bale y benzema no acabaron el partido

Con Asensio y Vinicius se le cayó la dentadura postiza al Madrid en el derbi

Empate a cero en el derbi con un Real Madrid que acabó el partido con Asensio y Vinicius. Bale, lesionado, y Benzema sustituido confirman que la pegada es blanda

Foto: Marco Asensio falló un claro mano a mano ante Oblak. (Miguel J. Berrocal)
Marco Asensio falló un claro mano a mano ante Oblak. (Miguel J. Berrocal)

El Real Madrid acabó el derbi (0-0) con Marco Asensio y Vinicius como apuesta ofensiva. Con un chaval de 22 años y otro de 18 años pretendió Lopetegui hacerle daño a un equipo que tiene acero con un descomunal Giménez, Godín y Thomas como refuerzo en el último tramo de la segunda parte. Así es imposible que el Madrid pueda ganar al Atlético de Madrid ni a otro grande que se le ponga por medio y ya van unos cuantos equipos ‘gordos’ con los que se ha estrellado esta temporada. Si los argumentos para intentar hacer daño al equipo de Simeone son Asensio y Vinicius como puntas de lanza, realmente Julen Lopetegui tiene un grave problema.

En el banquillo se quedó sin salir Mariano, en el descanso se marchó lesionado Gareth Bale -problemas en el aductor derecho- y en el minuto 87 fue sustituido Benzema. El francés duró demasiado en el campo, pero no se libró del cambio ni de los pitos del Bernabéu. Sólo una ocasión de peligro se le contabiliza siendo generosos. En la primera parte buscó un remate y poco más. Benzema es lo que es. Un delantero que juega más por fuera del área, capaz de inventar pases y hacer algunas maravillas cuando está lejos de la portería. Pero cuando está ahí, en la boca del gol, se le cae la dentadura postiza.

El Real Madrid tiene un problemón con la delantera. Sigue siendo inevitable no acordarse de Cristiano Ronaldo en este tipo de partidos en los que es incapaz de crear un buen chorro de ocasiones de gol, tener más efectividad e intimidar. Desde luego que esto no lo va a conseguir si el entrenador se piensa que la solución pasa por Marco Asensio y Vinicius. Bastante tienen los chavales para que les pongan la presión de tener que ganar un derbi. La pegada del Madrid tiene una caries importante. Está enferma por algún tipo de bacteria que apareció este verano cuando se dio vía libre a la venta de Cristiano Ronaldo y se quiso poner un empaste con el fichaje en el último momento de Mariano.

En los tres últimos partidos el equipo de Lopetegui ha hecho un gol. El de Asensio al Espanyol. Ninguno al Sevilla ni al Atlético. Los aficionados madridistas más pesimistas se marcharán preocupados por comprobar que la temporada pasada y no hace mucho tiempo se sacaba pecho por tener a Bale, Benzema y Cristiano -la ‘BBC’- y en el primer derbi de Liga sin el portugués tampoco acaban el partido el galés ni el francés. Una ruina, dirán. Los más optimistas se seguirán agarrando a la brillante victoria contra la Roma en el Bernabéu, aunque ya se empiezan a acumular las decepciones.

El garrafal fallo de Asensio

A Vinicius poco se le puede pedir porque Lopetegui hizo un cambio extraño. Le dio cinco minutos y no se sabe qué buscó con hacer debutar al chico en un partido de altísimo nivel en el Bernabéu. Tan pronto le manda al Castilla como le pide que sea la solución de emergencia. No tiene sentido. Hay que poner más el foco en el fallo que tuvo Marco Asensio -minuto 65- en un mano a mano con Oblak. Ese tipo de ocasiones no las puede desperdiciar un futbolista que ha hecho goles maravillosos y ya tiene el rol de titular. Ahí tuvo la victoria el equipo blanco, pero Asensio erró una ocasión que seguirá lamentando un largo tiempo. Lopetegui se tiró de los pelos. Hasta pataleó.

El empate a cero no es ni bueno ni malo para Real Madrid y Atlético de Madrid después del sorprendente empate del Barcelona en casa ante el Athletic. Es un resultado que le viene mejor al Atlético porque jugaba de visitante, aunque a Simeone le salió la vena conformista cuando quitó a Diego Costa para meter a Thomas minutos después del fallo de Asensio. El cero a cero es oro para el Cholo. A Lopetegui le deja frío porque sigue sin ganar a un grande y ya se ha enfrentado dos veces al Atlético. Puede dar gracias el Madrid de dos buenas intervenciones de Courtois en el primer tiempo. Una a Griezmann y otra Costa. Decisivos el belga. Como lo fue Oblak en la ocasión de Asensio. En cuanto a juego, el derbi no es para tirar cohetes porque faltó más ambición por ambos bandos.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios