Es noticia
Un muro en defensa con 94% de acierto en el pase. Ramos debuta a lo grande con el PSG
  1. Deportes
  2. Fútbol
Titular en el eje de la zaga

Un muro en defensa con 94% de acierto en el pase. Ramos debuta a lo grande con el PSG

El central sevillano se estrenó con victoria en su primer partido en la liga francesa. Jugó los 90 minutos, solo falló seis pases de 101 y pudo marcar el gol de la victoria

Foto: Sergio Ramos despeja una pelota en su estreno con el club galo. (Reuters/Eric Gaillard)
Sergio Ramos despeja una pelota en su estreno con el club galo. (Reuters/Eric Gaillard)

Siete meses después de jugar su último partido (el pasado 5 de mayo en Stamford Bridge cuando aún era jugador del Real Madrid), Sergio Ramos debutó con el PSG. El central sevillano se estrenó con la camiseta del PSG a sus 35 años tras no renovar con el club blanco y quedarse sin jugar la Eurocopa a pesar de que él se veía bien para hacerlo. En un equipo titular que reunió al citado Ramos, Mbappé, Messi, Neymar, Di María, Achraf Hakimi, Donnarumma o Marquinhos, la gran noticia era el español. Sin embargo, y a pesar de estar con un jugador más durante toda la segunda parte tras la injusta expulsión de Timothée Kolodziejczak por roja directa, el club galo sufrió para ganar 1-3 a domicilio.

placeholder Ramos, durante el calentamiento. (Reuters/Eric Gaillard)
Ramos, durante el calentamiento. (Reuters/Eric Gaillard)

Ramos, de central izquierdo, vivió de primera mano los problemas de un conjunto de jugadores que están muy lejos de ser un equipo y cuyos problemas colectivos no pasan por el rendimiento de un central. Partido en dos bloques, uno ofensivo formado por Messi, Di María, Neymar y Mbappé y otro defensivo conformado por el resto del equipo, el PSG empezó con un gol anulado a Neymar. El PSG tenía ocasiones por pura calidad individual, pero el guardameta inglés, Green, mantuvo con vida a su equipo.

Entonces empezó a caer la nieve en el gélido estadio Geoffrey-Guichard. El cuadro de Claude Puel se adelantó tras un gran pase de Khazri hacia Bouanga, el atacante local batió a Donnarumma por abajo. Al filo del descanso, se le acumularon las malas noticias al Saint-Éttiene. En un minuto, los de Puel se quedaban con uno menos y sin ventaja en el marcador. Timothée Kolodziejczak era expulsado, con roja directa, por levantar demasiado la pierna en una entrada sobre Mbappé. Acto seguido, Marquinhos remataba de cabeza una falta botada por Messi.

Ramos se mostró seguro y fuerte físicamente

Tras el descanso y con todo de cara, el PSG siguió inclinando el campo, pero poco a poco, se fue desinflando mientras el cuadro local amenazaba con dar la sorpresa. Ramos, instalado en el centro de la defensa, la sacó jugando sin oposición, condujo la pelota para dividir la defensa rival y se mostró concentrado, potente y atento al corte contra un rival que se estiró en ataque a pesar de estar toda la segunda parte con un hombre menos. Expeditivo y confiado, Ramos fue un muro en la incertidumbre del PSG. Así lo acreditan sus números: 95/101 pases acertados (94% de éxito), 7/8 balones en largo acertados, 6 recuperaciones de balón y 5/8 duelos ganados. Pudo ver la amarilla tras propinarle un codazo a Khazri en un contragolpe, no obstante, el árbitro solo le advirtió.

placeholder Ramos saca la pelota jugada desde atrás. (EFE/Thierry Larret)
Ramos saca la pelota jugada desde atrás. (EFE/Thierry Larret)

Con el paso del tiempo y sin que el gol llegase a pesar de los intentos de Messi y Mbappé, Ramos se apuntó al ataque del PSG. Subió varios peldaños su posición hasta operar como un falso centrocampista más. Ahí el central sevillano buscó añadir más ritmo y rango de pases al parsimonioso sistema ofensivo parisino. Sin conseguir el gol de la victoria y a 20 minutos del final, Ramos se fue al área. El español era un delantero más en busca de un remate de cabeza que estuvo a punto de llegar pero se escapó por centímetros gracias a la zaga del Saint-Étienne.

En el minuto 79, Messi aglutinó defensores como si de un imán se tratara en el interior del área, detectó la entrada de Di María por el sector derecho y el argentino, que pudo haberle dado el gol a Ramos si se la llega a pasar, definió a la perfección con su pierna izquierda. El PSG remontó sin grandes alardes. Por último, Marquinhos mató el partido en el descuento para firmar su doblete en el hat-trick de asistencias de Leo Messi. Ramos, físicamente fuerte, no sufrió y debutó con victoria en su estreno con el cuadro de Pochettino.

Sergio Ramos FC Barcelona