ya no tiene dudas sobre sus sensaciones

Valverde está haciendo más por la renovación de Iniesta que Bartomeu y su Barcelona

“Esta es mi casa y sé que mejor que aquí no voy a estar en ningún sitio”, manifestó el capitán, pero le hacía falta tener buenas sensaciones en el campo y comprobar cómo le utilizaba el ‘Txingurri’

Foto: Iniesta llega al banquillo de Montilivi. (EFE)
Iniesta llega al banquillo de Montilivi. (EFE)

Andrés Iniesta sigue teniendo sobre la mesa una oferta del FC Barcelona para renovar su contrato, que expira el próximo mes de julio. Josep María Bartomeu dio por sentado antes de tiempo que había un principio de acuerdo y salió el jugador a desmentirle no una, sino dos veces, con lo que se reafirmaba la teoría de que no existe una buena conexión entre el manchego, capitán y santo y seña del equipo, con la actual directiva. Se encendieron las alarmas, pero entre tanto barullo el que las ha desactivado todas por el momento, el que más está haciendo para que el manchego continúe en su casa es Ernesto Valverde, que le ha devuelto la titularidad, los galones y la confianza justo donde el futbolista tanto deseaba: sobre el terreno de juego.

Iniesta está teniendo un inicio de campaña en el que vuelve a sentirse importante y necesario, que es justo lo que él, públicamente, ha declarado que era lo imprescindible para él: “No me quedaré aquí solo por quedarme”. Lo que nunca ha dicho en voz alta es que se sintió poco apreciado por Bartomeu y su junta cuando antepusieron otras renovaciones antes que la suya, ni que la primera oferta que le llegó le pareció que no estaba a la altura de un futbolista que, como él, se ha criado en La Masia y ha contribuido de manera decisiva a llevar al Barça a su etapa más gloriosa en la historia, tanto por títulos como por estética. Elegante pero firme en sus convicciones, el centrocampista tampoco ha dejado dudas de que, en el caso de salir, nunca sería por la puerta de atrás ni organizando ningún jaleo. “Esta es mi casa y sé que mejor que aquí no voy a estar en ningún sitio”, manifestó hace unas semanas, pero le hacía falta tener buenas sensaciones en el campo, comprobar qué quería y cómo le utilizaba el ‘Txingurri’. Y sobre eso, ya no hay dudas.

Salvo sorpresa, Iniesta volverá a estar en el once elegido por Valverde en Lisboa, con lo que sumaría así su séptima titularidad consecutiva, algo que no sucedía desde el final de la temporada 2015-16, la del doblete de Liga y Copa. Los únicos partidos que se ha perdido fueron la vuelta de la Supercopa frente al Real Madrid y el primer partido de Liga frente al Betis por molestias musculares. Estando bien físicamente, el técnico no ha dudado: es titular. Eso sí, Valverde lo ha ido dosificando según le convenía dependiendo del marcador o del calendario; no ha completado ningún partido los 90’. Frente al Alavés disputó 88’ y fue sustituido por Paulinho, ante el Espanyol 77’ y entró por él André Gomes. En Getafe fue donde menos minutos disputó, sólo la primera parte siendo Denis Suárez su recambio, mientras que ante el Eibar fueron 63’ y en Girona 80’. En Champions, en el debut frente a la Juve jugó 83 minutos y fue despedido con una gran ovación por el Camp Nou cuando le sustituyeron por André Gomes. En definitiva, que el arranque de temporada de Iniesta no tiene nada que ver con el del año pasado y ya acumula 504 minutos.

El capitán y el presidente. (EFE)
El capitán y el presidente. (EFE)

Marcando el estilo otra vez

Hay otro aspecto a tener en cuenta. No se trataba sólo de cuántos minutos, sino de cómo jugaba el equipo también. Todos los amantes de las estadísticas destacan que el equipo en general, y el centro del campo en particular, corren muchos menos kilómetros que el año pasado con Luis Enrique en el banquillo.

La sensación de ‘fútbol americano’ en la que el balón iba de la defensa a la MSN sin pasar por los mediocampistas ha desaparecido, aunque también es justo recalcar que Valverde le está dando especial importancia a los extremos. Aquel centro del campo Busquets-Xavi-Iniesta de Guardiola, y también de la selección española, ya no se puede repetir y tanto el aficionado, como los propios jugadores, son conscientes de ello, pero entre un extremo y otro había un término medio que el entrenador extremeño intenta encontrar. El juego del equipo no es excelso, pero después del revolcón de la Supercopa frente al Real Madrid y de un verano convulso con la marcha de Neymar, el Barça ha ido pasito a pasito ganando en confianza y es el único equipo de la Liga que ha ganado todos sus partidos hasta el momento.

“Andrés es un jugador fundamental para nosotros, decir que no notamos su presencia en el campo sería absurdo por mi parte. Ha sido y sigue siendo un futbolista que marca el estilo en el terreno de juego. Es importante y lo será durante la temporada. Esperamos que siga con este nivel”, aseguró ayer Valverde en Lisboa.

Valverde y sus ideas sobre cómo debe jugar su Barça están haciendo más por la continuidad del manchego que Bartomeu y toda su Junta directiva. El futbolista se quería dar tiempo para saber cuáles eran sus sensaciones y, por lo visto en el campo, son excelentes. Titular, querido e importante. Ahora es cuestión de que el club, que se ha dado cuenta de su error al dejar para el final la renovación de Iniesta dándola por hecha o avanzándo un acuerdo antes de tiempo, espere a que el jugador les de el sí definitivo. Si nada se tuerce, parece difícil imaginarle con otra camiseta la próxima temporada.

Alineaciones probables

Sporting: Rui Patrício; Sebastián Coates; Jeremy Mathieu; Fábio Coentrão; Cristiano Piccini; William Carvalho; Rodrigo Battaglia; Bruno Fernandes; Marcos Acuña; Gélson Martins; Bas Dost.

FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Umtiti, Alba; Rakitic, Busquets, Iniesta o André Gomes; Messi, Luis Suárez, Deulofeu.

Árbitro: Ovidiu Hategan (Rumanía)

Estadio: José Alvalade (capacidad para 50.095 personas).

Hora: 20.45.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios