Es noticia
Menú
La Liga española empieza la temporada igual que terminó la anterior: perdiendo el tiempo
  1. Deportes
  2. Fútbol
TRAS LA PRIMERA JORNADA

La Liga española empieza la temporada igual que terminó la anterior: perdiendo el tiempo

Los datos publicados respecto a la primera jornada revelan que, de nuevo, LaLiga es la competición en la que menos tiempo se juega, en comparación con las otras cinco grandes

Foto: Jesús Gil Manzano, en el Estadio La Cerámica. (EFE/Domenech Castelló)
Jesús Gil Manzano, en el Estadio La Cerámica. (EFE/Domenech Castelló)

"El tiempo no es oro, el oro no vale nada. El tiempo es vida", dijo en su día José Luis Sampedro. Algo parecido manifestó Xavi Hernández el pasado fin de semana, cuando su equipo terminó empatando ante el Rayo Vallecano (0-0) en el Camp Nou. "Estamos haciendo el ridículo", comentó el técnico de Terrassa, en la rueda de prensa posterior al duelo, visiblemente cabreado. Nada nuevo bajo el sol, puesto que se trata de un problema que se lleva anunciando en el fútbol español desde hace varios meses. Ahora, los datos vuelven a refrendar esta idea tras la primera jornada de liga.

Según las primeras estadísticas publicadas por 'Opta', la Liga española encabeza el 'ranking' de menos tiempo jugado durante los partidos, en lo que va de temporada. Pese a que, en España, tan solo se ha disputado la jornada inaugural, otros campeonatos, como el inglés, alemán o francés, ya acumulan dos. La Serie A italiana dio el pistoletazo de salida a la par que nuestra competición. Así pues, los datos no engañan. LaLiga es el campeonato doméstico en el que más minutos se juegan de media (99:22) y en el que, por contra, menos tiempo efectivo se acumula (52:31 minutos). Es decir, durante casi la mitad de los minutos de los partidos, en España, el encuentro está parado. Un dato que preocupa enormemente a ciertos entrenadores, especialmente al del FC Barcelona.

En comparación con las otras cuatro grandes ligas, la diferencia no es demasiado notoria. La Premier League aprovecha 54:39 minutos de los 98:51 que disputa de media en sus partidos. La siguen la Serie A, con 54:18 minutos efectivos de 98:40 totales, la Bundesliga, con 53:19 de 96:59, y la Ligue 1,con 54:19 de 96:27. Las pausas de hidratación han elevado notablemente la duración total de los encuentros, pero los descuentos más largos se terminan traduciendo en mayores pérdidas de tiempo.

Una práctica que se repite

Pese a que estos datos puedan parecer algo anecdótico, lo cierto es que se trata de una tendencia que se arrastra desde la temporada pasada. La Liga española acabó el curso pasado siendo la competición de las cinco grandes en la que menos tiempo se jugaba. Con una media de 53:21 minutos por partido, nuestro campeonato nacional volvió a encabezar la lista de las más grandes, confirmando así una tendencia preocupante en la que, también en el resto de ligas, no se llega a disputar ni una hora de partido.

Foto: Take Kubo, tras marcar su gol al Cádiz. (EFE/Román Ríos)

Respecto a los datos de la campaña 21-22, el país vecino, Francia, volvió a salir bien parado, con 56:18 minutos efectivos, seguido de la Premier League, que no andaba lejos, con 55:07.

¿Existe una solución?

El Confidencial se ha puesto en contacto con Eduardo Iturralde González, exárbitro de Primera División y competiciones europeas durante 17 años. "Yo creo que no es un asunto arbitral. Te lo dice la misma estadística, porque estás descontando más que en las otras ligas y se sigue jugando menos. Por tanto, es un problema de jugadores y entrenadores. Igual se podría amonestar, es cierto, pero entonces habría que estipularlo en el reglamento: por cuánto tiempo perdido, en qué acciones, etcétera", comenta el colegiado vasco para este periódico.

placeholder Iturralde González, durante un encuentro de Primera División. (EFE/Montserrat T. Díez)
Iturralde González, durante un encuentro de Primera División. (EFE/Montserrat T. Díez)

Iturralde, que ha pasado gran parte de su vida en los terrenos de juego, añade otros dos argumentos que no está tan centrados en el debate. "La pérdida de tiempo no implica únicamente la reducción del tiempo efectivo, sino también el hecho de romper el ritmo del partido. Me parece que es un fin doble y se consiguen ambas cosas. Además, los jugadores de deportes de contacto no están preparados para jugar intensamente 80 o 90 minutos de seguido, sin parar. Ahora mismo tenemos pausas de hidratación a los 30 minutos y hasta se han mantenido los cinco cambios", añade.

Sobre una posible solución, propone un consenso entre todos los actores y rechaza la idea del técnico del FC Barcelona. "Lo que propone Xavi es otro deporte. Buscamos soluciones drásticas para problemas que son de cultura deportiva. ¿No sería mejor hablar con los jugadores y entrenadores para preguntarles si ese es el deporte que quieren? Lleguemos entre todos a un acuerdo. Pero, desde luego, jugar a tiempo parado es cambiar el fútbol a otra cosa", concluye Iturralde.

Foto: Raúl de Tomás regatea a Lucas Vázquez en un encuentro de la temporada pasada. (Reuters/Susana Vera)

El modelo de Xavi

Las declaraciones de Xavi tras el partido contra el cuadro rayista no cogen por sorpresa a nadie. En febrero, después de empatar a uno frente al Nápoles en casa, el técnico catalán ya expresó su pensamiento acerca del modelo actual. "Yo haría tiempo efectivo en el fútbol, se acabaría con la simulación, con la pérdida de tiempo y con la trampa. No sé si 30 o 32 minutos de tiempo efectivo, no hay casi ningún deporte en tiempo real. Se acabarían todos los debates y sería más justo. Si has de perder tiempo, ve al córner como el Lobo Carrasco. No es picardía perder tiempo, eso es crápula", comentó el entrenador del FC Barcelona, en rueda de prensa.

Según la teoría de Xavi, y los datos recogidos en este artículo, los partidos de las cinco grandes ligas jugarían más tiempo efectivo. No obstante, esto no lleva implícito un mejor ni, sobre todo, mayor espectáculo. Para muchos, el fútbol se diferencia, precisamente, de otros deportes por el mismo argumento que defiende el de Terrassa. Sin ir más lejos, el fútbol sala se caracteriza por jugar a tiempo parado. Pero la esencia del balompié es otra. De cumplirse la propuesta de Xavi, ¿estaríamos hablando del mismo deporte?

"El tiempo no es oro, el oro no vale nada. El tiempo es vida", dijo en su día José Luis Sampedro. Algo parecido manifestó Xavi Hernández el pasado fin de semana, cuando su equipo terminó empatando ante el Rayo Vallecano (0-0) en el Camp Nou. "Estamos haciendo el ridículo", comentó el técnico de Terrassa, en la rueda de prensa posterior al duelo, visiblemente cabreado. Nada nuevo bajo el sol, puesto que se trata de un problema que se lleva anunciando en el fútbol español desde hace varios meses. Ahora, los datos vuelven a refrendar esta idea tras la primera jornada de liga.

Arbitraje
El redactor recomienda