un frente abierto sin resolver

El bloqueo en el Real Madrid con la portería y cómo Luca Zidane no se libra de una salida

Una de las grandes decisiones que tienen que consensuar Zidane y Florentino es cómo queda el escalafón en la portería. Navas sigue en el club y Luca puede ser el perjudicado

Foto: Luca Zidane durante el calentamiento en el Bernabéu en el partido contra el Huesca. (Efe)
Luca Zidane durante el calentamiento en el Bernabéu en el partido contra el Huesca. (Efe)

El Real Madrid regresa al trabajo el lunes sin haber resuelto el asunto de la portería. Todos los años, por una causa u otra, tiene abierto este frente y se convierte en uno de los culebrones del verano. Desde que se marchó Iker Casillas no ha habido año de tranquilidad en el puesto de los tres palos. Ni con el fichaje de Courtois, como mejor portero del Mundial de Rusia, se encontró la estabilidad. La gestión de Lopetegui y Solari fue diferente. La de Zidane quedó en el aire y está por comprobar qué es lo que quiere. Esta pretemporada es distinta por el poder de decisión que tiene Zinédine Zidane en la planificación deportiva y cómo va marcando el rumbo a Florentino Pérez para que le haga una plantilla a su medida. La solución en la portería no llega por la imposibilidad de desprenderse de Keylor Navas. La salida del costarricense podría desbloquear una posición en la que sigue habiendo debate. Esta es la temporada en la que se quiere dar el rol de primer portero a Thibaut Courtois, pero sigue sin estar claro quién tiene que ocupar el puesto de suplente y al que le tocará ser el tercero.

Zidane comunicó a Keylor Navas cuál era el plan consensuado con el club. Courtois, en su segunda temporada, va a jugar con más regularidad. Lo que provocaría que Navas quedara relegado a un segundo plano o a la sombra del belga y se le invitaba a plantearse su futuro. En ningún caso se le comunicó que no se contaba con él porque, entre otras cosas, tiene contrato hasta junio de 2021. El costarricense agradeció la sinceridad de ZZ y que éste le comunicara los planes con antelación para reflexionar y tomar la mejor decisión.

[Por qué el Real Madrid no se pemite la venta de Marco Asensio]

La salida de Keylor Navas más viable pasa por conseguir la carta de libertad y, de esta forma, recalar en otro equipo que pueda asumir su sueldo de 5 millones de euros netos. Los clubes que se han interesado buscan aprovechar la ocasión de hacerse con un portero que ya no es imprescindible para el Real Madrid. Regalar a Navas, pese a sus 32 años, tampoco sería un buen negocio para Florentino. El presidente y el entrenador entienden que todavía queda verano para esperar la oferta de un equipo que ponga dinero por el costarricense. Keylor Navas todavía no es Gianluigi Buffon. El italiano, a sus 41 años, regresa a la Juventus con la carta de libertad. Navas todavía tiene un caché, según cuentan en el Madrid.

Keylor Navas en el último partido de Liga, en el Bernabéu, contra el Betis. (Efe)
Keylor Navas en el último partido de Liga, en el Bernabéu, contra el Betis. (Efe)

La apuesta por Lunin

Bloqueado el asunto de Keylor Navas, la plantilla sigue teniendo a cuatro porteros: Courtois, Navas, Lunin y Luca Zidane. En el orden, si llegara a quedarse el costarricense por falta de ofertas convincentes y porque está dispuesto a asumir el rol de segundo, no estaría claro quién ocuparía el escalafón de tercer guardameta. La apuesta del club es que Andriy Lunin pudiera convertirse en el segundo portero y, después de la cesión de la temporada pasada en el Leganés, verle competir en los entrenamientos con Courtois y darle oportunidades. El ucraniano (20 años), por el que el Madrid pagó hace un año 8,5 millones de euros, tiene el perfil que tanto buscaba el club. Un guardameta de envergadura (1,91 cm.), que domina el juego aéreo y tiene un amplio potencial de mejora. El Mundial Sub-20, en la que su Selección conquistó el título y fue nombrado como el mejor portero del campeonato, refuerzan la idea de los dirigentes. Lunin tiene que empezar a progresar dentro del Real Madrid.

Queda por saber qué planes tiene Luca Zidane (23 años). Su ciclo en el Castilla, que entrenará a partir de la próxima temporada Raúl González Blanco, está cerrado. Los dos únicos partidos que ha disputado con el primer equipo fueron con su padre. Antes de marcharse (Villarreal) y después con el regreso (Huesca). Zidane defiende las cualidades, el trabajo y los méritos de Luca para poder seguir en la primera plantilla. Pero sus intenciones chocan con las de Florentino. Aquí no hay consenso. Se podría decir que ahora mismo es el cuarto portero de la plantilla, tiene la presión de Lunin y el obstáculo de Keylor Navas. En los últimos días se estudia la posibilidad de que tenga que marcharse para desbloquear el asunto de la portería y encontrar un equipo que le dé partidos. Se podrá comprobar, con más perspectiva, si tiene la categoría de un gran portero.

[Cómo Gil Marín convierte al Atleti en un club burgués]

La 'operación salida' en el Real Madrid empieza a aligerar una plantilla en la que la portería permanece con varios interrogantes. Han salido Marcos Llorente (Atlético de Madrid), Kovacic (Chelsea), Raúl de Tomás (Benfica), Reguilón (Sevilla), Odegaard (Real Sociedad), Theo (Milan) y están en camino otros como, James, Borja Mayoral... Se van desatascando algunos puestos y todavía queda mucho trabajo por hacer para conocer cuál va a ser el destino de Caballos (por el que se interesa el Tottenham) y el Gareth Bale (si acaba saliendo). Pero el asunto de la portería va demasiado lento.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios