Es noticia
"La vida te la destrozan": Ángel María Villar, el poderoso dirigente que vive de una pensión
  1. Deportes
  2. Fútbol
dice que tuvo problemas de salud

"La vida te la destrozan": Ángel María Villar, el poderoso dirigente que vive de una pensión

Villar pasó de estar en los círculos de poder del fútbol mundial a la cárcel y ahora vive buscando la paz interior. Es la nueva vida en libertad con fianza​ de un jubilado que reclama su inocencia

Foto: Ángel María Villar, expresidente de la Real Federación Española de Fútbol. (EFE/Javier Lizón)
Ángel María Villar, expresidente de la Real Federación Española de Fútbol. (EFE/Javier Lizón)

Tiene embargados sus inmuebles, la cuenta corriente, vive de una pensión que no está entre las más elevadas y está obligado a pedir autorización para salir de España. Ángel María Villar, el hombre más poderoso del fútbol español durante 29 años (de 1988 a 2017), sigue en libertad bajo una fianza de 300.000 euros, luchando por demostrar su inocencia, honor y reparar las injusticias que dice haber sufrido desde que el 20 de julio de 2017 ingresó en la prisión de Soto del Real en el marco de la operación Soule.

Una presunta trama que desvió fondos públicos y privados y de la que el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ordenó su detención, la de su hijo Gorka y la de Juan Padrón, entonces vicepresidente económico de la RFEF. Estableció que era una red "clientelar". Más de cuatro años después, sigue la investigación de unos indicios por delitos de corrupción entre particulares, falsedad, administración desleal y apropiación indebida de capitales.

Foto: Luuk de Jong, durante el partido del Barcelona en Granada. (Reuters/Jon Nazca)

Su vida dio un vuelco desde que ingresó en prisión y salió con el pago de los 300.000 euros que hizo su mujer. Estuvo 12 días en la cárcel. El hombre más poderoso del fútbol español entró en barrena. Destituido de su cargo, en diciembre de 2017, por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD) por vulnerar la neutralidad en el último proceso electoral en la Federación. El Consejo Superior de Deportes tomó la decisión de apartarle por una falta muy grave y el TAD le destituyó. Se consideró que no era neutral y había incumplido el reglamento. Villar tocó fondo. El eterno presidente de la Federación, reelegido en seis ocasiones, que llegó a ser presidente en funciones de la UEFA y vicepresidente de la FIFA, estaba noqueado.

placeholder Ángel María Villar saliendo de la prisión de Soto del Real. (EFE/Juan Cruz)
Ángel María Villar saliendo de la prisión de Soto del Real. (EFE/Juan Cruz)

La lucha para demostrar su inocencia le ha hecho ganar una batalla legal. La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha admitido a trámite el recurso presentado por los abogados de Villar. En su defensa, alega que no era reincidente en el proceso electoral. Es una victoria entre tantas derrotas que han dañado su imagen, prestigio, dignidad y el bolsillo.

Demostrar su inocencia

Cerca de cumplir los 72 años, Ángel María Villar lleva una vida extremadamente tranquila, de meditación, disfrutando de los amigos en el barrio, del placer de tomarse un vino y, sobre todo, de estar en casa con la familia. Sigue luchando por demostrar su inocencia, evita el rencor, pero reconoce que ha sufrido problemas de salud en todo este tiempo. Villar habla poco, nunca le gustaron las entrevistas, pero este era el momento de tener un desahogo tras tanto sufrimiento interior. Lo ha hecho en el programa 'La hora de Broti' del periodista José Joaquín Brotons en 'Radio Marca Asturias'. Es el Villar más humano y cercano, el que siente que fueron a por él por llevar tanto tiempo en un cargo, le pasó factura tener éxito y fue juzgado por la 'pena del telediario'.

Es el Villar que abre su corazón y vive en calma. "La vida te la destrozan. No soy el único que está pasando por esto. He visto políticos con los que emprendían acciones, las archivaban y no pasa nada. Nadie dice nada. Hay unos problemas de salud, hasta te pueden producir la muerte, piensas que vas a morir por el alargue judicial y no pasa nada. Los procedimientos en España son muy garantistas, pero no se tiene en cuenta al investigado. Si alguno supiera lo que es... Si al legislador le pasara algo similar, creo que pondría remedio. A mí ya me han juzgado y he tenido problemas de salud. He salido adelante porque soy un luchador. También soy un católico convencido. Leo la Biblia y en las situaciones complicadas rezo más. Se llega a rezar más despacio. Muchas veces rezamos un Padre Nuestro y te aceleras sin saber la profundidad que tiene cada palabra y cada frase. Yo ya no guardo rencor a nadie. Doy la mano a todas las personas que quieran construir y no quiero venganza. Lo que quiero es que me declaren inocente. Yo no hice nada y nunca me he sentido un delincuente ni un chorizo".

Foto: Rodrygo y Vinícius celebran un gol. (Reuters/Gleb Garanich)

Pasó de estar en los círculos de poder del fútbol mundial a la cárcel y ahora vive buscando la paz interior. Es la nueva vida en libertad con fianza de un jubilado que se levanta a las siete de la mañana, sale a pasear durante dos horas, lee libros de historia, escribe episodios de sus vivencias, se echa la siesta, habla con la gente del barrio y admira el cariño, el apoyo y la fidelidad de su mujer. "No hice caso a mi mujer cuando me decía que me apartase del proceso electoral. Es la persona que más quiero. Más que a mis hijos y a mis nietos. Pero me ha pasado todo esto por tener éxito. Yo me encontraba en condiciones. Trabajaba constantemente con un grupo extraordinario y en este país el éxito lo pagas de distinta manera. Estoy apartado. Ya no soy nada. La grandeza del ser humano es superar todo". Ángel María Villar es historia del deporte español.

Ángel María Villar Pensiones
El redactor recomienda