detractores y defensores

Quién gana y quién pierde con el posible regreso de Neymar al Barcelona

El Barcelona tiene dos pelotas en su tejado. Una es Griezmann y la otra Neymar. Empieza el juego. En un equipo está Bartomeu y en el otro Messi. Un partido que hay que jugar, con ganadores y perdedores

Foto: Neymar junto a Messi y Luis Suárez, sus dos grandes amigos en el Barcelona, que le quieren de vuelta
Neymar junto a Messi y Luis Suárez, sus dos grandes amigos en el Barcelona, que le quieren de vuelta

No intenten encontrarle lógica porque los protagonistas no se caracterizan por su credibilidad y detrás de todo esto está el poder que tiene Messi en el Barcelona. Se suma que estamos en el periodo más inestable del fútbol: el mercado de fichajes. Lo que hoy es blanco, mañana es gris, al día siguiente negro y a la semana siguiente puede volver a ser blanco. El barcelonismo se encuentra en la encrucijada de elegir entre el fichaje de Griezmann o el de Neymar. Cualquiera de las dos opciones sería para estar satisfecho y darles un recibimiento caluroso. El problema surge cuando el francés y el brasileño tienen sus detractores y defensores. La incorporación de uno u otro depende, principalmente, de dos personas. Bartomeu cuenta con Griezmann mientras que Messi prepara el camino de retorno de Neymar.

Cuando hablamos de que los protagonistas no se caracterizan por su credibilidad hay que referirse a Griezmann y Neymar. El francés ya dejó tirado, hace un año, al Barcelona y el brasileño lo hizo dos temporadas atrás. Esto parece que no impide que puedan regresar a un club y una afición que sintió la traición y el bochorno de unos futbolistas que les habían faltado al respeto. En condiciones normales, ninguno debería tener las puertas abiertas del Barcelona. Pero el proyecto no ha tenido los resultados esperados en estos dos últimos años. Ni Coutinho ni Dembélé han cuajado ni tampoco se ha vuelto a ganar la Champions desde que, en 2015, formaran el tridente de ataque la MSN (Messi, Suárez y Neymar).

[Marcos Llorente o la purga de Zidane con los españoles]

El Barcelona se encuentra en una situación en la que se le plantea la elección del fichaje de Griezmann o el regreso de Neymar para reforzar el próximo proyecto. El precio del francés no ofrece dudas. Son 120 millones de euros que hay que abonar al Atlético de Madrid a partir del 1 de julio. El de Neymar es más elevado: muy por encima de los 200 millones de euros. Una operación más costosa por el sueldo (30 millones de euros netos al año sin bonus). Para cuadrar las cuentas con cualquiera de las dos incorporaciones se tendrían que dar importantes bajas de jugadores que están en la plantilla y tampoco es nada sencillo.

Griezmann durante un partido con la Selección de Francia. (Reuters)
Griezmann durante un partido con la Selección de Francia. (Reuters)

Este rocambolesco escenario en el que se mueve el Barcelona viene motivado por las palabras de Miguel Ángel Gil Marín (consejero delegado del Atlético de Madrid) y las de Nasser Al Khelaifi (presidente del Paris Saint Germain). El primero desveló que Griezmann lo tiene hecho con el Barcelona. El segundo ha abierto la puerta al brasileño. “Nadie obligó a Neymar a venir”, manifestó en 'France Fotball', un dirigente que trasmite hartazgo por los escándalos extradepotivos, el bajo rendimiento y los problemas de convivencia con Mbappé. El Barcelona tiene dos pelotas en su tejado. Una es Griezmann y la otra Neymar. Empieza el juego. En un equipo está Bartomeu y en el otro Messi. Un partido que hay que jugar, con ganadores y perdedores.

Derrota para el Real Madrid

En Barcelona dan por hecho que Neymar se quiere ir del PSG y regresar junto a Neymar y Luis Suárez después del toque de atención de Al Khelaifi. “Quiero volver a mi casa. De donde no debí irme nunca”, son las palabras que salen de boca de Neymar al PSG, según 'Mundo Deportivo'. La posibilidad del regreso de Neymar al Barça está ahí y, de producirse, el gran perdedor será Josep María Bartomeu. El vencedor, Messi. El presidente no quiere ver a Neymar y su padre ni en pintura, pero es peligroso dejar de atender una petición de Messi. Ganaría un Neymar que está arrepentido de haberse marchado del Barcelona y tiene la suerte de conservar la amistad de Messi. Otro de los vencedores sería el Paris Saint Germain si lo vende por encima de los 222 millones de euros que pagó y se quita lo que es un problema para su entrenador (Tuchel). Se podría decir que habría un mejor recibimiento de la afición a Neymar que a Griezmann. Del brasileño existe el recuerdo de la última Champions, en 2015, y el potente ataque con Messi y Suárez.

Los perdedores con un posible regreso de Neymar al Barcelona serían, además de Bartomeu, el propio Griezmann que cuenta en sus planes con vestir de azulgrana en un segundo intento. Sería una derrota para la imagen institucional de unos dirigentes que no supieron retener a Neymar, recibieron una denuncia del padre por la prima de fichaje de la última renovación y tendrían que renegociar un nuevo contrato con el brasileño. El otro perdedor sería el Real Madrid si Neymar acaba vistiendo, por segunda vez, la camiseta del Barcelona.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios