este jueves cierra el mercado inglés

Los seis reproches de Florentino a Zidane en la política de fichajes del nuevo Real Madrid

El presidente no está de acuerdo en algunas decisiones del entrenador, como su inflexibilidad con Ceballos o James y la obsesión que ha mostrado con el fichaje de Pogba

Foto: Zidane y Florentino Pérez, en la sala de prensa del Santiago Bernabéu. (EFE)
Zidane y Florentino Pérez, en la sala de prensa del Santiago Bernabéu. (EFE)

El mercado de fichajes de la Premier cierra este jueves a las 18:00 con el Real Madrid pendiente de los movimientos del Manchester United... O más concretamente Zinédine Zidane, quien ha señalado el fichaje de Paul Pogba como imprescindible en la planificación del nuevo proyecto. Florentino Pérez, sin embargo, está más pendiente de la situación del danés Christian Eriksen, con el que el club alcanzó un acuerdo hace meses. Ese es solo uno de los puntos de fricción de entrenador y presidente desde que este repescara a aquel hace unos meses.

Zidane regresó al Real Madrid tras la petición de Florentino para rescatar una nave que se iba a pique después de su marcha y los experimentos fallidos de Julen Lopetegui y Santiago Solari. Pero Zizou llegó con la exigencia de tener poderes en los fichajes y en los descartes del equipo.

Florentino ha sido fiel a su palabra y la plantilla se está confeccionando bajo el criterio del técnico francés, aunque en algunos casos no coincidiera con el punto de vista del presidente (y director deportivo). El fichaje de Hazard, sin ir más lejos, es una decisión de Zidane que Florentino ha asumido con más resignación que entusiasmo. Pero ha habido más decisiones del técnico que el presidente califica en su entorno como reprochables:

Dani Ceballos

La salida del sevillano tras conquistar la Eurocopa Sub-21 es algo que el presidente no entiende. Zidane ya protagonizó una agria discusión en su día con José Ángel Sánchez a costa de este fichaje y el futbolista, que ha vuelto a demostrar con la Selección su valía, se ha convertido en cabeza de turco por aquel episodio. Ceballos lo dejó claro tras conquistar la Eurocopa Sub-21: "La próxima temporada seré un jugador importante en el equipo en el que esté y jugaré 40 partidos". Zidane indicó que eso no pasaría siendo jugador del Real Madrid y Florentino salió al quite dando la orden de solo barajar su cesión o una venta con opción de recompra para mantener al jugador ligado al Real Madrid más allá de Zidane. Es el caso que más ha molestado al presidente.

Ceballos, con el Arsenal. (EFE)
Ceballos, con el Arsenal. (EFE)

James

El colombiano aseguró que regresaba de Múnich para ganarse un puesto en el Real Madrid y el vestuario le abrió las puertas. Los jugadores están a favor de que se quede y la lesión inoportuna de Marco Asensio (que estará fuera mínimo seis meses) suponía una inmejorable oportunidad de dar protagonismo al cafetero. Florentino se lo comentó a Zidane, pero al igual que con Ceballos, Zizou se ha mostrado inflexible y lo ha mantenido al margen de la dinámica de grupo. Pese a que el presidente ha insistido en darle una oportunidad, al final el Real Madrid lo ha tenido que poner en el mercado. Lo quiere el Atlético y él corresponde al interés de Simeone, pero Florentino sabe que no puede reforzar al eterno rival. Por más interés que el presidente ha puesto en convencer a Zidane de que se quede, James saldrá este verano del Real Madrid.

Eriksen

El danés es el jugador que Florentino y sus colaboradores señalaron hace meses como el sucesor de Modric para construir otro Real Madrid campeón. Y fue tan categórica esa decisión que alcanzaron un acuerdo con el jugador del Tottenham, que acaba contrato con los 'spurs' la próxima temporada. Su negativa a renovar y sus palabras dejándose querer por los blancos forman parte de la estrategia montada por el jugador y el Real Madrid para forzar su salida del equipo londinense. Pero para Zidane, Eriksen no es una prioridad. De hecho, el danés se había convertido en pieza clave para posibilitar la salida de Pogba del United, ya que el conjunto de Mánchester negociaba el fichaje del danés para suplir al francés. Sin embargo, Eriksen, que mantiene el acuerdo con el Real Madrid, ha frenado esas negociaciones advirtiendo de que su preferencia es ir al Real Madrid y eso ha bloqueado la salida de Pogba. Con el consiguiente enfado de Zidane.

Pogba

Zidane habló con él y el centrocampista del Manchester United le comentó su intención de salir de Old Trafford, donde el enfrentamiento con Mourinho le había desgastado mucho. Automáticamente, Zizou le convirtió en la prioridad a la hora de reforzar el equipo, una vez llegados Hazard, Mendy y Jovic, como alternativa a Benzema. El problema es que para que Pogba llegase era requisito indispensable sacar a Gareth Bale, cosa que se ha convertido en imposible por la cerrazón del galés. La ficha que Bale debía dejar libre la asumiría Pogba, cuyo traspaso además obligaría al Real Madrid a pagar más de 150 millones. Una cifra que provoca que Florentino haya visto siempre con escepticismo su fichaje, ya que con ese dinero paga los fichajes de Eriksen y Van de Beek y con la ficha de Bale cubre la ficha de ambos, ahorrándose incluso dinero. Así que el Real Madrid ha negociado a regañadientes el fichaje de Pogba por orden de Zidane, mientras por detrás negociaba las llegadas de Eriksen y Van de Beek. Zizou ve a Pogba como un puente a la llegada de Mbappé.

Van de Beek

Zidane no lo ha pedido y lo considera un accesorio más en la plantilla. Después de la goleada encajada en Nueva Jersey, Zidane y Florentino coincidieron en que necesitaban reforzar la medular con un par de jugadores y el presidente le puso tres nombres encima de la mesa: Eriksen, Van de Beek y Lo Celso. Zidane volvió a insistir en que su hombre era Pogba, pero el presidente, ante la dificultad y el elevado coste de la operación que generaba el traspaso del francés, llegó a un acuerdo con Van de Beek y puso encima de la mesa del Ajax 50 millones. Los holandeses quieren 70 desglosados en 60 fijos y 10 variables. La operación está pendiente de una llamada de Florentino subiendo 10 millones la oferta por el jugador y se cerraría automáticamente. Pero Zidane sigue renegando de ese fichaje.

Donny van de Beek (d), durante esta pretemporada. (EFE)
Donny van de Beek (d), durante esta pretemporada. (EFE)

Lo Celso

Futbolista del que está enamorado su paisano Jorge Valdano. Florentino ha escuchado al de Las Parejas, con el que ha habido un acercamiento notable en los últimos tiempos, y cree que es un jugador que ya conoce la Liga y que puede sumar recursos al mediocampo blanco a un precio asumible. El Betis pide 75 millones al Tottenham por él, consciente de que el futbolista había llegado a un acuerdo con Pochettino para triplicar su ficha en el conjunto londinense. El problema es que Levy se plantó en 60 y ante la posición de los dirigentes verdiblancos, en las últimas horas, ha priorizado los fichajes de Dybala y la cesión de Coutinho, lo que dejaría fuera a Lo Celso. El Betis no cuenta con Lo Celso en los planes de la próxima temporada y Florentino se sigue guardando esa bala. Pero una vez más Zidane tampoco contempla su fichaje porque está centrado obsesivamente en el fichaje de Paul Pogba.

El mercado de fichajes blancos aún ofrecerá giros inesperados, pero la relación entre Florentino y Zidane ha sufrido un desgaste notable en esta temporada (algo comprensible, conociendo cuáles fueron los términos del reencuentro). En el entorno del presidente se comenta que como el Real Madrid no arranque la temporada con buenos resultados, la planificación de la plantilla le puede pasar factura a Zidane. En el vestuario también se cuestionan algunas de esas decisiones y les ha sorprendido lo inflexible que se ha mostrado Zizou en casos como el de Ceballos o James.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios