El liverpool elimina al city (1-2)

El desastre de Guardiola en la Champions: quinto KO desde que salió del Barça

Desde que dejó el banquillo culé, donde ganó dos, tiene atravesada esta competición. Falló en los tres años del Bayern y en los dos del City lleva gastado un dineral en fichajes

Pep Guardiola no puede acabar de peor manera en la Champions. Eliminado, expulsado y con otra derrota ante el equipo de Klopp (1-2). El Manchester City no fue capaz de remontar ni ganar al Liverpool después de una buena primera parte y bajar los brazos en la segunda. Pero la imagen de la derrota la personifica Guardiola. Expulsado por el árbitro español Mateu Lahoz por encararse, a pie de campo, al pitar el final del primer tiempo. Pep recriminó con aspavientos, alterado y gritos un gol anulado a Sané. "Le dije que era un gol legal. Que no había fuera de juego. No le insulté. Conozco a Mateu de España. Le gusta ser diferente en sus decisiones y es especial. En esta competición los equipos son tan similares que la influencia de las decisiones del árbitro son muy importantes", justificó después con un ataque al colegiado. La estampa en la grada, en la segunda parte, abatido y pensativo, refleja un nuevo fracaso.

Guardiola se lleva un nuevo revés en la mejor competición de clubes del mundo para completar un ciclo de tortazos que ya dura cinco temporadas. El guantazo se lo ha llevado ahora del Liverpool con la eliminación en cuartos de final ante la dificultad de remontar el 3-0 de Anfield. Batacazo que se une al de su primera temporada en el Manchester City con el KO ante el Mónaco, en octavos de final, y los tres como técnico del Bayern de Múnich, ante equipos españoles (Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid) en las semifinales. Cinco duras derrotas para un entrenador que alcanzó la cima en el Barcelona con sus dos Champions (2009 y 2011) en los cuatro años que estuvo en el banquillo culé. Algo que alimenta la sospecha de los que desinflan o desmitifican el 'guardiolismo' y justifican esos dos títulos por tener en el campo, sobre todo, a Messi.

Al de Sampedor le persigue una maldición en la Champions que le está costando bastante cara, a pesar de que afirme que estas derrotas sirven para aprender, mejorar y seguir intentándolo. El gasto realizado en estos últimos cinco años por Bayern de Múnich y Manchester City ha sido, principalmente en el caso del equipo alemán, para apostar por ganar la Liga de Campeones con el entrenador que está catalogado como un ganador. No ha podido ser. El fuerte desembolso no le ha llegado para armar unas plantillas que tuvieran el suficiente nivel competitivo como para plantarse, al menos, en una final. Hay que hacer un buen análisis de los fallos tácticos y técnicos, que corresponden exclusivamente a Guardiola, y del dineral invertido en fichajes. De lo primero tenemos claro que Pep no va a cambiar porque tiene un estilo marcado y, pese a que sus críticos puedan ver que es frágil o asume muchos riesgos como en partidos como el 3-0 de Anfield, es innegociable.

Guardiola, en la grada tras su expulsión con cara de resignación. (EFE)
Guardiola, en la grada tras su expulsión con cara de resignación. (EFE)

Un dineral en fichajes

Detrás de estos cinco batacazos hay una fortuna de millones. En su etapa de tres años en el Bayern de Múnich, invirtió 203,9 millones de euros para conseguir el objetivo de la Champions. Una cantidad superada con creces en las dos temporadas que lleva en el Manchester City, donde la cifra se va hasta los 526 millones de euros desde que fichó en 2016. Llama la atención que la apuesta en los mercados de verano e invierno de esta temporada haya sido para fortalecer la defensa, con un gasto de 248,5 millones de euros, y tampoco haya sido la solución a los problemas. Laporte (70 millones), Mendy (57,5), Walker (51), Ederson (40) y Danilo (30) son refuerzos defensivos que no han servido para llegar más lejos en esta Champions. 313 millones de euros es el gasto del City en fichajes esta temporada para alcanzar la Premier, que está a punto de caramelo. Pero ver cómo se ha vuelto a escapar el objetivo de estar en la final de Kiev es un varapalo.

La ruina del Manchester City en Europa confirma el fracaso del modelo de club que apuesta por el talonario como fórmula para conseguir la Champions. Al descalabro del City hay que sumar los del Manchester United, Chelsea y Paris Saint Germain. El equipo de Mourinho cayó ante el Sevilla con una plantilla que cuenta con Pogba (105 millones), Lukaku (85) o Matic (45). El Chelsea de Conte fue eliminado por el Barcelona y de nada han servido sus fichajes: Morata (80 millones), Bakayoko (40) o Drinkwater (35). Mención aparte merece el PSG, que rompió el mercado con Neymar (222 millones de euros) y Mbappé (180). Es la desgracia de los nuevos ricos en la Champions.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios