Patadas, humillación, vaciles... y el Balón de Oro acaba con la guerra entre Ramos y Messi
  1. Deportes
  2. Fútbol
tras años de una tensa rivalidad

Patadas, humillación, vaciles... y el Balón de Oro acaba con la guerra entre Ramos y Messi

Ramos está encantado de jugar con Messi y no tuvo reparos en pedir el Balón de Oro para el argentino. Es el borrón y cuenta nueva de una larga rivalidad. Unidos por el escudo del PSG

Foto: Messi y Sergio Ramos se encaran en un Clásico. (Miguel J. Berrocal)
Messi y Sergio Ramos se encaran en un Clásico. (Miguel J. Berrocal)

Sergio Ramos y Leo Messi tienen en común una necesidad de revancha. La de demostrar que el Real Madrid y el Barcelona se han equivocado no haciendo un esfuerzo para retenerlos. Por lo demás, no se puede olvidar que han sido enemigos que han tenido enfrentamientos tensos y hasta violentos. El fútbol también hace amigos y compañeros inesperados. Ramos y Messi defienden el mismo escudo, el del Paris Saint-Germain, y donde antes había rivalidad ahora tienen que ser una familia. No se trata de que se quieran como hermanos, pero sí sorprende que el exjugador del Real Madrid haya pedido el Balón de Oro para el exbarcelonista.

Hasta el punto de que en los medios deportivos catalanes parece extraño y lo califican como el mundo al revés. Sergio Ramos pidió el Balón de Oro para Messi después de haber vivido Clásicos de alta intensidad, con duros enfrentamientos, expulsiones, vaciles y humillaciones. La memoria es frágil o realmente no interesa recordar que los que fueron capitanes del Real Madrid y Barcelona las tenían de todos los colores.

Foto: Monchi en la celebración del triunfo en el derbi sevillano. (EFE/Raúl Caro)

Sergio Ramos, tras su debut en el PSG contra el Saint-Étienne, estaba exultante, radiante, feliz y orgulloso de haber podido completar todo el partido. Llevaba 207 días sin competir. Fue una victoria en la que Messi dio tres asistencias y el central mostró su carácter y gen competitivo. La prensa francesa elogió la aportación de esta nueva sociedad. Ramos no dudó en contestar cuando le preguntaron por el Balón de Oro y su opinión sobre Messi. "Al final, Leo es un jugador determinante. Es un jugador único y es un privilegio tenerlo en el equipo. Poco a poco, entre todos, vamos a aportar nuestro granito de arena para hacer al Paris más grande. Yo estoy siempre defiendo a los que están en mi equipo y le deseo toda la suerte del mundo", son las palabras del sevillano.

Centrado en el PSG

Sergio Ramos podía haber sido políticamente correcto y no haberse mojado tanto para pedir el Balón de Oro para Messi. ¿Le ha faltado sensibilidad con el Real Madrid? Entre los candidatos estaba Karim Benzema, un compañero con el que ha compartido muchos años de vestuario y ha ganado títulos. Pero Ramos es así de rotundo cuando quiere enviar un mensaje y dejar las cosas claras. Su ambición, sus ganas por volver a demostrar que tiene fútbol para rato y está en un equipo que aspira a todo le hacen no mirar atrás. Solo le importa el presente y volver a estar activo después de unos meses de mucho sufrimiento y estrés por cómo se produjo su salida del Real Madrid y una lesión en el sóleo que ha sido un martirio.

Ramos ha tenido poquísimos guiños con el Real Madrid desde que salió del club y uno de ellos fue para Luka Modric (el único Balón de Oro que hay en la plantilla) cuando el croata lució el brazalete de capitán por primera vez. Fue en el partido contra el Elche, en el que Benzema estaba de baja y Ancelotti cambió a Marcelo. Modric se convirtió en capitán de campo y Sergio Ramos escribió en las redes sociales un mensaje de admiración: "¡Qué capitán!".

placeholder Sergio Ramos y Messi, el día de su presentación en el Parque de los Príncipes.
Sergio Ramos y Messi, el día de su presentación en el Parque de los Príncipes.

Una de las primeras imágenes que subió a sus redes el central español, en sus primeros días en el Paris Saint-Germain, fue una fotografía con Kylian Mbappé. Se le vio contento al lado del francés y presumiendo de poder jugar con un futbolista que es deseado por Florentino Pérez. Da que pensar, de manera malintencionada, sobre la presión que puede hacer Ramos al francés para que se quede en París. Todo suma, pero el Real Madrid parece, de manera pública, estar superado para el de Camas. Lo que sí ha tenido son palabras de cariño de Florentino Pérez en la asamblea de socios. El presidente, en su discurso inicial, comentó: "Sergio Ramos es nuestro capitán. El mejor defensa de la historia. Llegó con 19 años y ha estado 16 en el Real Madrid. Es el hombre de la Décima. Con 22 títulos y cuatro Champions. Siempre será uno de los grandes emblemas y valores de nuestro club, leyenda del Real Madrid y del fútbol mundial".

Una rivalidad muy dura

Las palabras de Ramos pidiendo el Balón de Oro para Messi pueden extrañar a los madridistas, que no entienden al que fue su capitán. Sergio Ramos y Messi han tenido enfrentamientos de alto voltaje y ahora hablan el uno del otro con admiración. Ramos es el jugador que salió expulsado del Camp Nou, en la derrota por 5-0 del Real Madrid de Mourinho, por dar una patada por detrás a Messi. Una acción violenta que siguió con un enfrentamiento con Puyol, Piqué y Xavi. Hace un par de años, el sevillano vaciló a Messi en el Bernabéu tirándole una pelota. En el Real Madrid no pueden olvidar que Ramos estaba en el equipo que perdió un Clásico y Messi se quitó la camiseta en el Bernabéu para mostrarla a la grada.

Borrón y escudo nuevo. Es el mundo al revés. Los tiempos cambian y nadie podía imaginar que Messi y Sergio Ramos jugaran en el mismo equipo y se lanzaran flores. Ramos pidió el Balón de Oro para Messi. Antes, el argentino tuvo estas palabras, en 'Marca', para el español: "Ramos como compañero es un espectáculo. Al principio sí que fue un poco raro después de tantos años de rivalidad, siendo los dos capitanes del Barça y Madrid, después de tantos Clásicos jugados, tantas peleas que tuvimos dentro de la cancha". Han llegado al PSG, tienen que convivir en el mismo vestuario, pelear por los mismos objetivos y es comprensible que empiecen una relación nueva.

Foto: Kroos celebra el gol marcado en el partido contra el Rayo Vallecano. (EFE/Juanjo Martín)

Ambos se necesitan. Sergio Ramos tiene que recuperar el terreno perdido después de unos meses difíciles en los que lo que más le ha dolido es que se diga que el PSG podía rescindir su contrato. Es una información que salió en 'Le Parisien' y que recogieron en toda España como una posibilidad real. Algo que, según él, le hizo más fuerte para demostrar que estaba trabajando duro para ser el de antes. El mismo medio que hizo referencia a una ruptura del contrato es el que ahora le elogia tras su debut: “Con su experiencia, hace que todo parezca más fácil”.

Algo parecido le ha sucedido a Messi con su salida traumática del Barcelona, una adaptación en París que lleva tiempo y las duras críticas tras la derrota contra el Manchester City por ir andando por el campo. Ramos y Messi no lo han tenido fácil en sus inicios en París y deciden unirse ante la adversidad.

Sergio Ramos FC Barcelona
El redactor recomienda