declaraciones fuertes desde parís

El palo a Neymar del PSG (por su buena vida) y el de Brasil al embargarle 36 propiedades

La paciencia se agota con Neymar en el PSG. La vida de desenfreno, los escándalos sexuales, el juicio, las repetidas lesiones, sanciones... Los qataríes empiezan a señarlale públicamente

Foto: Neymar con la camiseta del PSG. (Reuters)
Neymar con la camiseta del PSG. (Reuters)

Neymar acaba de recibir un severo correctivo de los dueños del club que alimentaron el monstruo. Se lo merecía, pero llega tarde. La resaca de la temporada del brasileño es la de un juicio por presunta violación a una chica brasileña en un hotel de París de la que el PSG no quiere saber nada. El club ya no defiende a su estrella. Neymar se ha quedado sin su principal respaldo. El que le da crédito en el campo y en el banco. Las explosivas declaraciones del presidente Nasser Al Khelaifi confirman el enfado que existe en una entidad que, por mucho dinero que tenga, tiene la obligación de cuidar la imagen. Neymar se ha dedicado a la buena vida en las dos temporadas que lleva en Francia y en muchos momentos de dudas, críticas y lesiones siempre se ha sentido apoyado por los jeques de Qatar. La historia es diferente desde el momento en el que aparece el presidente Al Khelaifi, portavoz de los jeques, con el objetivo de parar los pies a un futbolistas que se dedica a vivir a todo tren.

Para el PSG la buena imagen del club de cara a los aficionados y ciudadanos franceses es clave. Neymar ha sumado diferentes escándalos y han considerado que ha llegado el momento de señalarle públicamente. Lo hace Al Khelaifi en una extensa entrevista en el diario deportivo francés L’Equipe. En el PSG se han cansado de lavar la imagen de Neymar. Las escenas que se han filtrado del brasileño con la mujer en la habitación del hotel, los mensajes con contenido sexual que difunde el futbolista para demostrar su inocencia, la última lesión y verle con muletas son la gota que colma el vaso en un club que gastó 222 millones de euros. No han mejorado al equipo en el césped. Hacen daño al prestigio y los valores que necesitan los qataríes en Francia para que el PSG sea un club admirado.

[El desembarco de Rodrygo en el Real Madrid]

La buena vida de Neymar empieza a ser un problema importante para el Paris Saint Germain. Le acaban de dar un buen toque o algo más. Un ultimátum. Van a tomar medidas si no reacciona, demuestra que es un profesional comprometido y cambia de actitud. Hay quien cree que en este mercado de fichajes una de las operaciones bomba es la salida de Neymar si llega un club con una oferta que en Francia califican de ‘XXL’. El mal rollo con Neymar es latente y para eso regresa, de nuevo, Leandro a la dirección deportiva. Si no reacciona tendrá problemas. Al PSG no le hace falta dinero. Lo venderá caro o no le dejará salir. La opción del Real Madrid se empieza a enfriar porque Zidane está en otras cosas. Prefiere a Paul Pogba. Ya tiene a Hazard y a Neymar no lo ve como prioritario. Siempre ha sido uno de los deseados por Florentino Pérez. Pero esto del escándalo sexual echa para atrás y el presidente ya presume de que tiene los dos jóvenes talentos brasileños (Vinicius y Rodrygo).

Neymar, entre lágrimas, en el banquillo tras sufrir una nueva lesión. (Efe)
Neymar, entre lágrimas, en el banquillo tras sufrir una nueva lesión. (Efe)

Quiere volver al Barça

El Paris Saint Germain empieza a ver en Neymar un jugador problemático e irreconducible. Con el que hay que empezar a tener mano dura. Ponerse serio y demostrar que hay autoridad. Que tenga disciplina. Una misión para Leonardo y Tuchel, el entrenador que ha decidido separarse de las estrellas y tiene más poder en el club. Neymar está avisado porque si no la otra estrella se presentará en las oficinas para decir que no aguanta más la convivencia con un compañero que gana más del doble que él y es un irresponsable. “Mbappé estará al 200% en el PSG la próxima temporada. A Neymar nadie le obligó a venir aquí. Nadie le empujó. Aquí hay que dar todo para defender el honor de la camiseta” es la advertencia de Al Khelaifi a Neymar. Un presidente que reconoce que “falta carácter y autoridad. A mí, el primero”. El rapapolvo es de los grandes a un futbolista que empieza a tener más gente en contra en Francia. La última encuesta en L’Equipe sobre si el PSG debería venderle arroja un dato relevante. El 75% no quiere la continuidad de ’Ney’ en el PSG.

Un jugador que tiene dos sanciones. Una por criticar a la UEFA y otra por pegar a un aficionado en la final de la Copa de Francia. Se le acumulan los problemas cuando la Hacienda de su país le embarga 36 propiedades por evasión de impuestos en su traspaso al Barcelona. El presidente del club parisino lanza la advertencia. Ya no están para complacer a los jugadores y menos un Neymar que lleva una vida desordenada y hace daño a la institución con sus juergas. “Ya no quiero comportamientos de estrellas. Si no están de acuerdo, las puertas están abiertas. Tendremos magníficos fichajes, con una mentalidad ejemplar”, es la amenaza de los dueños a Neymar, principalmente. En el Paris Saint Germain son capaces de todo si el brasileño tiene otra mala reacción y una mala conducta. Este escenario, que se podría interpretar como beneficioso para el Real Madrid o el Barcelona, produce rechazo. A Neymar le gustaría volver al Barcelona. Bartomeu no le quiere ver ni en pintura. Florentino no ha dicho la última palabra, pero preferiría a Mbappé si se tiene que sentar con el PSG a hacer negocios.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios