ENTREVISTA A Jorge Martínez

Aspar, sobre el Princesa de Asturias que Nieto no ganó: "El jurado no tiene vergüenza"

Amigo íntimo dentro y fuera de la pista de Ángel Nieto, el piloto habla sin tapujos y sentencia taxativo sobre el galardón

Foto: El expiloto y propietario del Aspar Team Jorge Martínez Aspar. (EFE)
El expiloto y propietario del "Aspar Team" Jorge Martínez Aspar. (EFE)

La muerte de Ángel Nieto ha revolucionado a muchos y muy distintos estratos sociales, pero una de las luchas que siempre mantuvo y criticó el 12+1 veces campeón del mundo, y que sigue vigente, fue la injusticia que aseguró se cometió con él por no concederle el Premio Princesa de Asturias.

Jorge Martínez Aspar, amigo íntimo dentro y fuera de la pista de Ángel Nieto, no eludió la respuesta y al ser preguntado por su opinión sobre el jurado del Premio Princesa de Asturias y su actitud ante el campeón español, sentenció taxativo: "No tienen vergüenza".

Aspar, en una entrevista con Juan Antonio Lladós de la Agencia EFE, destacó que "con Ángel Nieto tendría un millón de anécdotas de todos los tipos, muchas porque las he vivido con él y otras muchas que me contó él". El piloto de Alcira puede presumir de ser uno de los pilotos que más y mejor conocía a Ángel Nieto y, además, presumen de ello al asegurar que "sí, no cabe duda".

"La primera vez que vi correr a Ángel fue en 1976 -recuerda Aspar-, yo era un niño y corría en Cullera, y la primera vez que competí contra él fue en el año 1981 en Jerez, en Merca-Jerez, cuando todavía se corría por el mercado y el polígono industrial". "Ya en esa primera carrera tuve una muy buena anécdota con Ángel, pues yo iba dando la vida detrás de Ángel y, evidentemente, para Ángel correr el campeonato de España era, un poco entre comillas, como un entretenimiento, y yo llevaba tres o cuatro vueltas detrás de él dando la vida", narra de aquél momento Aspar.

"Llegó a una frenada y debió pensar 'se va a enterar el niño este', se quedó agachado frenando -en lugar de levantarse, que es lo habitual en las frenadas para aumentar el efecto de la misma-, mientras yo estaba esperando que se levantara, pero no se levantó y me fui contra las balas de paja...", comenta sonriendo Aspar.

"Lo bueno, encima, es que yo estaba en la carpa arreglando la moto, estaba con Ricardo Tormo, y vino Ángel y le preguntó a Tormo ¿dónde esta el niño ese que va contigo?, mientras yo estaba agachado detrás de la moto arreglándola, y me dijo muy serio 'niño, tu no sabes que no puedes ir así, que te vas a hacer daño...", continuó el campeón mundial de Alcira. "Yo pensé, me ha hecho una putada, casi me doy una ostia y encima viene me echa la bronca...", explica jocoso y sin pelos en la lengua Jorge Martínez.

[Ángel Nieto: fotos de la vida de un mito del motor]

Si algo ha destacado todo el mundo que conocía a Ángel Nieto es que era tan buen piloto como persona, por eso Aspar asegura que "es difícil de decir, yo creo que como piloto no era el más rápido y el no tuvo ningún problema en reconocer que era verdad, hablaba de pilotos que él decía que habían sido mucho más rápidos que él, pero luego evidentemente no tenían ni su inteligencia ni su picardía, ni sabían rodearse de lo mejor".

"Ángel, en aquella época, era un superdotado absoluto como piloto, pero sobre todo de cabeza, de saber lo que tenía que hacer en cada momento", incide Aspar. "Se rodeaba de los mejores, sabía ser muy pícaro en las carreras, se estudiaba a los rivales, los ponía nerviosos, les tocaba..., un montón de cosas que se hacían antes que ahora no se hacen", reconoce el piloto de Alcira.

Y, como no podía faltar, a la pregunta de si él jubiló a Ángel Nieto como Valentino Rossi le jubiló a él, Jorge Martínez, una vez más, fue claro "sin duda, sin duda".

"El propio Ángel lo contó, de hecho yo hace poco hablé con Ángel y con Uccio, amigo de Valentino, pues me gustaría hacer un libro de mi vida y de mis historias y la primera hoja, el prólogo del libro, me lo iba a escribir Ángel, porque claro, porque yo llego al mundial en 1986 y gano mi primer título mundial y se retira Ángel Nieto y cuando Valentino Rossi es campeón del mundo por primera vez me retiro yo...", explica Áspar.

"Realmente existen unas condiciones del deporte, unas coincidencias de la vida que son las cosas reales de la vida", anticipa Aspar sin siquiera ser preguntado. "Con Ángel, bueno, anoche, no he podido dormir ni un minuto y me puse a ver una película, una historia suya que dura como una hora y pico, y aún me sigue molestando mucho, porque lo ha contado muchas veces", explica Aspar.

"En la última carrera de su vida me mandó a 'Andreuet' y Santi Rabassa para que yo le dejara ganar aquella última carrera y él lo contaba, y a mí me lo ha dicho en más de una ocasión, pero yo le dije que para eso 'tendrías que haber venido tú', porque estábamos picados, cosas normales, es como si yo en la última carrera le pido a Rossi que me deje ganar y seguro que me habría dicho 'anda espabila chaval', digo yo...", se justifica Aspar al respecto.

"Ahora lo ves y piensas 'ostras porqué no le dejé ganar su última carrera', y no es sólo eso, es que además, en su última carrera, intentando seguirme, se cayó y se rompió el pie, en Calafat en el 86, y la verdad, volvimos a tener otra bronca, tuvimos muchas, pero todas sanas...", recuerda con cariño Jorge.

Sobre esas broncas y nuevamente sin siquiera ser preguntado, con unas ganas terribles de hablar de Nieto, Jorge Martínez recuerda que "una de las primeras fue en Monza, cuando estábamos en el mundial, que él se cayó y creía que yo le había cerrado y es una cosa que he discutido muchísimas veces con él porque las Derbi en aquél momento eran bastante delicadas a nivel motor".

Y, como para aclarar nuevamente aquél momento, Jorge Martínez explica que "al final de la recta de Monza, Paco Tombas -su mecánico- me decía, si ves que al final de la recta el motor va un poco al límite de revoluciones, tira del "starter" (mando de aire con forma de gatillo que había bajo el manillar), pues entonces las motos lo llevaban", recuerda Aspar.

"Entonces yo tiré del aire y el motor hizo un vacío y Ángel, que iba a rueda mía, a rebufo, por no pegarme, me esquivó; era la frenada y claro, él se coló y yo le pase por dentro (gesticula Aspar con sus manos una por delante de la otra), y él al querer rectificar se cayó", continúa Aspar.

"Él siempre dijo que yo lo hice ex profeso, porque era lo que él hacía siempre, él pensaba que yo lo había hecho expresamente, pero os puedo prometer como le dije a él que no fue así", recalcó Aspar, quien para rematar dijo que "no lo hice para fastidiarlo, lo prometo, él sí que tenía picardía para pensar esas cosas".

"Yo, a Ángel, siempre le he tenido un cariño, un respeto y una admiración brutal. Es la verdad. Toda mi vida", remachó Aspar, quien reconoció que "el domingo de Jerez, nos fuimos a cenar con su esposa y la mía con la idea de ficharle para mi equipo, y él me dijo que estaba conmigo para lo que quisiera, pero que quería empezar a dar un paso a un lado y no tener obligaciones"

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios