Es noticia
Menú
Por qué Gareth Bale se va a la MLS: claves de una huida hacia adelante (con el Mundial como misión)
  1. Deportes
  2. Fútbol
NUEVO JUGADOR DEL LAFC

Por qué Gareth Bale se va a la MLS: claves de una huida hacia adelante (con el Mundial como misión)

El jugador galés ha encontrado, tras dejar el Real Madrid, nuevo equipo, un club en el que podrá conseguir los objetivos que tiene en mente con un nivel más bajo de exigencia

Foto: Gareth Bale, con la selección de Gales. (Reuters/Matthew Childs)
Gareth Bale, con la selección de Gales. (Reuters/Matthew Childs)

Uno de los culebrones del verano ha acabado casi antes de empezar. Desde que comenzara la pasada temporada, todo el mundo era consciente de que Gareth Bale saldría del Real Madrid, pues solo un curso deportivo a la altura de ganar el Balón de Oro le podría permitir continuar en la casa blanca. Solo necesitó unos minutos para confirmar que esa no era su idea y, por ende, que su salida era una evidencia. El misterio era dónde aterrizaría... y este mismo sábado lo ha resuelto el jugador.

Bale, un jugador que lo tenía todo para ser una leyenda del Real Madrid y del fútbol mundial, ha decidido dar un paso al lado a punto de cumplir los 33 años, marchándose a una liga menor y poco competitiva como la MLS. El galés podría haber aspirado a un último gran contrato en un equipo de renombre mundial, en el que ganar títulos de enjundia y seguir engrosando su palmarés, pero su falta de compromiso con los blancos y su vínculo especial con su selección se lo han impedido.

Foto: Gareth Bale, en el partido entre Gales y Holanda. (Reuters/Rebecca Naden)

El delantero galés saltó a la fama mundial en 2010, cuando tras evolucionar de lateral izquierdo a extremo, sorprendió por su velocidad, desborde y capacidad anotadora en el Tottenham. Solo tres años después, el Real Madrid se lanzó a por su fichaje, desembolsando 100 millones de euros por él para convertirlo en uno de los jugadores más importantes de su plantilla. Pronto, comenzó a demostrar de lo que era capaz, siendo un jugador decisivo en la famosa 'BBC' atacante. Pero todo cambió,

Bale firmó un total de 106 goles y 64 asistencias en los 257 partidos que jugó como madridista, haciendo tantos que pasarán a la historia del club. Sin ir más lejos, aquel gol de cabeza en Lisboa que suponía el momentáneo 2 a 1 para los blancos; aquella chilena y posterior gol a Karius en la final ante el Liverpool, o la famosa carrera de Mestalla por fuera del campo para superar a Bartra y dar la Copa del Rey al Real Madrid. Un jugador decisivo... pero que decidió torcer su camino.

Un futbolista con ese historial debería ser una leyenda del equipo, pero Bale se dedicó a otros menesteres. Sus habituales lesiones, su predisposición a jugar con su selección por delante de su club, su pasión por el golf dejando de lado el balón y algún que otro malentendido con Zidane y Ancelotti empezaron a crispar a la afición con un jugador que no mostraba su ilusión por vestir la camiseta que llevaba... Hasta que todo explotó el 19 de noviembre de 2019.

Aquel día, Gales logró la clasificación a la Eurocopa, y Bale lo celebró con una polémica bandera: 'Gales, golf, Madrid, en ese orden'. Ese día, firmó su sentencia: perdió el sitio en el equipo, la afición le dio de lado y la que podía haber sido su leyenda como gran jugador madridista se truncó para siempre. Solo un curso después, salió cedido al Tottenham para, este año, jugar solo seis partidos en toda la temporada. Ahora, Los Angeles FC de la MLS se ha convertido en su nuevo destino.

Las claves de su decisión

Pero ¿qué le ha convencido para fichar por un equipo de menor calado? Es evidente que cualquier jugador sueña con estar en los mejores equipos, en los que pueda pelear por títulos y por hacer historia en el fútbol mundial, algo que Bale no va a lograr en la MLS. Entonces, ¿cómo un jugador de su nombre ha acabado allí? Varios factores son los que explican que haya encontrado en LAFC la salida que necesita para continuar jugando al balompié varios años.

El primero de ellos está relacionada directamente con su rendimiento deportivo. Solo Bale sabe por qué decidió romper su compromiso con el Madrid, dejando mucho que desear en la toma de ciertas decisiones o en la misteriosa aparición de molestias de manera continua. Este hecho, evidentemente, le ha cerrado la puerta del Madrid, pero el resto de 'grandes' ha tomado buena nota y no estaban dispuestos a hipotecarse por un jugador así. Ni siquiera sus 'Spurs' han querido pujar por él.

placeholder La famosa pancarta de 'Gales, golf, Madrid, en ese orden'. (EFE/Jim Tokk)
La famosa pancarta de 'Gales, golf, Madrid, en ese orden'. (EFE/Jim Tokk)

Otra de ellas está relacionada con sus pretensiones económicas, que no muchos clubes estaban dispuestos a asumir, sobre todo porque fichar a Bale es entrar de lleno en la incertidumbre: pocos equipos pueden jugársela con una ficha alta sin saber si el rédito deportivo está asegurado. Pero la clave está relacionada con el Mundial de Qatar, pues el galés buscaba un equipo en el que poder seguir jugando y estando en forma, sin demasiada exigencia, para llegar a tope a la Copa del Mundo.

Por esos motivos, la oportunidad de jugar en LAFC se antojaba realmente buena para Bale: a punto de cumplir 33 años, firma por el líder de la Conferencia Oeste, donde juegan futbolistas de la talla de Giorgio Chiellini o Carlos Vela, tendrá un buen salario, un contrato hasta final de año —con opción a renovarlo un curso más— y la opción perfecta para estar en forma sin demasiada exigencia competitiva. Y, por si fuera poco, evita el problema del idioma. Un 'win-win' para club y jugador.

Uno de los culebrones del verano ha acabado casi antes de empezar. Desde que comenzara la pasada temporada, todo el mundo era consciente de que Gareth Bale saldría del Real Madrid, pues solo un curso deportivo a la altura de ganar el Balón de Oro le podría permitir continuar en la casa blanca. Solo necesitó unos minutos para confirmar que esa no era su idea y, por ende, que su salida era una evidencia. El misterio era dónde aterrizaría... y este mismo sábado lo ha resuelto el jugador.

Gareth Bale
El redactor recomienda