Champions League: Iniesta, la oferta de China y su ¿última vez? donde empezó todo
UN CHELSEA - BARCELONA MUY ESPECIAL

Iniesta, la oferta de China y su ¿última vez? donde empezó todo

Iniesta regresa al campo del Chelsea, donde hace 9 años el FC Barcelona comenzó a escribir una etapa brillante que aún perdura. Podría ser la última vez que pise ese estadio talismán

Foto: El 6 de mayo de 2009, Iniesta marcó en Stamford Bridge el gol que le dio al Barcelona el pase a la final de Champions. (EFE)
El 6 de mayo de 2009, Iniesta marcó en Stamford Bridge el gol que le dio al Barcelona el pase a la final de Champions. (EFE)

Si se encuentran a un aficionado del Barça que no les sepa decir dónde estaba, con quién y hasta cómo iba vestido el día del ‘iniestazo’ en Stamford Bridge, duden: no es un culé de verdad. Porque aquel 6 de mayo del 2009 está grabado en la memoria azulgrana como una de las noches más gloriosas e inolvidables del barcelonismo. Era el primer año de Pep Guardiola en el banquillo y cuatro días después del 2-6 en el Bernabéu se jugaban el pase a la final de Roma después de un 0-0 en el Camp Nou. Essien adelantó al Chelsea, el Barça se quedó con diez por la expulsión de Abidal, el árbitro Ovrebo cometió errores de bulto y, cuando todo parecía perdido, a los dos minutos del tiempo añadido, un derechazo de Iniesta se coló por la escuadra de la portería de Petr Cech. El resto es historia: el primer triplete de la historia del club azulgrana. Y con Iniesta empezó todo.

Han pasado casi nueve años desde entonces y el manchego volverá a un campo que le sigue recordando que en el fútbol todo es posible y donde comenzó su leyenda antes de pasar a la historia del fútbol español por su gol en la prórroga de la final del Mundial de Sudáfrica un año después. Stamford Bridge no es un estadio más para él, no puede serlo. Este martes regresa sin urgencias, maduro y sereno, con la mochila llena de éxitos, pero también con no pocos sinsabores. A sus 33 años ha vivido lo mejor y lo peor y ahí sigue, siendo una referencia. Son octavos de final, quedará la vuelta en el Camp Nou y no hay ni por asomo el ambiente efervescente de entonces, pero persiste la certeza de que si el Barça de Ernesto Valverde quiere repetir el hito del triplete en su primera campaña al frente del equipo, Iniesta le hará mucha falta. El Txingurri lo sabe y desde que llegó se ha encargado de darle los galones que quedaron tan desteñidos tras la última temporada de Luis Enrique que el de Fuentealbilla estuvo a punto de hacer las maletas y decir adiós al club de su vida. Ahora es un fijo en el once y se le dosifica con mimo en las segundas partes para evitar lesiones, pero cuando llega un partido importante como este ya se sabe que Iniesta estará.

Coutinho no cambia el guion

Tras dos empates consecutivos frente al Espanyol y el Getafe (donde fue suplente tras lograr el pase en Mestalla a la final de Copa), el Barça las pasó canutas para conseguir los tres puntos en Ipurua, donde Iniesta no brilló especialmente ahogado por la presión y el ritmo frenético que impuso el Eibar, pero el Txingurri no dudó pensando en el Chelsa y siguió con su guion: Iniesta titular y la última media hora para Coutinho. El brasileño no puede disputar la Champions, así que hubiera sido práctico que jugara de titular, pero no; si el partido es importante, juega Iniesta. Da igual que Coutinho sea el fichaje más caro de la historia del club, lo que digan o dejen de decir. Valverde sospecha que si quiere tener éxito, si pretende que el triplete continúe siendo una opción, el manchego debe estar sí o sí. No es ahora el momento de cambiar un guion que está siguiendo al dedillo desde que comenzó la temporada y tuvo que sobreponerse a las primeras de cambio al revolcón que le dio el Real Madrid en la Supercopa.

Iniesta es un jugador clave para Valverde y así lo ha hecho constar. No se trata sólo de historia, que también, ni de ser respetuoso con uno de los guardianes de las esencias del Barça más exitoso de la historia, que también, sino de apostar por un futbolista que le encanta y en el que confía ciegamente. "Es un seguro para nosotros, un jugador diferente que infunde respeto y temor a los rivales y que tiene una gran impronta en el vestuario”, dijo de él por ejemplo el día antes de visitar el Santiago Bernabéu. En Liga sólo ha sido suplente, además de ante el Getafe, frente a Las Palmas y la Real Sociedad.

Puede ser su adiós a Stamford Bridge

De aquel Barça del triplete de Guardiola, de aquella noche inolvidable en Stamford Bridge, el manchego es uno de los cuatro supervivientes junto a Messi, Busquets y Piqué y el único que tiene firmado un contrato vitalicio con el Barça. Sin embargo, también es el único que podría disputar su último Chelsea-Barça en Londres. Se sabe que tiene una oferta millonaria de un equipo chino y que no tiene nada decidido, que dejará pasar los días y no tiene prisa alguna porque su futuro está asegurado en el club azulgrana, pero que para seguir necesita sentirse importante. Por ahora lo es y Valverde no se plantea su marcha; bastante tiene con el día a día, el partido a partido y por ahora el siguiente es el de Stamford Bridge, un estadio que está ya ligado al nombre de Andrés Iniesta. “Son momentos que quedarán siempre: tener la oportunidad de hacer feliz a la gente que te quiere es algo maravilloso”, resumía el jugador en su libro ‘La jugada de mi vida’ sus sensaciones de aquel 6 de mayo del 2009.

Iniesta tendrá una nueva oportunidad de hacer felices a muchos en Stamford Bridge. Si será por última vez no lo sabe, por el momento, ni él.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios