Es noticia
Menú
Negocio al Kubo del Real Madrid: 6 millones, 50% de su posible venta y la opción de recuperarle
  1. Deportes
  2. Fútbol
LA REAL NO QUERÍA AL JAPONÉS CEDIDO

Negocio al Kubo del Real Madrid: 6 millones, 50% de su posible venta y la opción de recuperarle

La gran promesa nipona, sin sitio en el equipo de Ancelotti, es traspasada a la Real Sociedad por el empeño de su director deportivo y Florentino Pérez cierra una operación triplemente redonda

Foto: Kubo, en un partido con el Mallorca. (EFE/Juanjo Martín)
Kubo, en un partido con el Mallorca. (EFE/Juanjo Martín)

Se acabó el culebrón. A la espera de que ambos clubes lo hagan oficial, finalmente el director deportivo de la Real Sociedad, Roberto Olabe, se saldrá con la suya de tener a Takefusa Kubo (Kawasaki, Japón, 2001) en Zubieta. Y no de prestado, sino traspasado. Aunque también el Real Madrid ha logrado no desprenderse del japonés, al que debía encontrar un nuevo destino. Para ello, el acuerdo alcanzado ha sido que la Real pague al Madrid seis millones por el cincuenta por ciento del pase de un futbolista que firmará por cinco temporadas, es decir, hasta 2027, y se unirá así a los fichajes del francés Mohamed Ali Cho y el gallego Brais Méndez.

Foto: Ancelotti celebra la Champions con sus jugadores. (Twitter)

El club que preside Florentino Pérez pretendía que Kubo volviera a salir cedido, como hizo anteriormente al Mallorca, Villarreal, Getafe y de nuevo Mallorca. Sin embargo, la Real no estaba dispuesta a repetir lo que sucedió con Martin Odegaard, con quien se acordó una cesión por dos temporadas, pero solo estuvo una, en la que el noruego pudo exhibir todas sus virtudes, para la siguiente regresar al Bernabéu y en el mercado de invierno acabar siendo traspasado al Arsenal por una cantidad inasumible por el club que preside Jokin Aperribay.

Aunque Olabe tiene al jugador que quiere, la operación se antoja redonda para el Real Madrid, ya que, además de la mitad de los ingresos de una posible venta de Kubo, tendrá la posibilidad de repescarle durante los próximos cinco años, para lo cual, según Noticias de Gipuzkoa, tendría que abonar más de 10 millones. Un buen negocio, toda vez que su cláusula de rescisión rondará los 60. Es decir, que si el japonés explota en la Real, difícilmente el club donostiarra podrá mantenerle, ya sea porque el Madrid lo recupera por un poco más de lo ahora pagado o porque le interesa hacer una buena operación de la que la Real solo vería la mitad.

placeholder Kubo, en un entrenamiento reciente con el Madrid. (EFE/Antonio Villalba)
Kubo, en un entrenamiento reciente con el Madrid. (EFE/Antonio Villalba)

El mencionado diario informó que Kubo no quiso viajar a Estados Unidos con el equipo que dirige Carlo Ancelotti, en el que, con las plazas de extracomunitarios cubiertas por Vinicius, Militao y Rodrygo, no tiene opciones de jugar. Es por ello que el nipón quería y quiere recalar cuanto antes en la Real. De hecho, tenía previsto viajar este mismo fin de semana a San Sebastián, pero un proceso febril le ha obligado a cambiar de planes.

Takefusa Kubo, que el pasado 4 de junio cumplió 21 años y suma 18 partidos con la selección absoluta de Japón, llegó al Real Madrid en julio de 2019 y tenía contrato hasta junio de 2024. Aunque con tan solo once años estuvo en las categorías inferiores del FC Barcelona, tuvo que regresar a su país tras la sanción de la FIFA al club catalán. Después de un año sin jugar, en 2015 lo volvió a hacer en el Tokio FC, de donde el Real Madrid lo fichó por dos millones de euros.

En su primera temporada como madridista fue cedido al Mallorca. Regresó a Valdebebas, pero volvió a ser cedido, en esta ocasión al Villarreal, donde jugó 19 partidos y solo estuvo hasta enero de 2021, cuando probó suerte en el Getafe, con el que disputó 18 encuentros. El verano pasado, volvió al Mallorca, con el que suma un total de 66 partidos. En total, Kubo lleva 93 partidos de Liga, con 6 goles y 7 asistencias.

placeholder El director de fútbol de la Real Sociedad, Roberto Olabe. (EFE/Javier Etxezarreta)
El director de fútbol de la Real Sociedad, Roberto Olabe. (EFE/Javier Etxezarreta)

El inevitable recuerdo de Lee Chun Soo

La llegada a la Real del primer jugador japonés de su historia recuerda inevitablemente a la de Lee Chun Soo. Sobre todo porque también fue Roberto Olabe quien avaló su contratación. Fue en el verano de 2003 y, sin duda, supuso el mayor fracaso del gazteiztarra. El surcoreano llegó como una estrella y prueba de ello fue la repercusión mediática que el fichaje tuvo en su país. Sin embargo, el llamado 'Beckham coreano' no cuajó, como tampoco lo hizo la temporada siguiente en el Numancia, donde fue cedido, de ahí que dos años después acabara siendo traspasado al Ulsan Hyundai.

"Era muy joven y también mi primera experiencia fuera de mi país. Podría haber dado un poco más, pero no estaba preparado para ese salto”, confesó el surcoreano en una visita a Zubieta años después. Al igual que sucederá ahora con el de Kubo en Japón, su llegada fue un boom en Corea del Sur. A pesar de tener un año menos que Lee Chun Soo, la diferencia es que el japonés ya tiene experiencia en España.

Foto: Odegaard, con Isak al fondo, celebra su gol al Mirandés en la semifinales de la Copa. (EFE)

Aunque de momento no haya demostrado lo que tanto prometía, de ahí lo poco que su llegada ilusiona a la afición de la Real, y su tirón mediático siempre deba considerarse como algo secundario, veremos si su fichaje por la Real le sirve para explotar deportivamente, pues económicamente está claro que el que lo hará será el Real Madrid. Es lo que tiene llevarse bien con Florentino, quien en este caso puede decirse que ha hecho un negocio al Kubo...

Se acabó el culebrón. A la espera de que ambos clubes lo hagan oficial, finalmente el director deportivo de la Real Sociedad, Roberto Olabe, se saldrá con la suya de tener a Takefusa Kubo (Kawasaki, Japón, 2001) en Zubieta. Y no de prestado, sino traspasado. Aunque también el Real Madrid ha logrado no desprenderse del japonés, al que debía encontrar un nuevo destino. Para ello, el acuerdo alcanzado ha sido que la Real pague al Madrid seis millones por el cincuenta por ciento del pase de un futbolista que firmará por cinco temporadas, es decir, hasta 2027, y se unirá así a los fichajes del francés Mohamed Ali Cho y el gallego Brais Méndez.

Florentino Pérez Venta Vinicius Junior Rodrygo