Griezmann no es bien recibido en el Atlético, pero si lo pide Simeone no se le discute
  1. Deportes
  2. Fútbol
saúl acepta el trueque

Griezmann no es bien recibido en el Atlético, pero si lo pide Simeone no se le discute

La operación del intercambio de Griezmann por Saúl está en marcha. El Barça trabaja para conseguir cumplir con el control económico de la Liga y facilitar el encaje de Messi

placeholder Foto: Antoine Griezmann durante un partido entre el Barcelona y el Atlético de Madrid. (Efe)
Antoine Griezmann durante un partido entre el Barcelona y el Atlético de Madrid. (Efe)

La suerte que tiene Antoine Griezmann es contar con el apoyo de Simeone para conseguir su regreso al Atlético de Madrid. El francés se fue al Barcelona porque quería progresar en su carrera como futbolista y ganar más títulos. Esto no lo aceptaron los aficionados del Atleti, una inmensa mayoría, que se sintieron defraudados con un futbolista que pasó de ser la estrella a un mercenario. La posibilidad de que regrese al club rojiblanco se contempla en una operación entre el Barcelona y el Atlético de Madrid, en la que entran Griezmann y Saúl, y todas las partes salen beneficiadas.

El problema es cómo será recibido Griezmann por la parroquia rojiblanca después de marcharse pagando la cláusula de rescisión de 120 millones de euros y haber jugado con sus sentimientos. Al francés le persigue el documental (La decisión) en el que dudada entre el Atleti y el Barcelona. Después de ganar el Mundial de Francia se quedó en el Atleti, pero a mitad de temporada Miguel Ángel Gil Marín (director ejecutivo del club rojiblanco) descubrió que ya tenía un preacuerdo con Josep María Bartomeu, por entonces presidente del Barcelona.

Foto: Luis Rubiales, presidente de la Fedración, y Javier Tebas, de la Liga. (Efe)

Griezmann se fue mal del Atlético de Madrid hace ahora justo dos años y esto no lo olvida una afición que cargó contra él. El regreso al Atleti solo lo puede defender Simeone y si lo pide el ‘Cholo’, que acaba de renovar y es el campeón de Liga, no hay mucho más que hablar. No se discute dentro del club y fuera la afición tendrá que darle una tregua al francés hasta que se produzca la reconciliación.

El encaje de Messi

Los problemas económicos que tiene el Barcelona para encajar a Leo Messi, reducir la masa salarial y poder inscribir a los nuevos fichajes provocan que se acelere una negociación que está enmascarada como un trueque. El Barcelona necesita quitarse el salario de Griezmann (41 millones de euros brutos) y el francés acepta la salida si el destino es el Atleti. Es su objetivo porque la relación que mantiene con Simeone sigue siendo inmejorable y el entrenador argentino está como loco por encontrar un delantero que haga compañía a Luis Suárez.

En un principio, en el Barcelona se negaron a dejar marchar a Griezmann al Atleti porque tienen la mala experiencia de la temporada pasada con Luis Suárez. El delantero uruguayo se fue a coste cero y su rendimiento y sus goles resultaron determinantes para que el Atleti ganara la Liga. La ingeniería financiera que tiene que hacer Joan Laporta es tan complicada que para dar luz verde a la salida de Griezmann al Atleti y poder decir que no sale perdiendo, en lo deportivo, se le ocurre pedir a Saúl.

En lo económico es evidente que no sale perdiendo el Barça, que pasaría de quitarse una ficha de 41 millones de euros a tener otra de 15 millones de euros brutos, que es el salario que percibe Saúl. En el puzzle encajan las piezas. Griezmann quiere regresar al Atleti y Saúl está dispuesto a marcharse al Barcelona.

placeholder Griezmann en una acción frente a Savic en el Camp Nou. (Efe)
Griezmann en una acción frente a Savic en el Camp Nou. (Efe)

La operación sigue su curso y hay que seguir trabajando para cuadrar lo que se denomina como un trueque. La salida de Griezmann es fundamental para reducir una importante cantidad, conseguir cumplir con el control económico de la Liga y facilitar el encaje de Messi, que todavía sigue sin contrato, aunque el acuerdo con Laporta está cerrado. Aun así, harían falta desprenderse de más futbolistas que tienen sueldos elevados y con los que no cuenta Koeman. Es el caso de Umtiti, Pjanic y Coutinho.

Antoine Griezmann acepta marcharse después de los movimientos en el mercado de fichajes que ha hecho el club azulgrana con los refuerzos del Kun Agüero y Memphis Depay. El primero es íntimo amigo de Messi y el segundo es una petición del técnico holandés. Griezmann iba a tener menos protagonismo en el equipo culé si queda y la experiencia de los dos últimos años tampoco es positiva. Le ha costado encontrar una posición en el campo para ser el jugador desequilibrante que era en el Atleti. Con ninguno de los tres entrenadores que ha tenido (Ernesto Valverde, Quique Setién y Koeman) se ha sentido titular indiscutible. Aun así, sus registros de la última temporada son bastantes aceptables (20 goles y 10 asistencias).

Foto: Carles Aleñá celebra un gol con el Getafe

En su etapa de dos temporadas como azulgrana tan solo ha ganado una Copa del Rey. No ha ido a mejor. En el Atleti conquistó la Supercopa de Europa, la Europa League y la Supercopa de España. Su carrera en el Barça está frenada y volver con el 'Cholo' es su deseo para relanzarla. Griezmann también necesita recuperar su imagen.

El intercambio por Saúl

En una situación similar se siente Saúl en el Atlético de Madrid. El club ha fichado a Rodrigo de Paul para reforzar el centro del campo y viene para jugar mucho con Simeone. La contratación del argentino perjudica a Saúl y, si la temporada pasada ya entró menos en los planes del ‘Cholo’, ahora lo tiene más complicado. Saúl tenía ofertas de Inglaterra, pero cuando ha surgido la opción del Barcelona le parece que es más interesante quedarse en la Liga y jugar en este equipo. Koeman también da su visto bueno para reforzar el centro del campo con el perfil de un jugador más vertical.

Los que salen perdiendo con el cambio de Griezmann por Saúl son los aficionados del Atlético de Madrid que se desaniman por la marcha de un canterano y el regreso de un futbolista del que dicen que se ha reído de ellos y no se lo perdonan. Griezmann se encuentra pasando las vacaciones en Ibiza junto con Koke y el capitán rojiblanco, como Simeone, pondrá de su parte si hace falta para que la afición acepte el regreso del francés.

Antoine Griezmann Luis Suárez FC Barcelona Joan Laporta Leo Messi
El redactor recomienda