Carvajal sufre un calvario con las lesiones: la principal preocupación de Zidane
  1. Deportes
  2. Fútbol
se ha perdido 16 partidos

Carvajal sufre un calvario con las lesiones: la principal preocupación de Zidane

El lateral derecho titular está sufriendo diferentes molestias musculares en la pierna derecha desde que tuvo una lesión en el ligamento lateral interno de la rodilla

placeholder Foto: Dani Carvajal, de rodillas, durante el partido del Real Madrid contra el Eibar. (Efe)
Dani Carvajal, de rodillas, durante el partido del Real Madrid contra el Eibar. (Efe)

A Zidane, que tendrá, por su puesto, su parte de responsabilidad por no haber sacado lo mejor de Odegaard y Jovic, le preocupan más otros jugadores. Y uno de ellos es Dani Carvajal. El lateral derecho está teniendo una temporada complicada. Podríamos hablar ya de un calvario porque solo ha jugado un partido en lo que va de año (contra el Celta) y está sufriendo diferentes molestias musculares en la pierna derecha desde que tuvo una lesión en el ligamento lateral interno de la rodilla.

Entramos en la segunda vuelta de la temporada, en la fase más dura y los meses en los que se empezarán a decidir los grandes títulos, y Carvajal está ausente. Entrena y recae. Sale al césped a principio de semana y, a mitad, regresa al gimnasio y con los fisioterapeutas. Así lleva un largo tiempo en el que no acaba de encontrarse con buenas sensaciones y estamos hablando de un jugador fundamental para el cuerpo técnico.

Dani Carvajal empezó la temporada en el equipo titular y disputó los dos primeros partidos de Liga. En el tercero ya fue suplente y, a principios de octubre, llegó la lesión en el ligamento que tanta guerra le ha dado. Desde ese momento, la recuperación ha sido un proceso largo en el que Zidane ha ido apostando por Lucas Vázquez, Nacho y hasta Mendy (contra el Shakhtar en el Di Stéfano) para el lateral derecho. Con Álvaro Odriozola, entre molestias y la alta respuesta de Lucas Vázquez, no tiene confianza. Odriozola solo ha disputado un partido de titular en la Liga y de esto hace ya cuatro meses (contra el Valladolid el 30 de septiembre). Sí estuvo en el once que quedó eliminado de la Copa del Rey contra el Alcoyano.

Foto: Leo Messi se marcha del estadio de Vallecas tras el partido de Copa del Rey. (Efe)

En el cuerpo técnico lo que preocupa es que Carvajal recupere la salud y el nivel competitivo para lo que viene por delante. Este tipo de lesiones restan confianza y producen inseguridad. No lo está pasando nada bien con una temporada en la que ha dejado de jugar en 16 partidos de 27. Solo ha podido disputar un partido de la Champions (contra el Inter de Milán en San Siro) y sus ausencias han coincidido con las siete derrotas del equipo esta temporada. Carvajal no ha estado contra el Cádiz, los dos partidos contra el Shakhtar, Valencia, Alavés, Athletic y Alcoyano. Por poner otro dato, hay que apuntar que Dani Carvajal se ha perdido 65 partidos por lesión en las últimas cinco temporadas.

El hartazgo de Odegaard y Jovic

Zidane, que sigue en cuarentena por el positivo por coronavirus, está más preocupado por Carvajal que todo lo que se habla de las salidas de Odegaard y Jovic en este mercado de fichajes invernal. El técnico ha demostrado en diferentes ocasiones que tiene las espaldas anchas para aguantar a sus críticos, los que le culpan de no haber dado confianza a los jóvenes y provocar que tengan que salir. Zidane dejó salir hace un año a Odriozola al Bayern de Múnich. El donostiarra decidió cambiar Madrid por Múnich porque jugaba poco, llegó a Alemania y apenas tuvo minutos. No se detiene el entrenador a pensar si puede estar arrepentido por abrirle la puerta dos jugadores que, según su criterio, tienen condiciones, pero les falta más mentalidad competitiva.

Recuerdan en el Real Madrid que el entrenador cambió el sistema del equipo en los primeros partidos de la temporada, contra la Real Sociedad y el Betis, para encajar a Odegaard. Prescindió de su habitual 4-3-3 para pasar a un 4-2-3-1. El noruego no encontró su sitio jugando entre líneas. Lo mismo ha hecho con Jovic, al que dio la oportunidad de jugar la Supercopa de España de la temporada pasada y otros partidos con diferentes posiciones, de delantero centro único o acompañante de Benzema. Los dos han tenido un problema de adaptación al juego y las exigencias, pero lo grave es que no han querido quedarse a competir y deciden dejar el equipo a mitad de temporada. Unos luchan por salir adelante de las lesiones, como Carvajal, y otros dejan de competir y se van, como es el caso del noruego y el serbio.

Foto: Jorge Valdano, durante una entrevista en la que presentó su último libro. (EFE) Opinión

Odegaard se va en paz. Lo alucinante es que Jovic se marchar sin el más mínimo cargo de conciencia. El noruego ha querido asegurarse de que Mikel Arteta garantice que tendrá más minutos y protagonismo en el Arsenal. Pero también mejorar su contrato. Odegaard va a ganar más dinero, en estos meses en el Arsenal, que habiéndose quedado en el Real Madrid. Esto también influye en la decisión de un cambio de aires. La paz que deja Odegaard es que en el vestuario, los compañeros ya no le verán como el chico que llegó pensando que tenía que estar en el once porque la temporada pasada había despuntado en la Real Sociedad. Ya se saben cómo son los vestuarios, los egos, los celos y la competencia. En el del Madrid recibieron con cariño al noruego, pero entró en un momento en el que eran campeones de la Liga. Con una plantilla que había renunciado a las primas y se bajó el sueldo, en el plan de austeridad, para ayudar al club a cuadrar el presupuesto económico.

Odegaard, para beneficio en las cuentas del club, deja un ingreso de dos millones de euros por la cesión y no hay que pagarle el sueldo restante. Se va en paz. Luka Jovic ha sido un visto y no visto. Se podría decir que nadie se enteró de la salida del serbio hasta que llegó a Frankfurt, metió dos goles en su primer partido, el club alemán publicó un mensaje irónico que decía que “sólo había que confiar en él” y después en la presentación oficial manifestó que sus problemas de adaptación estaban motivados porque Zidane no hablaba inglés. “Lo mejor era volver a Frankfurt”, comentó el serbio, que no ha sido capaz de aprender nuestro idioma en el año y medio que ha estado en España.

Futuras ventas

Por Odegaard, en el mejor de los casos, si tiene un alto rendimiento de aquí a que finalice la temporada, esperan que pueda llegar una oferta de compra. El club la estudiaría porque la situación económica es delicada y los ingresos descienden por segunda temporada consecutiva. El noruego, a día de hoy, ha compensado los 4 millones de euros que se pagaron por él en enero de 2015 con los ingresos recibidos en sus diferentes cesiones. Está amortizado. Por Jovic no hay nada de nada. Tiene que ponerse a meter goles, muchos goles, para comprobar si hay equipos que están dispuestos a hacer una oferta que haga plantearse al club su venta. Costó 60 millones de euros y la única manera de revalorizarlo era que jugara en otro equipo. Solo podía ser el Eintracht de Frankfurt. Una operación que no hay por donde cogerla. Que un jugador que te ha costado 60 millones de euros acabe regresando al club vendedor, año y medio después, a coste cero dice mucho de su pérdida de valor.

Ningún club ha llamado a la puerta del Real Madrid para volverse loco y querer llevarse al delantero serbio en este mercado. No se lo quitaban de las manos. Más bien ha sido el Madrid el que ha tenido que abrir la mano. En definitiva, que Zidane no asume la responsabilidad de que tanto el noruego como el serbio hayan tirado la toalla. Tiene callo el técnico francés con este tipo de situaciones. Tras el confinamiento, cuando el equipo estaba metido en la pelea por la Liga, con once jornadas por delante, llegó James y luego Bale y comunicaron que preferían no volver a jugar con el equipo. A Zidane le preocupa la recuperación de Carvajal.

Dani Carvajal Zinédine Zidane Luka Jovic Karim Benzema
El redactor recomienda