Es noticia
Menú
El colmo de Vinícius es que el Real Madrid no le deje ir a los Juegos Olímpicos de Tokio
  1. Deportes
  2. Fútbol
el brasileño tenía ilusión

El colmo de Vinícius es que el Real Madrid no le deje ir a los Juegos Olímpicos de Tokio

Puede que hubiera sido mejor comprobar qué nivel tiene Vinícius en los Juegos Olímpicos y que el chico hubiera explotado con su Selección en un gran torneo, como era su deseo

Foto: Vinícius, en el partido entre Brasil y Ecuador en la Copa América. (EFE)
Vinícius, en el partido entre Brasil y Ecuador en la Copa América. (EFE)

Ayudar al crecimiento de Vinicius consiste en darle la máxima cantidad de oportunidades posibles para que demuestre sus cualidades. Para ello necesita confianza y motivación. Sentir que tiene desafíos para hacer partidos redondos y no quedarse en un jugador de destellos o con un papel de revulsivo. Contra el Liverpool, en cuartos de la Champions, hizo dos goles en la pasada temporada. Su actuación más completa desde que está en el Real Madrid. Necesita más días como este para poder meterlo en el grupo de los futbolistas que van a marcar una época.

Vinicius es un crack en potencia que no acaba de explotar. No lo consigue cuando pone todo de su parte ni tampoco en un verano que era el propicio para mostrar sus progresos en la Copa América y en los Juegos Olímpicos de Tokio. Fue un fichaje estelar del Real Madrid, que llegó tras la salida de Cristiano Ronaldo y que el club veía como uno de esos jugadores diferentes capaces de ilusionar a los aficionados por la alegría, descaro y atrevimiento de su fútbol. Resulta contradictorio que en el Madrid se hayan negado a que pueda estar en Tokio.

Foto: Sergio Ramos antes del partido que enfrentó al Real Madrid con el Chelsea en Londres. (Efe)

El futbolista del Real Madrid que más necesita momentos de gloria y reconocimiento es Vinicius. Más que Hazard que, pese a no hacer una buena Eurocopa y volver a tener problemas con las lesiones, no tendrá problemas en entrar en el once de Ancelotti si encuentra la forma física y la chispa. Pero Vinicius es un caso especial y sus intereses chocan con los del Real Madrid. Su sueño, como el de cualquier brasileño, es ser protagonista en la Selección. Este verano tenía un doble desafío. Primero la Copa América y después los Juegos Olímpicos de Tokio. En el primer torneo está desaparecido y en el segundo se queda fuera por decisión del club.

Sin protagonismo en la Copa América

El colmo de Vinicius es que el Real Madrid no haya comprendido que tenía la ilusión de explotar en Tokio. Era su torneo, su sueño y no lo ocultaba. Pero la postura de los dirigentes y el nuevo entrenador, Carlo Ancelotti, ha sido otra. En el club accedieron a que fuera a la Copa América y están decepcionados con que el seleccionador, Tite, tan solo le haya hecho jugar apenas 45 minutos. No ha participado en tres partidos (Perú, Colombia y Chile). Brasil está en las semifinales de un torneo que también está siendo complicado por las restricciones de las medidas anticovid y no hay una sola buena noticia de Vinicius. Si Brasil no ha querido aprovechar las mejores cualidades de este jugador, en el Madrid entienden que lo mejor es que descanse y esté cuanto antes con Ancelotti.

El entrenador italiano no conoce a Vinicius, pero le han hablado en el club de su potencial, de lo bueno y lo que tiene que mejorar. Es un jugador con el que hay que seguir trabajando, perfeccionando, motivando y es mejor tenerlo en pretemporada a que llegue con fatiga de otro largo viaje y el riesgo del torneo olímpico. Vinicius lo tiene que aceptar, no puede hacer otra cosa que entender que es Ancelotti el que quiere conocer cuanto antes sus virtudes y limitaciones. Pero lo que deseaba el jugador brasileño era tener un buen torneo con su Selección. No está pudiendo ser en la Copa América y quedaba la opción de los Juegos Olímpicos, donde sí van a estar Kubo, Marco Asensio, Ceballos y Vallejo. Con Brasil, el Madrid sí acepta que vaya Reinier Jesús, el joven futbolista que apenas ha tenido minutos en su cesión al Borussia Dortmud.

placeholder Vinicius celebra un gol al Liverpool. (Efe)
Vinicius celebra un gol al Liverpool. (Efe)

El plan del Real Madrid con Vinicius es que disputara una sola competición tras una temporada en la que también ha tenido desgaste y ha jugado más partidos por la cantidad de lesiones. Si jugaba la Copa América no podía estar en los Juegos. Vinicius necesitaba un gran torneo con Brasil y contaba con estar en Tokio. No ha habido acuerdo.

Ancelotti pide más gol

Ancelotti quiere ver a Vinicius lo antes posible y sobre lo que tiene que mejorar el brasileño ya se pronunció en el día de su presentación: “Vinicius tiene que marcar más. Ha mejorado mucho y tiene más responsabilidad. Pero debemos tener más gol. Es el objetivo y hay que poner un sistema y una mentalidad ofensiva”. Esto es solo un mensaje de un entrenador que conoce las dificultades que tiene Vinicius para finalizar las jugadas. El resto del juego lo domina porque en el club siguen hablando de un jugador que tiene margen de crecimiento, diferente porque hay pocos como él que desborde, encare y tenga esa velocidad y potencia.

Le toca a Carlo Ancelotti seguir puliendo a un futbolista que es una apuesta muy firme de Florentino Pérez y al que hay que seguir mejorando. Pero quizás hubiera sido mejor comprobar qué nivel tiene Vinicius en los Juegos Olímpicos y que el chico hubiera explotado con su Selección en un gran torneo, como era su deseo.

Foto: Raphael Varane con la Selección de Francia en la Eurocopa. (Efe)

Es la cuarta temporada y el cuarto entrenador que va a tener en el Real Madrid un chico que ha pasado por todo. Llegó como una estrella emergente y Julen Lopetegui pidió que jugará con el Castilla, en Segunda B, porque había que “cocinarlo”, tal y como dijo el entrenador. No gustó en el club y con el recambio de Solari la apuesta fue total. Vinicius se convirtió en uno de los jugadores más destacados e imprescindibles en la breve etapa del entrenador argentino. Jugaba por delante de Gareth Bale. Con Zidane le costó jugar y solo ha tenido continuidad con las lesiones de Hazard, la salida de Gareth Bale y el hecho de que el club no hiciera fichajes por la disminución de ingresos por el coronavirus y porque había que apostar por los jóvenes y, en especial, por Vinicius.

Ayudar al crecimiento de Vinicius consiste en darle la máxima cantidad de oportunidades posibles para que demuestre sus cualidades. Para ello necesita confianza y motivación. Sentir que tiene desafíos para hacer partidos redondos y no quedarse en un jugador de destellos o con un papel de revulsivo. Contra el Liverpool, en cuartos de la Champions, hizo dos goles en la pasada temporada. Su actuación más completa desde que está en el Real Madrid. Necesita más días como este para poder meterlo en el grupo de los futbolistas que van a marcar una época.

Vinicius Junior Zinédine Zidane Florentino Pérez
El redactor recomienda