su destino como blaugrana es una incógnita

Iniesta, a siete años del gol del Mundial y uno para decidir si se retira del Barça

Andrés Iniesta afronta una temporada crucial. Su contrato con el Barcelona finaliza en 2018 y deberá decidir si termina su carrera vestido de azulgrana o se marcha

Foto: Imagen del remate de Iniesta que le dio el Mundial de Sudáfrica a España. (EFE)
Imagen del remate de Iniesta que le dio el Mundial de Sudáfrica a España. (EFE)

Si son aficionados al fútbol es prácticamente imposible que durante este martes no escucharan en algún momento que se cumplían siete años del gol de Andrés Iniesta que le dio un Mundial a la selección española en Sudáfrica. Incluso aunque no lo sepan, y a pesar de lo manoseado que está el calificativo ‘histórico’, seguro que recordarán qué estaban haciendo aquella noche de verano, con quién lo vieron, dónde, cuál fue su reacción exacta o la de sus amigos, vecinos o extraños con los que se abrazaron, los nervios, el ‘waka-waka’ de Shakira, la euforia, la explosión de júbilo, la gran fiesta. El primer Mundial de fútbol para España se consiguió tras un gol de Iniesta en el minuto 116’, en la agónica prórroga, ante Holanda un 11 de julio del 2010. Siete años después, el jugador se enfrenta a una temporada crucial en su carrera a sus 33 años. Éste será el año en el que decida si termina su carrera en el Barcelona o se marcha.

Una decisión vital

Iniesta viajó este martes desde su Fuentealbilla natal hasta Barcelona, donde comenzará la pretemporada con los reconocimientos médicos y conocerá a su nuevo entrenador Ernesto Valverde. Hace 21 años hizo el mismo viaje cuando sólo tenía 12 junto a sus padres y se instaló en La Masia, al lado del Camp Nou, donde coincidió con Víctor Valdés, que desde entonces se convirtió en el amigo y protector de aquel chico de apariencia frágil que lloraba porque echaba de menos a su familia. El viaje, en el séptimo aniversario de una fecha en la que inscribió su nombre en la historia del fútbol, lo hizo con su mujer Anna y sus tres hijos, Valeria, Paolo y la recién nacida Siena. Y ésta no es, no será, una temporada más para él. Debe tomar una decisión, una vital. O renueva por el Barça, que ya le hizo una oferta que ha rechazado y se retira en el club de toda su vida, o se marcha cuando concluya su contrato el 30 de junio.

Hace dos días Iniesta inauguró en Fuentealbilla el ‘Cruyff Court’, pequeños campos de fútbol para fomentar la inclusión social de niños y jóvenes especialmente vulnerables a través de la práctica del deporte. El jugador habló después y aseguró que no estaba nada preocupado por su renovación. Tal cual: nada. Las vacaciones y el nacimiento de Siena parecen haberle sentado bien y asegura afrontar el nuevo año con optimismo y seguro de que “aún me quedan años para rendir al máximo nivel”. De eso precisamente, de su nivel, de la durísima exigencia que supone estar en un club como el Barça, de los años que no perdonan, de las lesiones que le castigaron y lastraron la temporada pasada, de la confianza y la relación que mantenga con Valverde dependerá su futuro.

Iniesta medita su destino, si renovar o emprender una nueva aventura en otra parte. (Reuters)
Iniesta medita su destino, si renovar o emprender una nueva aventura en otra parte. (Reuters)

Las dudas

Iniesta es el único jugador, la única estrella del Barça, que aún no ha renovado pese a que su contrato termina el 30 de junio de 2018. Él lo ha querido así porque tiene dudas. Hubo un momento incluso, durante la pasada campaña, que llegó a pensarse si seguir o no ya en el Barça, pero él mismo optó por cerrar una puerta en mayo que había dejado abierta en marzo, cuando dijo: “Lo que nunca haré es estar aquí por estar”. Dos meses más tarde aseguró que cumpliría su contrato y después ya vería, pero lo que siempre ha dejado claro es que le haría ilusión retirarse en el Barcelona, pero que no depende únicamente de su deseo, sino de múltiples factores, entre los cuales sentirse bien, feliz personal y deportivamente, son los principales. Y para saber si eso se cumple hace falta tiempo. Tiempo para que comience la temporada, para que se entrene y hable con Ernesto Valverde, para que juegue y que el equipo funcione; tiempo para que él vuelva a saberse necesario, imprescindible.

[Más noticias de fútbol]

Ya ha sido testigo de que la vida no se termina en el Barça. Xavi, con el que compartió tantos días de gloria en el Barça y en la selección española, decidió marcharse a Qatar y ahí sigue, tan contento. El equipo culé, en cambio, no tiene recambio para Iniesta porque un jugador como él no es lo habitual, sino la excepción. Siete años después del partido de su vida, del gol de su vida y el de tanta y tanta gente, Iniesta volverá este miércoles al vestuario de Sant Joan Despí para empezar de nuevo o terminar para siempre como futbolista culé. El tiempo lo dirá, pero con una oferta del Barça que ha decidido no aceptar, es él quien tiene la última palabra. Iniesta es el que decide.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios