Es noticia
Menú
Cómo los tentáculos de Al-Khelaïfi y Qatar salvan continuamente al PSG de las sanciones de la UEFA
  1. Deportes
  2. Fútbol
Intereses cruzados

Cómo los tentáculos de Al-Khelaïfi y Qatar salvan continuamente al PSG de las sanciones de la UEFA

Intimidaciones y amenazas de muerte en el Bernabéu, inyecciones de dinero sistemáticas, contratos de patrocinios hinchados y un Mundial bajo la sombra de la corrupción

Foto: El máximo mandatario del PSG. (EFE/Christophe Petit Tesson)
El máximo mandatario del PSG. (EFE/Christophe Petit Tesson)

El PSG siempre está en el ojo del huracán, pero logra salir indemne de situaciones donde debería ser penalizado. Lo mismo le sucede a su presidente, Nasser Al-Khelaïfi. Los tentáculos del hombre fuerte de Qatar en París, propietario de BeIN Sports, la productora de Qatar Sports Investments (QSI) a través de la cual el emirato de Qatar expande su negocio, son múltiples y variados y le confieren un escudo mediático. En el mismo año de la celebración del Mundial de Qatar, el PSG ha conseguido retener a su principal activo (Kylian Mbappé) con la complicidad (y las presiones) del presidente de la República francesa (Emmanuel Macron) y ha escapado del 'fair play' financiero de la UEFA y de la Ligue1... suspendido hasta 2023. París también ha organizado la final de la Champions League y, para colmo, su presidente se ha librado de un escándalo que debería sonrojar a cualquiera.

En una de las noches históricas de remontada en la Decimocuarta Champions League blanca, aquella en la que el Real Madrid dejó al PSG con la miel en los labios en el Santiago Bernabéu en el mes de marzo, Al-Khelaïfi perdió los papeles. El máximo mandatario del PSG, desquiciado por el nuevo fracaso de un proyecto que ya ha dilapidado más de 1.000 millones de euros en fichajes sin conseguir su objetivo en Europa, entró en el vestuario del colegiado neerlandés, Danny Makkelie. Allí, tras forzar la puerta y entre gritos, rompió un banderín. Con él estaba Leonardo, exdirector deportivo del PSG. Así reza el acta del colegiado.

placeholder Al-Khelaïfi mima a Mbappé en su acto de renovación. (EFE/Christophe Petit Tesson)
Al-Khelaïfi mima a Mbappé en su acto de renovación. (EFE/Christophe Petit Tesson)

La cosa no quedó ahí. Según informaron varias fuentes a EFE, Al-Khelaïfi amenazó de muerte a un empleado del Real Madrid que grabó la bochornosa escena. Tal y como relató la periodista de Movistar+ Mónica Marchante, Al-Khelaïfi estaba completamente fuera de sí, golpeando las paredes y con una actitud violenta. "Ha sido francamente desagradable", aseguró la periodista. Tuvo que intervenir el personal de seguridad. En la ida, tanto Al-Khelaïfi como Leonardo acudieron en el descanso del partido a intimidar a los árbitros del encuentro con la intención de pedir explicaciones. ¿La decisión de la UEFA? Carta blanca a Al-Khelaïfi, que no tendrá que pagar ni una leve sanción y castigo de un partido para Leonardo... que ya no está en el PSG.

El máximo mandatario del PSG también es miembro del comité ejecutivo de la UEFA y presidente de la Asociación de los Clubes Europeos (ECA). Uno de los actores principales que se mantuvieron fieles a la UEFA con el estallido de la Superliga. En una entrevista concedida a la BBC, Al-Khelaïfi reconoció que se le ofreció formar parte del proyecto, pero que decidió no aceptar. "Si hubiera pensado en mí mismo, podría haber aceptado el cheque de 400 millones que ofrecían, pero ¿qué pasa con los aficionados y los valores que representamos?", explicó al medio británico. Por último, el catarí apuntó que cree "en un fútbol accesible para todos, desde el club más pequeño hasta el más grande".

Por encima del bien y del mal

Lo que el presidente del PSG no explicó entonces es por qué su club tiene vía libre para jugar con otras reglas económicas. Ni cómo las sortea con descaro tras el mazazo económico que supuso la pandemia. O cómo ha ampliado su capital 487 millones de euros más desde 2019 o por qué la UEFA celebró la final de la Champions League en París. En el verano de los cinturones apretados en los grandes clubes europeos y la crisis económica, el PSG fichó a Leo Messi, Sergio Ramos, Gianluigi Donnarumma, Nuno Mendes, Achraf y Wijnaldum. Con Kylian Mbappé, Neymar Júnior, Ángel Di María, Marco Verratti, Keylor Navas y Marquinhos (entre otros) en la plantilla.

Según datos ofrecidos por 'L'Équipe', solo la masa salarial del Paris Saint-Germain (629 millones de euros) es el 37% del total de salarios que se pagan en la Primera División del fútbol francés y cuadruplica la del Olympique de Lyon. Además, el PSG tiene a 18 de los 20 jugadores mejores pagados de la competición en sus filas. Sin embargo, Al-Khelaïfi pregona que cree en un fútbol accesible para todos.

placeholder Un equipo galáctico... sin Champions. (EFE/Christophe Petit Tesson)
Un equipo galáctico... sin Champions. (EFE/Christophe Petit Tesson)

Las cuentas de 2020-2021 del campeón francés arrojan unas pérdidas exorbitantes. El PSG se dejó 224,3 millones de euros que, sumados a los 124,2 millones de la temporada anterior, dan como resultado unas pérdidas de 352 millones en pandemia. Eso no es todo. Según informó 'L'Équipe', el club ha obtenido 700 millones de euros en ingresos, lo que significa un récord desde que Qatar aterrizase en la capital francesa allá por 2011... de los cuales unos 300 millones de euros son en patrocinios y cifra entre 200 y 300 millones las pérdidas de esta campaña.

¿Algunas de las empresas que patrocinan al cuadro parisino? Visit Qatar, Qatar Airways, Ooredoo, QNB, BeIN Sports y Aspetar. Compañías cataríes que elevan la partida comercial del club e inflan sus ingresos de manera artificial. O, dicho de otro modo, empresas que aportan inyecciones económicas por parte del Gobierno de Qatar y se maquillan como patrocinios. Según apunta '2Playbook', "el club parisino representa un 47,6% de todos los ingresos de la Ligue1 en el área comercial gracias al acuerdo con la autoridad turística de Qatar, cifrado en más de 100 millones, pese a que la UEFA y Octagon rebajaron su valor real a mucho menos". La prensa francesa ya avisa de que el próximo patrocinador principal que sustituirá a la cadena de hoteles Acoor, socio oficial de los Juegos Olímpicos de París en 2024, sería la propia Qatar Airways.

placeholder Platini y Sarkozy, en un encuentro en París. (Reuters/Christian Hartmann)
Platini y Sarkozy, en un encuentro en París. (Reuters/Christian Hartmann)

En noviembre de 2018, una investigación de 'Football Leaks' concluyó que Qatar habría dopado financieramente al PSG con 1.800 millones de euros. Esa misma información apuntaba que tanto Michel Platini, expresidente de la UEFA, como Gianni Infantino, actual presidente de la FIFA, habrían pasado por alto los contratos de patrocinio hinchados y permitieron donaciones ilícitas desde el golfo Pérsico. La investigación también revelaba que el expresidente francés Nicolas Sarkozy habría participado en la trama. "Compra el PSG y crea un canal deportivo en Francia. A cambio, Platini te ayudará a conseguir el Mundial de 2022", habría dicho Sarkozy en 2010 a Tamim Al-Thani, entonces príncipe de Qatar.

placeholder El PSG, un continuo lavado de imagen de Qatar. (EFE/Christophe Petit Tesson)
El PSG, un continuo lavado de imagen de Qatar. (EFE/Christophe Petit Tesson)

LaLiga, en pie de guerra

Por ello, LaLiga presentó una denuncia ante la UEFA contra el PSG hace una semana, que se une a la que ya formuló ante el Manchester City el pasado mes de abril, "por entender que estos clubes están incumpliendo de forma continua la actual normativa de 'fair play' financiero". "LaLiga considera que estas prácticas alteran el ecosistema y la sostenibilidad del fútbol, perjudican a todos los clubes y ligas europeas, y solo sirven para inflacionar el mercado de manera artificial, con dinero no generado en el propio fútbol", señaló la patronal en un comunicado.

Para el organismo que preside Javier Tebas, "la financiación irregular de estos clubes se realiza, bien a través de inyecciones de dinero directas o bien a través de contratos de patrocinio y de otro tipo que no se corresponden con condiciones de mercado ni tienen sentido económico". En este sentido, el presidente puntualizó que, en Suiza, "está estudiando diferentes opciones de representación con motivo de eventuales conflictos de interés de Nasser Al-Khelaïfi derivados de sus diferentes roles en PSG, UEFA, ECA y BeIN Sports".

placeholder El sueño de Qatar... que se derrumbó otra vez. (Reuters/Sarah Meyssonnier)
El sueño de Qatar... que se derrumbó otra vez. (Reuters/Sarah Meyssonnier)

No es la primera vez que LaLiga denuncia estas prácticas anticompetitivas ante la UEFA. La organización española siempre ha liderado la defensa del control económico y en 2017 y 2018 presentó escritos ante la UEFA contra el PSG y Manchester City por infringir el 'fair play' financiero, lo que resultó en sanciones por parte de la UEFA contra ambos 'clubes estado', aunque posteriormente "fueron anuladas por unas extrañas decisiones del TAS", recordó la patronal.

La denuncia está dirigida por el abogado francés Juan Branco, quien ya apuntó a la permisividad también en Francia el año pasado. "En la temporada 2019-20, la ratio entre salarios e ingresos del conjunto parisino fue del 99%, mientras que la del Barcelona fue del 54%, y aun así fichó a Leo Messi. La liga francesa ha decidido no sancionar los incumplimientos del control económico de sus equipos hasta 2023. Es decir, ha dejado en suspenso la aplicación del 'fair play' financiero hasta después del Mundial de Qatar". A la DNCG, el organismo financiero que gestiona las cuentas de los clubes, solo le importa que los clubes tengan liquidez y solvencia. O dicho de otro modo, no importa de dónde provenga el dinero. Por cierto, Al-Khelaïfi también forma parte del Comité Organizador de la cita mundialista.

La UEFA pretende poner fin a los desmanes económicos de los clubes-estado... justo después del Mundial de Qatar. Desde 2022-2023, el organismo analizará cualquier contrato de patrocinio y traspasos para determinar si tiene sentido económico y de mercado. La UEFA también quiere limitar el gasto en plantilla deportiva. De la recomendación de gasto en salarios de jugadores y técnicos, pagos a agentes y amortizaciones por fichajes del 70% de los ingresos totales se pasará a la obligación a partir de 2025. Ahora, el organismo europeo vuelve a investigar para determinar si el campeón galo infringió la normativa del 'fair play' financiero y, de certificar ese supuesto, se expone a ser expulsado de todas las competiciones continentales... ¿Les suena la película?

Llamado a los tribunales

La apertura de Qatar al mundo por parte del presidente no le ha servido para evitar un reguero de embrollos legales. El ministerio público de la Confederación helvética (Suiza) solicitó para él 28 meses de prisión por la adjudicación de los derechos televisivos de los Mundiales de fútbol de 2026 y 2030 al consorcio catarí BeIN Media Group. La Fiscalía le acusa de tráfico de influencias e instigación a la gestión desleal del ex secretario general de la FIFA Jerôme Valcke. Además de haber admitido una "relación amistosa desde hace años" entre ambos, Valcke se habría beneficiado durante 18 meses de una lujosa villa en Cerdeña, adquirida por una sociedad vinculada a Al-Khelaïfi, presidente del mencionado BeIN Media Group, meses antes de la adjudicación por parte de la FIFA de los derechos televisivos. Esta misma semana se conocía que Al-Khelaïfi quedaba absuelto por segunda vez. Valcke, por su parte, fue condenado a 11 meses de cárcel y a pagar a la FIFA 1,75 millones de euros por falsificación y corrupción pasiva.

placeholder La Justicia reclama explicaciones. (Reuters/Arnd Wiegmann)
La Justicia reclama explicaciones. (Reuters/Arnd Wiegmann)

Al margen de este procedimiento, el máximo mandatario del PSG también se encuentra inmerso en un segundo proceso: su imputación por "corrupción" por parte del área de delitos económicos del Tribunal de París, que le acusa de otro "soborno activo". En este caso, los beneficiarios de las presuntas prácticas ilícitas habrían sido el expresidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) Lamine Diack y su hijo, quien se habría embolsado cerca de 3,5 millones de dólares procedentes de Oryx Qatar Sports Investments (Oryx QSI), compañía vinculada al fondo QSI, que también preside Al-Khelaïfi.

El PSG siempre está en el ojo del huracán, pero logra salir indemne de situaciones donde debería ser penalizado. Lo mismo le sucede a su presidente, Nasser Al-Khelaïfi. Los tentáculos del hombre fuerte de Qatar en París, propietario de BeIN Sports, la productora de Qatar Sports Investments (QSI) a través de la cual el emirato de Qatar expande su negocio, son múltiples y variados y le confieren un escudo mediático. En el mismo año de la celebración del Mundial de Qatar, el PSG ha conseguido retener a su principal activo (Kylian Mbappé) con la complicidad (y las presiones) del presidente de la República francesa (Emmanuel Macron) y ha escapado del 'fair play' financiero de la UEFA y de la Ligue1... suspendido hasta 2023. París también ha organizado la final de la Champions League y, para colmo, su presidente se ha librado de un escándalo que debería sonrojar a cualquiera.

Kylian Mbappé UEFA Javier Tebas
El redactor recomienda