Jordi Alba recela de la rebaja salarial y Laporta da la voz de alarma
  1. Deportes
  2. Fútbol
el presidente no esconde la gravedad

Jordi Alba recela de la rebaja salarial y Laporta da la voz de alarma

El club plantea la reducción de hasta un 50% del sueldo en la próxima temporada y no hay unanimidad en la plantilla. Jordi Alba es el más reticente. No lo ve claro

placeholder Foto: Jordi Alba sale a un entrenamiento junto a Riqui Puig. (Efe)
Jordi Alba sale a un entrenamiento junto a Riqui Puig. (Efe)

Joan Laporta decide que la manera más efectiva para reducir la masa salarial y encajar, principalmente, a Leo Messi es dar un martillazo tras otro a la plantilla. Así va a estar hasta conseguir el objetivo de cumplir con el límite salarial que impone la Liga, aunque parece que tiene algo adelantado porque reconoce que Javier Tebas está con voluntad de ayudar. El presidente de la Liga comentó que iba a ser inflexible con el control económico, pero según pasan los días y viendo el esfuerzo de Laporta y las dificultades, no hay que descartar el empujoncito en una situación que se considera extraordinaria. Laporta tiene el argumento de haber heredado la mala gestión de Bartomeu.

El presidente del Barcelona es peleón y hábil en los despachos. Vuelca sus energías en hacer ver a la plantilla que la situación es alarmante y hay que tomar medidas con urgencia. “Estamos abiertos a todas las propuestas que se presenten porque estamos en un momento delicado”, reconoció Laporta en el acto de presentación de Memphis Depay. Todas las propuestas son encontrar la mejor solución para vender a Griezmann, buscar fórmulas para dar salida a los descartes y rebajar a la mitad los salarios de la temporada 21-22.

Foto: Ilaix Moriba en el último partido de Liga del Barcelona contra el Eibar. (Efe)

No todos los jugadores del Barcelona están dispuestos a hacer un esfuerzo extraordinario en la rebaja de los 200 millones de euros de la masa salarial. Joan Laporta tiene diferentes frentes abiertos para conseguirlo y en todos encuentra obstáculos. En el del grupo de futbolistas que forman Piqué, Busquets, Jordi Alba y Sergi Roberto no hay unanimidad. Es Jordi Alba el que más resistencia ofrece para aceptar el recorte o lo que se denomina ‘diferir’ el contrato. Consiste en reducir hasta un 50% el salario de la próxima temporada y cobrar lo pactado cuando se recupere la economía. Alba tiene dudas. No lo ve claro.

El socio de Messi en el campo

Es un recorte importante y los futbolistas afectados demoran su decisión, pese a que Laporta anuncia públicamente que hay voluntad para colaborar. El peso de las operaciones lo llevan Mateu Alemany, director de fútbol, y Rafael Yuste, el vicepresidente deportivo. Laporta cálcula el momento en el que tiene que entrar en acción. En el club esperan que sean comprensivos y arrimen el hombro en una situación económica grave. ¿Se puede hablar de insolidaridad? La ayuda es económica y tiene como principal objetivo encajar el nuevo contrato de Messi, que el argentino siga. El ejemplo es el esfuerzo que hace Leo para diferir su contrato de cinco años y empezar cobrando a la baja. El primer salario de Messi no estaría por debajo de los 20 millones de euros netos, con lo que es lógico penar que haya jugadores que defiendan sus intereses cuando se le propone una medida.

Si alguien tiene más ganas de que Messi se quede ese es Jordi Alba. Forman una sociedad que tiene un rendimiento extraordinario en el campo. Muchos son los partidos que el Barcelona ha conseguido desequilibrar con la profundidad de Alba por el costado izquierdo, el pase al espacio de Messi y la finalización de la jugada. Pero el negocio y los intereses ahora son particulares. Jordi Alba es de los que más recelan del tijeretazo.

placeholder Messi y Jordi Alba celebran un gol. (Efe)
Messi y Jordi Alba celebran un gol. (Efe)

Mateu Alemany es la persona que más reuniones tiene con los agentes y abogados de los futbolistas. Ha encontrado mejor disposición en Piqué, Busquets y Sergi Roberto que en Jordi Alba. Pero no consigue cerrar el acuerdo y en Barcelona, según informaciones de Sport, se habla de fracaso y de la entrada en escena de Joan Laporta con otro tipo de decisiones más drásticas.

Negociación dura

El presidente necesita pegarle un acelerón a las negociaciones con este grupo de jugadores. También a la operación salida. La fecha del 15 de agosto puede ser el día para tomar las grandes decisiones, según comentan en Barcelona los medios deportivos especializados, pero el tiempo encima se echa encima. No hay avances importantes. Lleva tiempo comentándose la posibilidad de que el presidente dé cartas de libertad o plantee a los jugadores la opción de quedarse en la grada sin ficha. No parece ni ético ni legal. Pero sí es cierto que Laporta está obligado a negociar duro porque, a menos de un mes del inicio de la Liga, está la incertidumbre de cómo inscribir a los nuevos fichajes (Depay, Kun Agüero, Eric García y Emerson) y Messi sigue sin libre.

Los salarios representan el 110% de los ingresos previstos y en el Barcelona están en situación de emergencia. Por este motivo no basta solo con esperar a que llegue un club y pueda fichar a Griezmann por una cantidad de 80 millones de euros. Es el precio con el que tasan al francés. Griezmann también tiene algo que decir y, de salir, agotará todas las opciones para regresar al Atlético de Madrid. Pero es necesario que Piqué, Busquets, Sergi Roberto y Jordi Alba acepten las condiciones que le plantea Laporta y Alemany.

Foto: Pedri posa para hacerse la foto con la Selección olímpica. (@sefutbol)

A finales del mes de junio llegó al Barcelona el interés del Inter de Milán por Jordi Alba. La información no le gustó al lateral, que estaba concentrado con la Selección en la Eurocopa. Dijo que iba a cumplir su contrato (finaliza en 2024) y que su intención era no moverse y sí retirarse en el Barcelona. Los frentes abiertos hay que estudiarlos para llegar acuerdos. Con Alba (32 años) se planteó una posible venta para ir al mercado y fichar al valencianista José Luis Gayá. En la operación también podía entrar Martin Braithwaite si le interesaba al Valencia. Jordi Alba se resiste.

Laporta no flojea, pero encuentra todo tipo de obstáculos. También en el grupo de los considerados transferibles (Umtiti, Pjanic, Braithwaite y Coutinho). El agente de Martin Braithwaite no lo va a poner fácil y su postura es que el danés siga en el Barcelona. Hansa Cetinkaya, representante de Braithwaite, reaccionó con indignación a una información que le llegó desde Barcelona y en la que se decía que Jorge Mendes (buen amigo de Laporta) tenía el encargo de colocar al delantero danés en el Wolverhampton por 15 millones de euros. “Todo es una mierda. Todas estas historias son falsas y Jorge Mendes no tiene jugadores en el Barcelona. Es una pérdida de tiempo porque Martin juega en el club más grande del mundo, es feliz y fue de los mejores de la Eurocopa. Seguirá en el Barcelona”, comentó el agente. Nadie lo pone fácil, pero Laporta es infatigable.

Joan Laporta Jordi Alba Leo Messi FC Barcelona
El redactor recomienda