El enigmático caso de la firma (o no) de Messi y el 'zasca' de Iniesta a Bartomeu
  1. Deportes
  2. Fútbol
bartomeu no desenreda la madeja

El enigmático caso de la firma (o no) de Messi y el 'zasca' de Iniesta a Bartomeu

Las últimas declaraciones de Bartomeu son chocantes; si ya está firmado el contrato por su padre, ¿por qué Jordi Mestre aseguró que no estaba hecho pero que “todo iba por buen camino”?

Foto: En la imagen,  Josep María Bartomeu. (Cordon Press)
En la imagen, Josep María Bartomeu. (Cordon Press)

Si hay un asunto, uno solo, que preocupa sobre todos los demás al socio y aficionado del Barcelona ahora mismo es la renovación de Leo Messi. La marcha de Neymar ha sido una decepción y ha erosionado a la junta directiva por su gestión del caso, los fichajes —salvo el de Dembélé— no han llegado, el club ha sido incapaz de aprovecharse del mercado inflacionista para vender jugadores con los que no cuenta y hay una moción de censura en marcha. Y sin embargo, lo capital es si Messi se queda o no. Porque el adiós del crack argentino supondría la hecatombe azulgrana. Pues bien, desde hace tres meses no se sabe muy bien si Leo ha firmado o no su renovación. Increíble, pero cierto. Para rematar la faena, Iniesta negó a Bartomeu, cuando éste manifestó que había un principio de acuerdo para la renovación del mediocampista.

Este martes se vivió un nuevo capítulo del asunto. Josep María Bartomeu, que sigue sin querer dar la cara en una rueda de prensa que anunció cuando terminó la pasada temporada, volvió a elegir el método de ofrecer dos entrevistas individuales a los diarios deportivos de Barcelona, el 'Sport' y el 'Mundo Deportivo', que es un método mucho más cómodo para él. En ambas asegura que el contrato del futbolista está firmado. En el 'Sport' declara lo siguiente: “Todo está acordado y firmado. Son tres contratos; uno con la Fundación de Messi, que está firmado con el presidente de la Fundación y con el hermano del jugador; hay un contrato de imagen de Leo Messi, que lo ha firmado su padre, que es el administrador de su empresa; y el contrato laboral lo ha firmado el padre de Leo, que tiene poderes”. En el 'Mundo Deportivo', exactamente lo mismo, añadiendo que por problemas de agenda aún no se ha podido hacer “la firma protocolaria con Leo y la fotografía”.

Las declaraciones de Bartomeu son chocantes en varios sentidos. El primero es: si ya está firmado por su padre, con poderes legales, es decir, que sería válido, ¿por qué el vicepresidente Jordi Mestre aseguró el pasado 17 de agosto que no estaba hecho pero que “todo iba por buen camino”? ¿Cómo es posible que el presidente del club haya dejado pasar los días sin abrir la boca y con ello sembrar dudas sobre la renovación del futbolista más importante del Barça en un momento especialmente crítico para el club? Es más, el sábado pasado, en rueda de prensa, Albert Soler, responsable de deportes profesionales del club, se hizo un auténtico lío para evitar decir si estaba o no firmado, y utilizó el eufemismo de que faltaba “protocolizarlo” para salir del embrollo. ¿Por qué no zanjó las dudas con la respuesta de que estaba firmado por Jorge Messi con poderes legales y punto?

Messi y Bartomeu en 2014, en una de las innumerables renovaciones del jugador. (EFE)
Messi y Bartomeu en 2014, en una de las innumerables renovaciones del jugador. (EFE)

La foto

El segundo es evidente. Desde el 15 de julio hasta ahora, hoy, 5 de septiembre, ¿cómo puede ser que no hayan encontrado un momento en la agenda del presidente y la estrella para sentarse, firmar y posar para una foto que el club necesita como el agua en el desierto? Bartomeu estuvo en la gira, donde también viajó Messi, y se ha pasado dos veces por el entrenamiento del equipo desde que comenzó la temporada, el 16 de julio y el 11 de agosto. ¿En serio es tan complicado acercarse a Leo, siendo uno como es el presidente del FC Barcelona y decirle, '¡qué!, nos hacemos la foto'? Porque Messi sí que encontró un hueco para fotografiarse con Neymar en el llamado ‘motín de instagram’, todo sonriente justo el día en el que el club había denunciado al jugador tras su marcha al PSG.

Foto: Agustí Benedito impulsa la moción de censura contra Bartomeu y su junta directiva. (EFE)

Con la moción de censura en marcha, la fotografía con Messi es estratégica, vital, para Bartomeu. Y, sin embargo, no hay forma de hacerla. Si es cierto que el padre firmó por poderes el 30 de junio y por lo tanto el contrato sería válido, la falta de liderazgo del presidente resulta palpable al no lograr la foto de marras, así como su total falta de sintonía con el que es el futbolista más importante que hay en el Barça. El presidente asegura ahora que la firma y la foto se realizarán “en breve”, pero no hay más remedio que ponerlo en duda, ya que desde el primer trimestre del 2017, es decir, desde enero pasado, el club lleva anunciando que la renovación es “inminente”, y a 5 de septiembre, con la temporada 17/18 ya empezada, aquí seguimos, esperando la imagen.

La seriedad de Messi ha llamado la atención en estos primeros días de temporada. (Reuters)
La seriedad de Messi ha llamado la atención en estos primeros días de temporada. (Reuters)

Iniesta

Bartomeu, que lamenta el pesimismo que detecta en el entorno culé, afirma además que el Barça tiene mejor plantilla que el año pasado. Vamos, que si no funciona la culpa será de Ernesto Valverde, que no sabrá aprovecharla y anuncia además un “principio de acuerdo” con Iniesta para su renovación, algo que también choca, ya que el jugador, el pasado 19 de agosto, en una entrevista en 'El País', declaró: “Todavía no he firmado, me planteo mi futuro cuando antes no lo hacía” y son varias las ocasiones en las que ha asegurado que quería ver cuáles eran sus sensaciones esta temporada antes de firmar porque tenía “que valorar la propuesta del club, mi sensación personal y deportiva, cómo se moverá todo el año que viene con gente nueva”.

Y ¡pam! después de la Supercopa de España que el Barça perdió contra el Madrid y dos partidos de Liga ya tiene las sensaciones suficientes de todo un año como para llegar a un principio de acuerdo para renovar. Y claro, como era de esperar, el mediocampista dejó en mal lugar al presidente. “No”, simple y contundente respuesta de Andrés a su llegada a Barcelona, tras la concentración con la Selección española, al ser preguntado si había llegado a un principio de acuerdo para renovar.

[Lea más noticias sobre fútbol]

La cuestión, al final, es la de sentarse y esperar. Pero está claro que Messi se hará la foto y firmará cuando a él le dé la gana, no cuando Bartomeu quiera. Y anda que no lo debe estar deseando.

FC Barcelona Josep Maria Bartomeu Leo Messi Supercopa de España Jorge Messi Ernesto Valverde
El redactor recomienda