Es noticia
Menú
Kubo ya sigue los pasos de Odegaard en una Real que esta vez no hará el primo con el Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL JAPONÉS BRILLA EN SU DEBUT

Kubo ya sigue los pasos de Odegaard en una Real que esta vez no hará el primo con el Madrid

A Take le bastó su primer partido a las órdenes de Imanol para recordar el gran rendimiento que ofreció el noruego, aunque esta vez el club donostiarra lo tiene fichado y no solo cedido

Foto: Take Kubo, tras marcar su gol al Cádiz. (EFE/Román Ríos)
Take Kubo, tras marcar su gol al Cádiz. (EFE/Román Ríos)

Take... away (comida para llevar). Así, con un gol de Take Kubo (Kawasaki, 2001) se llevó la Real Sociedad a casa los tres puntos de su estreno liguero en Cádiz. El japonés, fichado este verano al Real Madrid por 6 millones de euros, no pudo tener mejor debut, pues, además del tanto que a la postre supuso la victoria de su equipo, realizó un partido muy completo. Situado como segundo punta junto a Isak, con libertad de movimientos por delante de Zubimendi, Brais Méndez, Mikel Merino y David Silva, pero en todo momento conectado al juego de su equipo, Kubo fue merecidamente elegido MVP del partido.

"Aparte del gol, lo que más me gustó de Take fue su trabajo", comentó Imanol Alguacil al término del encuentro este domingo disputado en el Estadio Nuevo Mirandilla. "Está muy implicado desde el primer día que llegó y se ha adaptado rapidísimo. No sé si me conocía, pero es como si llevara tres años con nosotros", destacó el técnico oriotarra, para de este modo poner en valor lo pronto que Kubo se ha integrado en un equipo en el que todos juegan para todos, de ahí que no haya que olvidar que "está rodeado de grandes jugadores", como quiso recordar el mencionado Imanol.

Foto: Kubo, en un partido con el Mallorca. (EFE/Juanjo Martín)

Y esta es sin duda una de claves para que el joven futbolista japonés logre en la Real, lo que no ha podido hacer desde que hace tres años llegó al Real Madrid y ha jugado cedido en Mallorca, Villarreal y Getafe. Que la confianza de su entrenador venga acompañada por una idea clara de lo que se quiere de él. De hecho, el técnico de la Real añadió sobre Take que "me gusta de todas las maneras, por dentro, por fuera y, si hay algo bueno, es que tenemos mucha calidad arriba y, dependiendo de lo que haga el rival, que el equipo entienda lo que hay que hacer, haciendo muchas cosas bien".

"No podía ser mejor mi debut en un partido oficial con la Real, con un gol que ayuda al equipo a sacar los tres puntos", destacó el propio Take, quien controló el balón con la pierna izquierda y batió a Ledesma con la derecha. Eso sí, el japonés no tuvo ningún reparo en destacar que "más de medio gol es de Mikel Merino. Fue un pase de locos, me dio tranquilidad, tuve tiempo hasta de mirar al portero". La magistral asistencia del centrocampista navarro vino precedida de un robo del gallego Brais Méndez, otras de las incorporaciones que la Real ha hecho esta temporada.

placeholder Kubo es felicitado por todos sus compañeros tras marcar el 0-1. (EFE/ Román Ríos)
Kubo es felicitado por todos sus compañeros tras marcar el 0-1. (EFE/ Román Ríos)

Un joven japonés en Zubieta

Como todavía suele pasar, el fichaje de Kubo, junto al del gallego y el del francés Mohamed-Ali Cho, generaron algunas reticencias entre quienes siguen sin entender que el modelo del club donostiarra sigue siendo Zubieta. De hecho, cuatro canteranos como Aritz Elustondo, Zubeldia, Le Normand y Zubimendi fueron titulares en Cádiz, y a ellos hay que sumarles a Illarramendi, Barrenetxea, Karrikaburu y Aihen, quienes en la segunda parte entraron por Merino, Silva, el propio Kubo y Diego Rico, de ahí que la Real acabara el partido con ocho jugadores salidos de Zubieta, a la espera, cómo no, de la vuelta del capitán e indiscutible Mikel Oyarzabal.

Volviendo al gran rendimiento ofrecido por Kubo en su debut, cabe recordar que la pasada temporada, la segunda que jugó con el Mallorca, realizó 48 remates y solo marcó un gol, tantos como en la Real en un solo partido. "Creo que este año va a ser diferente, porque todo el verano estuve trabajando el remate", explicó el ex jugador del Real Madrid. "El míster me aprieta mucho, eso es bueno, y quiero darle las gracias por confiar en mí en la primera jornada", añadió Take, quien tiene en el también ex madridista Martin Odegaard un modelo en el que fijarse, por todo lo que creció en la Real, encajando como un jugador más de la cantera.

placeholder Odegaard celebra un gol con la Real. (EFE/Juan Herrero)
Odegaard celebra un gol con la Real. (EFE/Juan Herrero)

Evitar otro caso como el de Odegaard

Claro que, aunque en un principio hubo algunas dudas sobre las condiciones de su traspaso, desde el club donostiarra aseguran tener el poder de decisión total sobre el futuro de Kubo, quien firmó un contrato hasta 2027, con una cláusula de rescisión de 60 millones. Es decir, nada que ver con el caso de 'Martintxo' Odegaard, quien iba a ser cedido al equipo txuri urdin por dos temporadas, pero finalmente solo lo fue por una y acabó volviendo al Real Madrid para fichar por el Arsenal. Además del cien por cien de sus derechos federativos, si en algún momento la Real decidiera acordar con otro equipo el traspaso del japonés, sólo se lo tendría que informar al Real Madrid, sin necesidad de que éste dé luz verde a la operación.

Foto: Odegaard, con Isak al fondo, celebra su gol al Mirandés en la semifinales de la Copa. (EFE)

Ahora bien, lo que sí se ha reservado el club que preside Florentino Pérez es el 50% de la plusvalía de una posible venta, de manera que el Real Madrid cobraría la mitad del dinero por el que la Real vendiera a Kubo, después de restar los seis millones que ya ha ingresado por su traspaso. Además de estar informado de cualquier oferta que en Anoeta puedan recibir por Kubo, en el Bernabéu también se han guardado el derecho a igualarla. Aunque solo ha sido su primer partido, es evidente que algo tiene el japonés cuando el Madrid no ha querido desprenderse completamente de él... y la Real no ha querido volver a hacer el primo como con 'Martintxo'.

Take... away (comida para llevar). Así, con un gol de Take Kubo (Kawasaki, 2001) se llevó la Real Sociedad a casa los tres puntos de su estreno liguero en Cádiz. El japonés, fichado este verano al Real Madrid por 6 millones de euros, no pudo tener mejor debut, pues, además del tanto que a la postre supuso la victoria de su equipo, realizó un partido muy completo. Situado como segundo punta junto a Isak, con libertad de movimientos por delante de Zubimendi, Brais Méndez, Mikel Merino y David Silva, pero en todo momento conectado al juego de su equipo, Kubo fue merecidamente elegido MVP del partido.

Florentino Pérez Cádiz David Silva Japón