones, ¿cuál ocuparía el tercer puesto, recibiendo por tanto la menor atención? Antes esas perspectivas, si la llegada de Suzuki se confirmara, seguramente podría ser la opción más interesante de todas.

La extraña política de Yamaha

Hay que reconocer que la política deportiva de Yamaha ha sido bastante extraña. Cuando Pol Espargaró corría con Tech 3, era la fábrica la que pagaba la ficha del piloto, pero no le ofrecía material de primer nivel ni tratamiento de piloto de fábrica. Es decir, Espargaró no tuvo el trato que Honda dispensa a Cal Crutchlow en el equipo LCR, donde trabaja con el mismo material que HRC pone a disposición de Márquez y Pedrosa. De hecho, en sus tres temporadas en Yamaha, Espargaró tuvo que pelear en inferioridad, con una moto de la temporada anterior, un motor menos que los demás y con un régimen de giro 800 rpm por debajo del motor de fábrica. Esta imposición no se ha mantenido con la llegada de Zarco, pero tampoco ha recibido ninguna atención especial desde Yamaha.

Además, la perspectiva que contemplaba Tech 3 no era nada esperanzadora, con un horizonte de colaboración de sólo dos años por la llegada del VR46 Racing Team en 2021. Ante eso, el equipo francés, con mucha habilidad, ha cortado las amarras inmediatamente y ha alcanzado un acuerdo por tres temporadas con KTM, que además le ofrece material oficial idéntico al del equipo de fábrica. Esta situación deja a Yamaha en una posición complicada, una posición provocada por el planteamiento de la propia fábrica. Ha recogido lo que ha sembrado. ¿Quién va a querer aceptar un contrato de dos temporadas, por muy atractivas que resulten las Yamaha M1?

¿ómo gestionar la llegada del equipo de Rossi

Mirando más adelante, no tengo la sensación de que la gestión de Yamaha en MotoGP vaya a ser fácil a corto y largo plazo. Cuando llegue el equipo VR46 en 2021, ¿disfrutará del mismo material que el equipo de fábrica, o Rossi se tendrá que conformar con el mismo trato dispensado a Tech 3? Me da que no, ¿verdad? Entonces, ¿aceptará Yamaha la posibilidad de que su equipo de fábrica sea derrotado por su escudería satélite? Honda sufrió esa humillación por parte del Team Gresini en 2004 y 2005, y no se ha vuelto a repetir.

Ante este panorama, se presenta interesante la partida de póker que debe jugar Aspar para tratar de poner el nombre de Ángel Nieto en un podio.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios