Joao Félix, dolido al comprobar que Llorente es el preferido de Simeone (y no él)
  1. Deportes
  2. Fútbol
inesperada competencia para el luso

Joao Félix, dolido al comprobar que Llorente es el preferido de Simeone (y no él)

Algo no funciona para que la estrella del equipo sea Marcos Llorente y no Joao Félix. Protegerlo no es la mejor manera de hacerle evolucionar, según Simeone

Foto: Marcos Llorente celebra un gol junto a Carrasco y Savic. (Efe)
Marcos Llorente celebra un gol junto a Carrasco y Savic. (Efe)

Hace dos semanas, tras la victoria del Atlético de Madrid en Granada, Simeone pronunció un discurso demoledor para poner en valor la actitud, rendimiento y humildad de Marcos Llorente. Merece la pena recordar lo que dijo el argentino: "Los títulos son importantes. Pero como entrenador lo que te llena es cuando ves el crecimiento de un futbolista como Marcos. Cuando vemos un futbolista con capacidad de hacer cosas diferentes a las que venía haciendo en su carrera nos lanzamos. Nos pasó con Griezmann, con Saúl, con Juanfran... ¿Por qué pasa? Porque los futbolistas quieren y tienen la ilusión de no bajar los brazos. Me gustaría buscar las imágenes de Marcos entrenando cuando ni siquiera iba convocado, le veíamos en los entrenamientos haciendo goles y decíamos que este chico no puede ser mediocentro. Hasta que nos atrevimos a ponerle arriba y ahora hemos ido colocándole de interior por la derecha”.

Está todo dicho, por parte del Cholo, en referencia a lo que espera recibir de cada uno de sus futbolistas. Con Joao Félix no tiene esta sintonía y su respuesta al cabreo tras el gol contra el Villarreal fue decirle que le gustan los jugadores rebeldes y recordar que el Atlético necesita a Joao Félix y Joao Félix necesita al Atlético. Al chico de los 126 millones de euros, que fue presentado por el club en un vídeo haciendo un recorrido por el Museo del Prado, le ha ido comiendo el terreno Marcos Llorente, una competencia inesperada para el portugués.

Foto:  João Félix, en el partido del Atlético de Madrid contra el Cádiz. (EFE) Opinión

En el Atlético de Madrid están incómodos con las imágenes, cada vez más frecuentes, de las reacciones airadas de Joao Félix. La última, tras marcar un gol al Villarreal, dirigiéndose al banquillo para echarlo en cara se considera como otro error de un chico que está inmaduro o mal aconsejado. Será o no creíble la versión de su compañero Lodi, declarándose como el destinatario del calentón del portugués, pero esto le da igual a Simeone. El Cholo lo ha dejado claro hace mucho tiempo. Joao Félix tendría que mirarse en el espejo de Marcos Llorente o, incluso, en el de Correa para comprender qué es lo que hay que hacer para jugar más minutos en el Atleti y ser más titular que suplente.

Numerosos conflictos

Joao Félix tuvo una entrada triunfal en el Atlético con aquel partido de pretemporada (27 de julio de 2019) en New Jersey que acabó con goleada (3-7) al Real Madrid. Se dispararon las expectativas. Se habló del Atleti de Joao Félix, de la era del nuevo Paulo Futre y todo tipo de elogios para un chico que venía a llenar el hueco que dejaba Griezmann. El más prudente fue Simeone. Para el técnico argentino era una buena noticia tener un talento como el portugués, pero por delante quedaba un largo aprendizaje de adaptación a otro estilo en donde hay que trabajar mucho sin la pelota.

Los primeros conflictos entre Simeone y Joao Félix empezaron por las quejas del portugués con su ubicación en el campo. El Cholo lo hacía jugar en la banda y él prefería moverse por detrás del delantero. Joao, a su manera, exigía. El Cholo, a la suya, le daba palo y zanahoria. Unas veces titular, otras suplente, de la banda a segundo punta, elogios y mensajes para hacerle ver que tenía que adaptarse a una nueva competición, equipo y exigencia eran la forma de llevar al ‘niño de oro’.

placeholder Imagen de Joao Félix en la que manda callar tras el gol al Villarreal
Imagen de Joao Félix en la que manda callar tras el gol al Villarreal

Simeone sigue viendo al portugués como un futbolista intermitente. No le apasiona. El Cholo no suele ser un entrenador que dé explicaciones a los jugadores en privado y tampoco se extiende en público para referirse a un caso en particular. Lo que hizo con Marcos Llorente fue extraordinario. Le salió de dentro, de manera espontánea, pero sin ser una estrategia puso en su sitio a Joao Félix. Simeone está más orgulloso de la reinvención de Marcos Llorente, de mediocentro defensivo a posiciones de ataque, que del rendimiento discontinuo y las malas caras del portugués. Marcos Llorente ha puesto todo de su parte para conseguir llegar a esta situación y Joao Félix tiene los celos de no sentirse valorado por el entrenador.

¿Está Joao Félix desaprovechado por Simeone? Habrá opiniones de todo tipo. Desde los que entienden que el entrenador argentino debería dar más confianza a un jugador de un talento especial y que puede marcar las diferencias hasta los que piensen que el Cholo está actuando correctamente. Pero si quieren saber lo que piensan sus compañeros del joven portugués solo hay que recordar la conversación entre Saúl y Oblak, en el descanso del partido contra el Salzburgo en el mes de octubre del año pasado. Las cámaras pillaron a los dos jugadores haciendo estos comentarios. “Es un cabrón éste (Joao). Cuando quiere puede cambiar el partido, tío… Coge el balón y vete para adelante, diviértete”, decía Saúl. “¡Madre mía, qué bueno es!”, respondió Oblak.

Foto: Marcos Llorente celebra un gol en el partido entre el Atlético de Madrid y el Valladolid. (Efe)

Los compañeros, el vestuario, valoran mucho la calidad, creatividad, el desparpajo y frescura del portugués. Cuando está inspirado es un jugador que tiene acciones brillantes, diferencial. Pero algo no funciona, en lo táctico y la relación entre el jugador y el entrenador, para que la estrella del equipo sea Marcos Llorente y no Joao Félix. El primero es más completo para un entrenador que pone en valor la eficacia de sus futbolistas.

Protegerlo no es la mejor manera de hacerle evolucionar, según Simeone. Enrique Cerezo y, sobre todo Miguel Ángel Gil Marín, lo ven de otra manera porque se trata del jugador franquicia, el principal activo. El Cholo prefiere la exigencia y si hace falta recordarle porqué hay un tipo como Marcos Llorente que estuvo muchos meses sin jugar, aguantó, trabajó duro en el día a día y con su esfuerzo y rendimiento ha acabado siendo el indiscutible.

Marcos Llorente Joao Félix Diego Simeone
El redactor recomienda