Crece la tensión entre Zidane y el club: la planificación, las filtraciones y Sergio Ramos
  1. Deportes
  2. Fútbol
tiene un tono reivindicativo

Crece la tensión entre Zidane y el club: la planificación, las filtraciones y Sergio Ramos

El técnico, que conocía la decisión de Ramos cuando cargó contra la prensa el pasado viernes, está harto de las filtraciones. El club, molesto con la decisión unilateral de Sergio de haberse operado

placeholder Foto: Zidane da instrucciones durante un partido del Real Madrid. (Efe)
Zidane da instrucciones durante un partido del Real Madrid. (Efe)

Zinedine Zidane es una montaña rusa. Capaz de encararse con un periodista que solo le preguntó por su tono reivindicativo, y de sonreír, sin embargo, a otro que cuestionó abiertamente si cumplirá su contrato como entrenador del Real Madrid hasta 2022. Dos reacciones difíciles de explicar atendiendo a las preguntas que le hacían en cada momento. Unos cambios de estados de ánimo que reflejan el momento que vive Zidane en el club, “el más complicado desde que dirige al Real Madrid”, según su entorno. Zizou lleva tiempo cuestionado por la directiva, por una parte del vestuario y por un sector amplio de la afición. Pero eso no es lo que más molesta a Zizou, que tiene preocupaciones más importantes que su futuro, cuestión que siempre ha relativizado hasta el punto de marcharse con contrato vigente en su día. La principal, Ramos.

Cuando el pasado viernes Fernando Burgos, periodista de Onda Cero, le preguntaba por el tono reivindicativo de sus palabras, Zidane acaba de recibir una mala noticia. Pésima para él. Sergio Ramos había tomado la decisión de operarse de menisco después de meses infiltrándose. El de Camas había llegado al límite y no podía más. Y se lo hizo saber al francés. Así que el técnico perdía a su pilar defensivo y a su hombre fuerte en el vestuario en el momento más peliagudo de la temporada.

Foto: El árbitro Pizarro Gómez muestra la tarjeta roja al jugador del Cádiz, Marcos Mauro. (Efe)

Peliagudo porque esto ocurre con Florentino Pérez y su prensa señalando al francés como principal culpable de la irregularidad y los problemas de planificación de la plantilla. Zidane esperaba que se hubiera resuelto el tema de la renovación de Ramos a estas alturas. La de Ramos y la de Lucas Vázquez, una vez que la de Modric está apalabraba y solo falta anunciarla. Pero lejos de eso, Ramos y Florentino no solo no han llegado a un acuerdo, si no que la situación está más enrocada que nunca con los dos tratando de echarle encima al madridismo al otro. Pérez ofrece dos temporadas a la baja (10 millones) y Sergio exige dos temporadas manteniendo el sueldo que tenía (12 millones, aunque se ha reducido a 10,8 por la reducción salarial del 10%). Los dos quieren llegar a un acuerdo, pero ninguno mueve ficha.

La vehemencia del entrenador

Además, la noticia de la operación de Sergio Ramos no ha sentado bien en las altas esferas del Bernabéu, donde algunos estiman que es una maniobra del futbolista para presionar en su renovación. Su ausencia en este tramo decisivo de la temporada descubrirá la importancia de Sergio en la plantilla. Hipótesis lejana a la realidad de la decisión del jugador, que lleva meses jugando infiltrado con molestias y dolores que lejos de remitir han ido a más. Por eso el de Camas habló con Zidane y le comunicó su decisión de operarse y parar de seis a ocho semanas. Algo que también ha molestado en los despachos, el hecho de informar primero al técnico y que Zidane no lo comunicase al club. Evidentemente, no tenía que ser Zizou quien lo hiciera.

A eso se suma la tensión que se vive entre la cúpula y el técnico. El viernes Zidane disparó al mensajero, en este caso a Fernando Burgos, al que contestó con una destemplanza desconocida en el Zidane entrenador: "¿Me hablas en serio? ¿Para preguntarme qué oigo en mi casa? Que todos los días estoy fuera. Y tú lo sabes, tú el primero. Entonces que me estás diciendo, que todos los días estoy fuera. Claro, me reivindico con los jugadores y la plantilla. Nos merecemos seguir peleando. El año pasado ganamos LaLiga la hemos ganado nosotros, el Real Madrid. Tenemos el derecho de pelear este año LaLiga. Por lo menos este año. Luego tienes razón tú y otros, que el próximo año hay que cambiar, hay que hacer cosas. Pero este año tenemos el derecho a pelear. Dejadnos pelear. El año pasado, no hace diez años, ganamos LaLiga. Me haces reír con la pregunta. Sólo un pequeño respeto a todo esto. Me haces reír... Pero no pasa nada. Vosotros decís muchas cosas y hay que asumirlas. Decidme a la cara "te queremos cambiar", pero hay que decirlo, no sólo por detrás, sabes".

placeholder Zidane en el partido que fue eliminado de la Copa contra el Alcoyano. (Efe)
Zidane en el partido que fue eliminado de la Copa contra el Alcoyano. (Efe)

Zidane es perfectamente consciente de que las informaciones de su posible salida no son invenciones de la prensa. A estas alturas es perfectamente consciente del modus operandi del club desde que Florentino es presidente. Filtraciones intencionadas a medios afines para generar corrientes de opinión a favor de sus intereses. Y esta vez no ha sido distinta a las demás. El problema que se ha encontrado el presidente es que el núcleo fuerte del vestuario está con Zidane y le ha salvado la cabeza en varias ocasiones.

Además del tema Sergio Ramos, al francés se le culpa de la mala gestión de un vestuario en el que solo le queda el apoyo de los llamados ‘Soldados de Zidane’: Sergio Ramos, Benzema, Modric, Kroos, Casemiro, Mendy, Varane, Lucas... El Real Madrid tiene una plantilla desequilibrada y la prueba es que ante el Getafe solo cuenta con 12 jugadores del primer equipo, dos de ellos porteros. Desde el club se culpa a Zidane de haber provocado la desbandada de Reguilón, Bale, Odegaard, Ceballos, Jovic, Borja Mayoral, Achraf, Brahim, Reinier... Jugadores que ahora podrían tener protagonismo y resolver los problemas del Real Madrid.

Foto: Marcos Senna derriba a Antonio Cassano durante el partido de cuartos de final de la Euro 08' ante Italia. (Efe)

Zidane lo ve de otra forma. En lugar de fichar los jugadores que él ha pedido, han llegado apuestas del club como Militao, Odriozola, Vinicius, Rodrygo, Mariano o los que han salido. Jugadores que el técnico no eligió, que aceptó a regañadientes y que ahora están demostrando que no tienen nivel para el Real Madrid. Sea culpable Zidane o lo sea Florentino, de la pésima planificación deportiva del club, lo cierto es que parece que Zizou ya ha digerido la baja de Ramos. Ahora apostará por Nacho y Varane en el eje de la defensa, porque Militao le genera muchas dudas. Sobre todo, ante un rival caótico y ultraofensivo como el Atalanta de Gasperini. Próximo escollo en la Champions y para la planta noble otra cita en la que Zidane se juega el puesto.

Zidane parece haber reflexionado y cambiado la estrategia, de ahí el cambio de actitud y su gesto sonriente ante una pregunta, este lunes, mucho más agresiva que la de Burgos en la que se cuestionaba su continuidad. Y Zizou ha aprovechado para responder con ironía, en una declaración en la que muchos han querido ver un mensaje para el presidente: “¿Cumplir mi contrato hasta 2022? Ya veremos. Lo importante es que mañana hay partidos. A mí lo que me interesa es el ahora, el día a día”. Para después insistir en su respaldo al vestuario, relación que incomoda enormemente a Florentino: “Vamos a pelear. Tenemos que hacer cosas buenas este año con este equipo, con la plantilla que tenemos. El Madrid es un gran club. Tenemos un equipazo, jugadores importantes, muy buenos, que han ganado mucho aquí. Nada nos va a impedir seguir trabajando fuerte”. Y ese NADA, lo interpretan ustedes como quieran. Zidane cree tener la sartén por el mango. Florentino, también.

Sergio Ramos Florentino Pérez Karim Benzema Zinédine Zidane
El redactor recomienda