Es noticia
Menú
Zidane, una cuestión de Estados y de Mbappé para que fiche por el Paris Saint-Germain
  1. Deportes
  2. Fútbol
pendientes de la decisión

Zidane, una cuestión de Estados y de Mbappé para que fiche por el Paris Saint-Germain

La ofensiva de Qatar, con la complicidad de Emmanuel Macron, se intensifica para que Zinedine Zidane se decida a coger la oferta de entrenar al Paris Saint-Germain

Foto: Zidane y su mujer Veronique en un partido de Roland Garros. (Reuters/Pascal Rossignol)
Zidane y su mujer Veronique en un partido de Roland Garros. (Reuters/Pascal Rossignol)

Zidane está en el mismo punto por el que pasó Mbappé. El exentrenador del Real Madrid recibe el fuerte interés de Qatar, dueño del Paris Saint-Germain, y Emmanuel Macron, presidente de la República de Francia, para que se decida a coger el banquillo del club parisino. Ya sabemos lo que sucedió con Mbappé. Acabó renovando y dejó plantado al Real Madrid. Es muy difícil no sucumbir a los deseos del emir de Qatar y del presidente de la República de tu país. Lo elevan a cuestiones de Estado. Hacen ver lo importante que es seguir adelante con el proyecto de conseguir que el PSG gane la Champions.

La prioridad de Zidane es esperar a que pase el Mundial de Qatar y que la Federación de Fútbol de su país decida si hay un relevo en el banquillo. Estaba valorando el interés de otros clubes, pero no estaba en sus planes entrenar en Francia. Primero, se le relacionó con el Manchester United. No ha sido posible porque el equipo inglés ha fichado al holandés Erik ten Hag. Se habría planteado la posibilidad de fichar por la Juventus, otro de sus exequipos, pero los italianos continúan con Massimiliano Allegri. Durante todo el año se le ha relacionado con el banquillo del PSG y la mejor opción para convencer a Mbappé de que tenía que renovar. Cuando llegó la eliminación del Paris Saint-Germain en la Champions contra el Real Madrid, el interés de Qatar todavía ha sido mayor.

placeholder Zidane, durante un partido del Real Madrid. (EFE/Luis Díaz)
Zidane, durante un partido del Real Madrid. (EFE/Luis Díaz)

A Mauricio Pochettino le queda una temporada de contrato, pero las maniobras para buscarle un sustituto no paran y en Qatar necesitan, de nuevo, de la complicidad de Macron para convencer a Zizou. La ofensiva por Zidane viene de lejos. Esta semana se ha destapado el presidente de la República con las siguientes declaraciones: "No, no he hablado con él. Pero siento una grandísima admiración por él. Tanto como jugador como entrenador. Ganó tres Champions con el Real Madrid, algo que anhelamos mucho para nuestros clubes. Quiero que vuelva para promocionar Francia. Espero, por la influencia del campeonato francés y por Francia, que vuelva y entrene a un gran club francés. Sería genial". Macron pone de su parte para convencer a Zidane.

Juntarse con Sergio Ramos

En Qatar llevan tiempo trazando la estrategia para que se decida. Le pueden ofrecer, como a Mbappé, el mejor contrato y un proyecto en el que se pueda sentir cómodo y ganador. Zidane lo tiene que valorar, pero podría ser el entrenador que volviera a recuperar la mejor versión de Sergio Ramos, el que entrenara a Messi, Neymar y, por supuesto, a Mbappé. La estrella francesa es una de las debilidades de Zizou, que ya hizo por llevarle al Real Madrid y se podría dar la situación de compartir equipo en el PSG.

Foto: Tchouameni despeja un balón de cabeza en un partidon del Mónaco. (Efe/Sebastien Nogier)

El problema que tiene que solucionar es el de la rivalidad. Zidane es marsellés y los aficionados del Olympique de Marsella consideran qyue entrenar al Paris Saint-Germain es una traición. De este asunto ya se ha referido en alguna ocasión y ha dicho que él nunca habría jugado en el PSG, pero que como entrenador tiene que estar abierto a todas las ofertas que le llegan.

En Francia, medios como 'Telefoot', que es el canal de televisión en el que Mbappé habló por primera vez de las razones por las que se quedaba en el Paris Saint-Germain, confirman que las negociaciones con Zidane siguen su curso. No se puede descartar que sea el próximo entrenador de un equipo que también se ha convertido en uno de los mayores enemigos del Real Madrid por las malas relaciones que tiene su presidente, Nasser Al-Khelaifi con los dirigentes madridistas.

Alain Miglaccio, consejero de Zidane, ha comentado en 'L'Equipe' que "soy la única persona autorizada a representar y asesorar a Zidane. Ni Zidane ni yo hemos sido contactados directamente por el propietario del Paris Saint-Germain". La decisión de Zidane para elegir el banquillo del PSG no es nada sencilla.

Zidane está en el mismo punto por el que pasó Mbappé. El exentrenador del Real Madrid recibe el fuerte interés de Qatar, dueño del Paris Saint-Germain, y Emmanuel Macron, presidente de la República de Francia, para que se decida a coger el banquillo del club parisino. Ya sabemos lo que sucedió con Mbappé. Acabó renovando y dejó plantado al Real Madrid. Es muy difícil no sucumbir a los deseos del emir de Qatar y del presidente de la República de tu país. Lo elevan a cuestiones de Estado. Hacen ver lo importante que es seguir adelante con el proyecto de conseguir que el PSG gane la Champions.

Zinédine Zidane Kylian Mbappé
El redactor recomienda