luis suárez y jordi alba sentencian al eibar

El Barcelona camufla sus dudas con goles

El Barcelona sufrió más de la cuenta y hasta el final, cuando el Eibar jugaba con uno menos. El juego del líder fue muy poco aseado, pero su pegada acabó siendo definitiva

Foto: Luis Suárez abrió el marcador al aprovechar un maravilloso servicio de Messi. (Reuters)
Luis Suárez abrió el marcador al aprovechar un maravilloso servicio de Messi. (Reuters)

Un día es Messi, otro Luis Suárez. Y así camina victorioso el Barcelona en esta Liga, lanzado hacia el título. Tras dos empates empezaban algunos a inquietarse, con el Atlético de Madrid agazapado por si acaso. El Eibar estuvo cerca de revitalizar todavía más el campeonato, pero una conexión entre los dos cracks dio vida al líder en Ipurua durante la mayor parte del partido. Sin olvidar a un Piqué que fue una muralla de principio a fin, y bien que lo agradeció su equipo. El postrero gol de Jordi Alba dio más lustre al marcador, que no a las sensaciones que transmitió su equipo.

El equipo vasco fue superior de principio a fin al Barça, pero no dispone de ningún fenómeno que resuelva partidos de tanta exigencia. La fórmula de Mendilibar fue la adecuada y su equipo fue mejor con mucha claridad. El Barça, mientras, no consiguió espantar esas dudas que rondan a su alrededor en los últimos tiempos e incluso cuando jugó con uno más, padeció algún que otro susto.

El Eibar entró en el partido como un torbellino, aplastando a un Barcelona que le costó un buen puñado de minutos acomodarse en el mojado terreno de juego. El equipo de Ernesto Valverde, con continuos desajustes, sufrió mucho en los primeros minutos, momentos que no aprovechó la escuadra local.

La presión del equipo de Mendilibar, siempre con las líneas bien adelantadas, era perfecta, desconectando siempre al sorprendido líder. No aparecía nadie en las filas azulgranas, que padecía excesivamente para contener el buen fútbol armero.

Messi, siempre muy vigilado. (EFE)
Messi, siempre muy vigilado. (EFE)

El larguero

Poco a poco fue mejorando, lo justo, el Barça, lo que le permitió coger aliento. Otra cosa fue lo de generar algo de fútbol. Por ahí, muy poco. Los centrocampistas azulgranas no aparecían y eso era definitivo. Pero a un equipo de esta categoría le vale con hacer muy poco para marcar...

La primera vez que apareció Messi fue para poner en marcha el marcador. Filtró un pase maravilloso a Luis Suárez, que como siempre, en este tipo de situaciones, no perdonó. Demasiado castigo para un Eibar que lo estaba haciendo todo a la perfección.

Orellana estrelló el balón en el larguero poco después, para dejarle claro al Barcelona que al partido le quedaba mucha vida. Pero fue el Barça el que pudo sentenciar; se intercambiaron los papeles esta vez, fue Luis Suárez el que cocinó la jugada con una carrera eterna, pero Leo Messi, con el portero del Eibar vencido, estrelló el balón en uno de los postes.

De vuelta al campo tras el descanso, pareció que el Barcelona quería rematar la faena por la vía rápida, pero fue un espejismo. El Eibar continuaba mejor asentado en el terreno de juego, sobaba más el balón y tenía el control del juego.

La expulsión de Orellana acabó siendo definitiva. (Reuters)
La expulsión de Orellana acabó siendo definitiva. (Reuters)

La expulsión de Orellana

El gol rondaba la portería de Ter Stegen, Inui perdonaba y el Barcelona no sabía cómo desconectar a un enemigo muy superior. Valverde movió piezas y dio entrada a Coutinho por un apagado y superado Iniesta, tratando de frenar por todos los medios al cuadro vasco.

Pasó que en poco más de cinco minutos, Orellana fue amonestado por dos veces, un golpe que dejó el partido abierto para que lo rematara el Barcelona. El jugador chileno había sido una pesadilla por su banda y su ausencia acabó siendo determinante. "¡Qué fácil es pitar al Eibar!", gritaba Mendilibar.

El ambiente se caldeó todavía más en Ipurua cuando el colegiado expulsaba a Mendilibar. El tramo final, con este panorama, ya fue otro. El Barcelona pasó a dormir el partido, reservar fuerzas para la cita de Champions ante el Chelsea. El Eibar, que durante una hora larga plantó cara al poderoso, se quedó sin fuelle, que no orgullo, generando alguna ocasión hasta el final. El gol de Jordi Alba ya fue definitivo.

Ficha técnica:

0 - Eibar: Dmitrovic; Rubén Peña, Arbilla, Ramis (Lombán, min 46), Cote; Dani García, Diop (Escalante, min. 73); Orellana, Jordán (Charles, min. 82), Inui; Kike García

2 - Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto (Semedo, min. 89), Umtiti, Piqué, Jordi Alba; Busquets, Rakitik, Paulinho (Aleix Vidal, min. 73), Iniresta (Coutinho, min. 62); Messi y Suárez.

Goles: 0-1, min.15: Suárez. 0-2, min.87: Alba.

Árbitro: Hernández Hernández. Expulsó por doble amarilla a Orellana y amonestó por el Eibar a Diop y por el Barcelona, a Iniesta. También expulsó al entrenador local, José Luis Mendilibar

Incidencias: partido de la vigésima cuarta jornada de la Liga disputado en el estadio Ipurúa ante 6.760 espectadores (lleno).

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios