Es noticia
Menú
El futuro "impredecible" de Davide Ancelotti, el mejor e íntimo consejero de Carletto
  1. Deportes
  2. Fútbol
Benito Floro comenta la situación

El futuro "impredecible" de Davide Ancelotti, el mejor e íntimo consejero de Carletto

Carletto ha confirmado que dejará los banquillos tras esta etapa en el Real Madrid. Su segundo es Davide Ancelotti, su hijo, cuyo futuro como entrenador de élite es incierto

Foto: Carlo y Davide Ancelotti, en la visita del Madrid al Metropolitano. (EFE/Ballesteros)
Carlo y Davide Ancelotti, en la visita del Madrid al Metropolitano. (EFE/Ballesteros)

Davide Ancelotti es un miembro muy valorado en el cuerpo técnico de su padre, Carlo. También en las altas esferas del Real Madrid, donde lo ven como un profesional íntegro y muy volcado en su trabajo (trabaja a veces 12 horas diarias en Valdebebas). En 2013, en la primera etapa de su progenitor en la capital de España, fue ayudante del preparador físico. Sin embargo, en esta segunda, ya acumulaba años de experiencia a la sombra de Carletto en el Bayern de Múnich, Everton y Nápoles.

El hijo de Carletto llegó hasta el filial del Milan y luego probó fortuna en la Serie D, pero su carrera como jugador no tuvo más episodios. Como técnico, se estrenó en la cantera del PSG y más tarde lo incorporó su padre a su staff. Una convivencia "de ayuda y de apoyo", según comenta a El Confidencial Benito Floro, exentrenador del Real Madrid, quien mantuvo una relación profesional similar junto a su hijo dirigiendo a Canadá. Su figura ha cobrado protagonismo en este inicio de LaLiga, sobre todo después de que fuera Davide quien aleccionó a su padre para introducir a David Alaba antes de tiempo ante el Almería. El italiano aconsejó a Carlo la entrada prematura del austriaco al ver la posición idónea de la falta, que acabaría significando el gol de la victoria ante el Almería.

Las pocas veces que han sido públicos los entrenamientos del Real Madrid se ha visto a un Davide dirigiendo los ejercicios con vehemencia. Con una intensidad que parecía que los papeles entre su padre y él estaban intercambiados. Así lo ve Floro: "El peso de un segundo en un cuerpo técnico es bastante si tiene buen conocimiento de lo que necesita el entrenador y el juego del equipo".

placeholder Padre e hijo en el banquillo del Bernabéu. (Reuters/Vincent West)
Padre e hijo en el banquillo del Bernabéu. (Reuters/Vincent West)

Respetar los papeles

Los vestuarios son lugares en los que abunda el ego, en muchas ocasiones. Normalmente, se dan en los jugadores, aunque ha habido ocasiones en las que los segundos han querido ser primeros. Como diría Alfonso Guerra, "son buenos números dos los que no quieren ser números uno". Un ejemplo de relación que acabó como el rosario de la aurora fueron Ángel Cappa y Jorge Valdano. "La lucha de egos se da en todos los grupos humanos. No obstante, en el fútbol no suele darse, salvo que el segundo quiera subirse a la parra", aclara Floro.

Su padre ha confirmado que tras esta etapa en el Madrid dejará los banquillos. Carletto ha pasado por Parma, Juventus, Milan, Chelsea, PSG, Nápoles, Bayern de Múnich, Everton y los blancos durante sus más de 25 años como entrenador. El futuro de su hijo, aún sin la licencia UEFA Pro, es una incógnita. Según Floro, es "impredecible". "Tener un segundo sin experiencia es igual de poco recomendable que un primero. Eso, sin embargo, no lo hace nadie. Como tampoco lo hace un redactor de periódico con otro cuyo bagaje sea escaso".

Los idiomas es otro de los puntos fuertes de Davide. Habla alemán, español, inglés, italiano y francés, lo que facilita la adaptación a los vestuarios. Y la comunicación con los jugadores, la mayoría de diferentes nacionalidades. En la Premier League, se convirtió en el segundo entrenador más joven de la historia de la competición.

placeholder Davide y Carletto, en su etapa en el Nápoles. (EFE/Yoan Valat)
Davide y Carletto, en su etapa en el Nápoles. (EFE/Yoan Valat)

Un beneficio recíproco

Davide no ha sido jugador profesional, un filtro que en muchas ocasiones se ve como un hándicap en el currículum de un entrenador. Floro, en cambio, discrepa con este argumento: "Hay muchos aficionados que saben mucho de fútbol. Quizá tanto como el entrenador en muchas facetas del juego". El exentrenador de 'El Queso Mecánico' vivió una situación parecida a la de Davide y Carletto. Cuando fue seleccionador de Canadá, tuvo como segundo a su hijo. "Ojalá lo hubiese tenido en otros equipos". Los Ancelotti, en cambio, ya acumulan seis años juntos en los banquillos. Y parece que la ayuda y el beneficio es recíproco.

Davide Ancelotti es un miembro muy valorado en el cuerpo técnico de su padre, Carlo. También en las altas esferas del Real Madrid, donde lo ven como un profesional íntegro y muy volcado en su trabajo (trabaja a veces 12 horas diarias en Valdebebas). En 2013, en la primera etapa de su progenitor en la capital de España, fue ayudante del preparador físico. Sin embargo, en esta segunda, ya acumulaba años de experiencia a la sombra de Carletto en el Bayern de Múnich, Everton y Nápoles.

Real Madrid
El redactor recomienda