¿Se merece Messi el Balón de Oro? Así pasó por encima de Benzema... y de Cristiano
  1. Deportes
  2. Fútbol
Único en la historia

¿Se merece Messi el Balón de Oro? Así pasó por encima de Benzema... y de Cristiano

La Copa América con Argentina tuvo un peso enorme en el premio de Leo. El luso, sexto en la votación, acusó al editor jefe de la revista 'France Football' de "mentiroso"

Foto: Leo Messi y su séptimo Balón de Oro. (Reuters/Benoit Tessier)
Leo Messi y su séptimo Balón de Oro. (Reuters/Benoit Tessier)

El delantero del PSG, Leo Messi, incorporó un nuevo Balón de Oro a una abarrotada vitrina en la que solo falta el ansiado Mundial con Argentina tras superar a sus tres máximos rivales esta temporada en la votación, Robert Lewandowski, Jorginho y Karim Benzema. Con el séptimo galardón bajo el brazo, Messi abre una brecha insalvable para Cristiano Ronaldo, con cinco Balones de Oro, y distancia su legado del obtenido por el luso hasta el momento, suplente en el último partido del Manchester United y con graves problemas para encontrar un proyecto que le acerque a ganar la Champions League tras salir del Real Madrid.

placeholder Messi se emocionó durante la gala. (Reuters/Benoit Tessier)
Messi se emocionó durante la gala. (Reuters/Benoit Tessier)

Máximo goleador de LaLiga 2020-2021 (30 tantos), máximo regateador (160 acciones), quinto máximo asistente (nueve pases de gol), máximo creador de ocasiones peligrosas (22) y primero en pases clave —envíos que terminan en disparos de sus compañeros— con 81 acciones. Los datos de la rutilante estrella del conjunto parisino logrados con la zamarra azulgrana impulsaron al Barça a luchar por LaLiga hasta el final, momento en que el equipo de Ronald Koeman se desinfló en las últimas jornadas y perdió el trofeo para disgusto del recién llegado a la presidencia, Joan Laporta.

Messi cerraba así un curso complicado con su club, en el que empezó teniendo dificultades para anotar goles y en el que acabó elevando su equipo hacia cotas a las que el colectivo no llegaba. Expulsado de la Supercopa que el Barça perdió en enero contra el Athletic Club (2-3), un hecho insólito en su carrera, el despertar del argentino entre los meses de diciembre y enero llegó justo para la Champions League, pero el conjunto de Koeman, inmerso en la lucha por LaLiga y visiblemente inferior al PSG, cayó por un contundente 2-5 global en el que el argentino anotó los únicos dos tantos azulgranas en el cruce.

placeholder Los parisinos fueron muy superiores. (EFE/Yoan Valat)
Los parisinos fueron muy superiores. (EFE/Yoan Valat)

Eliminado de la Champions League a las primeras de cambio, el Barça encontró un refugio seguro en la Copa del Rey. Por cosas del destino, la final lo enfrentaría al Athletic Club, verdugo en la Supercopa y rival duro para los culés. Messi, con la final de enero marcada a fuego en la retina, anotó un doblete para cerrar el partido y sumar el único título azulgrana en 2021. Y es que, pocas semanas después, cuando los sistemáticos pinchazos del Atlético de Madrid dieron al Barça la oportunidad de adueñarse de LaLiga, el Barça se fundió en un trágico partido en el Camp Nou contra el Granada. Messi anotó el único tanto del choque y el Granada remontaría el duelo en la segunda parte (1-2) para devolver el trono al conjunto rojiblanco.

Ganar con Argentina, el gran sueño de Messi

Llegado el verano, con el contrato expirado sobre la mesa, Laporta fallando a su gran baza electoral y la destartalada economía del Barça en una "situación dramática", en palabras de su presidente, Leo oteó el horizonte en busca de nuevos retos. Con el PSG atento a la situación, el menudo futbolista de 34 años se marchó con su selección a la Copa América. Un objetivo que, visto desde los ojos de Europa, no tenía gran prestigio, pero que en Argentina se anhelaba como tropezarse con un oasis en el desierto.

placeholder Leo rompió la gran barrera mental con su país. (Reuters/Juan Ignacio Roncoroni)
Leo rompió la gran barrera mental con su país. (Reuters/Juan Ignacio Roncoroni)

Siete años después de perder la final del Mundial 2014 contra Alemania, y de hacer lo propio en las dos finales de Copa América contra Chile, Messi ganó su primer trofeo con Argentina. A sus 34 años, Leo levantó su primer trofeo con la selección argentina absoluta. La alegría y el alivio del argentino, sabedor de estar saldando una cuenta pendiente, también fueron compartidos por sus compañeros. Nada más pitar el árbitro, todos los integrantes del equipo entrenado por Lionel Scaloni se abalanzaron sobre Messi. Más contentos por él que por ellos. "¡A Messi lo vas a ver, la Copa va a traer... Maradona es más grande que Pelé!", cantaron los argentinos sobre el césped de Maracaná tras derrotar a su eterno rival. La magnitud emocional de lo logrado abrumaba. De los 12 goles logrados por Argentina, Leo había participado de forma directa (con gol o asistencia) en nueve de ellos.

En agosto, Messi se fue al PSG y el barcelonismo perdió a su faro emocional y deportivo. "Quiero más títulos y volver a ganar la Champions League. Ese es mi objetivo. He venido al lugar ideal para hacerlo. Jugar con Neymar y Mbappé es una locura. Se han hecho fichajes espectaculares. Voy a estar con los mejores", declaró el argentino en su presentación, consciente de que, de seguir en el Barça, el premio de la Champions League era una quimera. Desde entonces, Leo no ha tenido un tramo final de año destacado, en que solo ha marcado cuatro goles y dado tres asistencias en 11 encuentros con el PSG, pero su 2021 ha sido merecedor del Balón de Oro. Formar parte de un club con tantos tentáculos económicos y políticos como el PSG también ha sumado.

placeholder Leo dio tres asistencias en su último partido en la Ligue 1 contra el Saint-Étienne. (EFE/Peter Powell)
Leo dio tres asistencias en su último partido en la Ligue 1 contra el Saint-Étienne. (EFE/Peter Powell)

Benzema firmó un año extraordinario

La rutina de lo extraordinario de Messi tuvo que lidiar con el año 2021 de Karim Benzema, líder destacado del Madrid tras la marcha de Cristiano Ronaldo y goleador voraz en constante evolución. En el año de su vuelta a la selección gala, el delantero del Real Madrid no pudo evitar que la campeona del mundo cayese en octavos de final ante Suiza. A pesar de anotar dos de los tres goles de su equipo, los franceses capitularon en la tanda de penaltis. En cambio, sí que ganó la Nations League contra España con gol en la semifinal (vs. Bélgica) y otro tanto de bella factura en la final.

placeholder Benzema es el actual máximo goleador de LaLiga. (EFE/Ballesteros)
Benzema es el actual máximo goleador de LaLiga. (EFE/Ballesteros)

Por su parte, marcó 30 goles y dio nueve asistencias en los 46 partidos disputados con el Madrid. Actualmente, suma 16 goles y 12 asistencias en 18 partidos entre LaLiga y Champions y es el máximo goleador del campeonato nacional. A pesar de que Zinédine Zidane reclamase el galardón para su expupilo —"Karim Benzema se merece ganar el Balón de Oro, simplemente porque ahora mismo está por encima del resto. Está en un momento muy importante de su carrera y espero que se vea recompensado"—, el año en blanco del Real Madrid, semifinalista en Champions contra el Chelsea, ha pesado bastante para que no se alzase con el trofeo. Quién sabe si también haber salido condenado en Francia.

La pandemia acabó con las esperanzas de Lewandowski

En el otro lado de la balanza, el destino ha sido muy cruel con Robert Lewandowski. En el año en que el Bayern de Múnich alzó la Bundesliga, la Copa de Alemania, la Champions League, la Supercopa Europea y la Supercopa alemana, el ariete polaco protagonizó una estelar temporada. Sus 48 goles y nueve asistencias en 40 partidos con su club le valieron para levantar el premio de la UEFA al mejor jugador del año y el 'The Best', pero la explosión de la pandemia provocó la suspensión del Balón de Oro y le dejó sin el galardón de 2020.

placeholder El polaco, máximo goleador natural en el año 2021 con 63 tantos. (Reuters/Valentyn Ogirenko)
El polaco, máximo goleador natural en el año 2021 con 63 tantos. (Reuters/Valentyn Ogirenko)

En los últimos meses, el tanque polaco lamentó la decisión de la revista 'France Football', encargada de entregar el trofeo: "Quizá decidieron demasiado pronto anularlo, porque todos los trofeos se han decidido. Muchos jugadores, entrenadores y periodistas saben que era la mejor temporada para mí", dijo a 'Daily Mail' en diciembre. Mientras que en 'Marca' también abogó por su candidatura este 2021: "Si consideras todo lo que he conseguido no solo este año, el pasado también: gané muchos títulos, anoté muchos goles. Ganar la Liga de Campeones, la Supercopa, el Mundial de Clubes, rompí el récord de Gerd Müller de 41 goles en la Bundesliga, fue algo impresionante. Los últimos dos años fueron un gran logro, no solo para mí, sino para cualquier futbolista en la historia".

A sus 33 años, los 25 goles y dos asistencias en 20 partidos del atacante polaco en la presente temporada tampoco le han valido para ganar el trofeo concedido a Leo Messi. Tampoco ser el máximo goleador de la Champions League, así como de la Bundesliga, ni ser el máximo goleador natural de 2021: 63 goles frente a los 43 de Karim Benzema y Cristiano Ronaldo o los 41 de Leo Messi. Se tuvo que contentar con el galardón a mejor delantero. Premio de consolación de la revista tras negarle, de manera injusta y cruel, el Balón de Oro en 2020. Jorginho, cerebro organizador del campeón de la Champions League, el Chelsea de Thomas Tuchel, y de la Eurocopa con Italia, no pudo dar la campanada. De esta forma y con su séptimo Balón de Oro, Messi da un paso de gigante en su carrera para distanciarse de Cristiano (cinco trofeos) y aumentar su ventaja sobre el astro portugués.

France Football Cristiano Ronaldo Karim Benzema FC Barcelona Neymar Robert Lewandowski
El redactor recomienda