forcadell y puigdemont estuvieron en el palco

La grada de Montilivi sigue la línea del Camp Nou y expresa su deseo de referéndum

Como se esperaba, la primera visita de los azulgrana en la máxima categoría a Girona se convirtió en un gran acto de apoyo al referéndum independentista previsto para el 1 de octubre

Foto: Puigdemont y Forcadell, en el palco de Montilivi. (EFE)
Puigdemont y Forcadell, en el palco de Montilivi. (EFE)

Banderas del Girona, que por primera vez recibe al Barcelona en un partido de Liga. También, por supuesto, esteladas independentistas. La actualidad no se puede disociar del deporte y en Cataluña la calidad está en el punto de ebullición. Hay planteado un referéndum independentista para el 1 de octubre y casi todo lo que ocurre por allí queda tocado por este hecho. Un partido entre dos equipos catalanes no podía escapar de ningún modo de todo eso.

Los gritos comenzaron antes del encuentro. En el palco estaban Carme Forcadell, presidenta del Parlament, y Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat y, antes, alcalde de Girona. Recibieron una ovación cuando asomaron la cabeza por las puertas del estadio. Aprovecharon también para hablar con algunos medios, en esta batalla política el control del pulso informativo parece esencial.

No compareció, curiosamente, el presidente del Barcelona Josep Maria Bartomeu, que alegó compromisos ineludibles. Como previa al partido sonó Els Segadors, el himno de Cataluña. El público respondió cantándolo al unísono. Cuando terminó la popular cantinela se hizo hueco en el ambiente otro canto, de extrema popularidad estos días: "Votarem, votarem".

Mucho antes de que rodase el balón, en los aledaños del estadio, la asociación Òmnium Cultural, una de las asociaciones que ha impulsado todo este proceso, repartía en diversos chiringuitos cartelería sobre la consulta. En colores azules, rojos y amarillos, el Sí era la nota predominante. Las pancartas traspasaron los muros del estadio y decoraron el feudo gerundense en este día de gala. No era la primera vez, ya en los partidos previos el Camp Nou se ha llenado de síes.

Los gritos de siempre

Cuando empezó a rodar el balón dominó el juego, aunque en la grada no cesaron los gritos a favor de la celebración del referéndum y de la independencia. Se intensificaron, por supuesto, en el minuto 17.14, pero eso está muy lejos de ser novedoso, porque lleva pasando varias temporada en casi todos los campos de Cataluña. La cifra busca recordar la caída de Barcelona en la guerra de secesión. En este caso, además, la efeméride coincidió con un gol del Barcelona, lo que siempre cambia un poco la mecánica de los cánticos. "I-Inde-Independencia", gritaba parte de la grada. Otra simplemente coreaba el tanto, pues todo esto no dejaba de ser un partido de La Liga Santander.

En Montilivi la política fue, al menos, tan evidente como el fútbol. Era el primer derbi en Primera tras el histórico ascenso del Girona, pero las circunstancias llevaban a algo más. Los dos clubes coincidieron durante la semana en mostrarse a favor del referéndum en los respectivos comunicados. La grada, muy mayoritariamente, se mostró alineada con esa posición de los clubes.

"El FC Barcelona, desde el máximo respeto a la pluralidad de su masa social, seguirá apoyando la voluntad de la mayoría del pueblo de Cataluña, expresada siempre de una forma cívica, pacífica y ejemplar", aseguró la entidad blaugrana en el comunidad, siguiendo así la línea que estableció Joan Laporta. El Barça, a su vez, condenó "cualquier acción que pueda impedir el ejercicio pleno de estos derechos". Además, después de las detenciones a los altos cargos que organizaban el referéndum, manifestó su apoyo "a todas las personas, entidades e instituciones que trabajan para garantizar estos derechos".

Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios