La alarma de Florentino: pide a Zidane que tome decisiones y revitalice el equipo
  1. Deportes
  2. Fútbol
el presidente, molesto con la desconexión

La alarma de Florentino: pide a Zidane que tome decisiones y revitalice el equipo

Al técnico francés le cuesta reconocer que hay jugadores que empeoran el rendimiento colectivo y tomar decisiones más firmes, aunque le sean dolorosas

placeholder Foto: Zidane sentado y pensativo en el banquillo del estadio Alfredo Di Stéfano. (Efe)
Zidane sentado y pensativo en el banquillo del estadio Alfredo Di Stéfano. (Efe)

Toca volver a renovarse con urgencia o se corre el riesgo de empezar a tirar la temporada. El sufrimiento en la Liga y el de ver peligrar el pase a lo octavos de la Champions sigue ahí. En esta situación se encuentra el proyecto del Real Madrid, que no hizo fichajes y solo incorporó a Odegaard (más el portero Lunin). Si quiere seguir avanzando no puede depender de que jugadores como Marcelo e Isco recuperen la forma o su mejor versión. A Zidane le cuesta reconocer que hay jugadores que empeoran el rendimiento colectivo y tomar decisiones más firmes, aunque le sean dolorosas.

Si se trata de hacer un equipo que tenga agresividad, tensión, intensidad y pulso competitivo conviene fijarse en el ritmo que ponen a los partidos equipos como el Bayern de Múnich, principalmente, el Borussia Dortmud o lo que se vio el pasado fin de semana en el duelo entre el Manchester City y el Liverpool. El Real Madrid es hoy un equipo inferior a ellos. Con demasiados problemas futbolísticos que resolver y algunos individuales que no tienen remedio porque hay jugadores que no dan para más.

Foto: Marcelo en un momento del partido entre el Valencia y el Real Madrid en Mestalla. (Efe)

En el Real Madrid están a la espera de que Zidane encuentre las soluciones que anunció después del batacazo en Mestalla. La derrota contra el Valencia es un duro golpe para un entrenador que persiste en su idea de hacer rotaciones cuando no son necesarias y pone a los que menos están en forma. Hay que comprobar qué va a hacer en los siguientes encuentros, pero en el club tienen claro que las soluciones están en sentar las bases de un proyecto que se renovó con el regreso de Odegaard y fichajes de un elevado coste como el de Mendy.

El enfado por los despistes

¿Por qué no jugó Ferland Mendy en Mestalla si no va con su Selección? Resulta inexplicable. Los jóvenes son los que tienen el potencial suficiente para darle velocidad, profundidad y peligro al juego del equipo. Y, sobre todo, tienen hambre. Porque vuelve a aparecer la sensación de que el equipo se durmió en los laureles contra el Valencia. Como le sucedió contra el Cádiz y el Shakhtar. La imagen del lanzamiento del primer penalti en Mestalla en el que están parados Benzema, Modric, Asensio, Vinicius, Marcelo y hasta Fede Valverde, sin reaccionar para ir al rechace, produce decepción y bochorno.

Florentino está en alerta. Con poco más de dos meses de competición basta para darse cuenta de que el Real Madrid está predestinado esta temporada a sufrir en cualquier partido. Ya sea en la goleada contra el Huesca, al que liquidó en los últimos cinco minutos de la primera parte con el golazo de Hazard y después el de Benzema. Hasta ese momento el partido estaba igualado. Ya sea con la agónica victoria contra el Inter de Milán, gracias a la jugada entre Vinicius y Rodrygo, y quién sabe qué habría sucedido si en ese partido hubiera estado el delantero belga Romelu Lukaku (baja por una lesión muscular).

placeholder Odegaard en el partido entre la Real Sociedad y el Real Madrid. (Efe)
Odegaard en el partido entre la Real Sociedad y el Real Madrid. (Efe)

El único plan que presentan desde los despachos para solucionar este nuevo bajón que se produjo con la derrota en Valencia es que se deje de hablar de las renovaciones, en especial de la de Sergio Ramos que solo sirve para distraer, y se hable más de cómo mejorar el rendimiento del equipo con Martin Odegaard y el resto de jóvenes. Cuando el capitán tiene una actuación destacada, como la del penalti de Lenglet en el Camp Nou, aparece el asunto de la renovación. Incluso entra en el juego Zidane y se pronuncia tras ganar al Inter de Milán para decir que “no tengo ninguna duda de que se va a quedar y lo queremos aquí para siempre”. Un error. Este tema no es plato de buen gusto para Florentino Pérez, que comprueba que el equipo pierde la concentración.

El rendimiento del grupo de los veteranos en el Real Madrid es algo más que incierto, como ha quedado demostrado en las derrotas de esta temporada. Basta con ver cómo está Marcelo a sus 32 años para darse cuenta de que no se puede alargar más el ciclo de los que superan la treintena. El primero de los casos que requiere una decisión firme es el de Sergio Ramos. También hay que afrontar el de Lucas Vázquez, Modric y así hasta replantearse qué hacer con Marcelo e Isco. Es evidente que hay futbolistas que no tienen más recorrido en un Real Madrid que no es fiable, pese al triunfo en el Clásico contra el Barcelona en el Camp Nou.

Frenazo a las renovaciones

El proyecto, a corto plazo, pasa porque Florentino y Zidane se vuelvan a poner de acuerdo en las soluciones que necesitan el equipo a unos problemas futbolísticos que se repiten. Falta más trabajo, compromiso y sobra hablar de las renovaciones de los veteranos. Está siendo un elemento de distracción y el presidente tiene claro que no ayuda y tampoco está por la labor de cambiar su modelo de actuación. Esperará a tener más certezas para tomar decisiones en función de un análisis más completo del rendimiento individual. Si algo tiene claro es que el presente y el futuro pasa por apostar por jugadores recién llegados como Odegaard.

Los principales señalados son Marcelo e Isco. Los dos tienen contrato, pero hoy desempeñan un rol más secundario y hay pocas esperanzas, por no decir que ninguna, de que puedan volver a ser los de antes porque no se rebelan. Han perdido velocidad, desborde y jerarquía en el césped. Juegan andando y el relevo está en futbolistas de la energía y con la ambición de Mendy, Odegaard, Vinicius, Fede Valverde, Rodrygo... El noruego, según cuentan en el club, tiene que empezar a coger más galones en el equipo y la estructura.

Isco Zinédine Zidane Marcelo Martin Odegaard Florentino Pérez Real Madrid
El redactor recomienda