no repetir el caso de odegaard

El paso en falso que el Real Madrid quiere evitar con Vinicius

El club evita que el brasileño salga a otros equipos para que no sea un caso como el del joven noruego Odegaard, que ha entrado en una espiral de cesiones

Foto: Vinicius celebra un gol en el derbi madrileño disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda. (Efe)
Vinicius celebra un gol en el derbi madrileño disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda. (Efe)

En el Real Madrid tienen en quién fijarse para que Vinicius no se convierta en un fichaje venido a menos. El caso del noruego Martin Odegaard sirve de ejemplo de lo que no se puede repetir con el joven talento brasileño por el que el club pagó 45 millones de euros . No es recomendable que entre en una situación de indefinición. El ‘plan Vinicius' consiste en que entrene con Lopetegui y juegue con Solari hasta que aparezca el momento oportuno para ir dándole minutos en el primer equipo. El objetivo es vigilar su proceso de adaptación desde cerca y no alejarlo a otro equipo. Evitar que entre en una espiral de cesiones como el camino que lleva el noruego. El brasileño juega en el Castilla, aunque ahora ha surgido el debate sobre la conveniencia de participar en los encuentros fuera del estadio Alfredo di Stéfano por la dureza con la que se pueden emplear los rivales, visto el intento de mordisco del capitán del filial del Atlético en el Cerro del Espino de Majadahonda.

Vinicius, según su agente -Federico Pena-, seguirá en España y en el Real Madrid a pesar de las primeras alarmas que aparecen por la necesidad de competir en la Segunda división B y la ausencia de oportunidades con Lopetegui. Lo confirma el representante porque Florentino Pérez marca un único camino: es futbolista del primer equipo. Con él no conviene dar los pasos que lleva Martin Odegaard, el todavía jovencísimo futbolista noruego (19 años) que fue fichado en enero de 2015 y que ya lleva dos cesiones en la Eredivisie -campeonato holandés-: Heerenveen y Vitesse.

Martin Odegaard fichó por el Real Madrid en enero de 2015 después de pasar un casting por diferentes clubes que se lo disputaban: Real Madrid, Bayern de Múnich, Liverpool y Arsenal. Se decantó por el Real Madrid después de pagar 4 millones de euros al Stromsgodset, garantizarle que entrenaría con el primer equipo y ofrecerle un puesto de técnico en la Ciudad Deportiva a su padre. El Madrid fichó un talento precoz que debutó en la Primera división noruega con 15 años y fue el futbolista más joven en hacerlo con su Selección. Un extremo habilidoso con buena pierna izquierda, que hizo debutar Zidane, cuando era entrenador del Castilla, contra el filial del Athletic de Bilbao en Segunda B. Se convirtió en el futbolista más joven, con 16 años y 157 días, de la historia del Real Madrid en debutar con el primer equipo. Fue en la última jornada de Liga, en el Bernabéu, cuando entró en el segundo tiempo para sustituir a Cristiano Ronaldo.

El camino que inicia Vinicius lo recorrió Odegaard. El noruego en esta corta trayectoria no ha conseguido echar raíces en el primer equipo madridista. Ha tenido sus oportunidades con entrenamientos y pretemporadas, pero es un reto complicado dado el alto nivel. No ha podido ganarse la confianza de los entrenadores. Lleva dos cesiones, aunque todavía es joven, y se esperan noticias que confirmen que está para triunfar en el Bernabéu. Pero el noruego vive lejos del radar diario del Madrid. Esta situación no le conviene al brasileño porque, lo primero, se le considera mejor. Lo segundo, le ven más hecho en el club. Y lo último, viene de otro continente con lo que hay que facilitarle todavía más su adaptación.

Martin Odegaard con el Vitesse. (Efe)
Martin Odegaard con el Vitesse. (Efe)

150 millones de esperanzas

La política de fichar jóvenes talentos tiene riesgos que el departamento de fútbol, junto con la Dirección General y la Presidencia del Real Madrid, tienen que evaluar para actuar con precisión en cada caso. Ninguno es igual, pero el objetivo es el mismo: apostar por chicos a los que se le ve un talento y unas condiciones especiales que les pueden llevar a estar entre los mejores del mundo en sus posiciones. Adelantarse a los competidores y encontrar un precio que, por sus edades, puede ser exagerado, pero que resulte una excelente inversión si consiguen formar parte activa de la primera plantilla.

El club blanco ha gastado en el último año una cantidad que ronda los 150 millones de euros para incorporar jóvenes figuras: Martin Odegaard (4 millones de euros), el uruguayo Fede Valverde (6 millones), Theo Hernández (26 millones), Dani Ceballos (16,5 millones), Vinicius Junior (45 millones), Rodrygo Goes (45 millones) y Andriy Lunin (8,5 millones). Una política de fichajes obligada por razones provocadas por la fuerte competencia y la inflación del mercado. Apoyada también por el éxito del fichaje que supuso Marco Asensio, aunque el balear llegó para quedarse en el primer equipo desde el primer día y no ser un futbolista 'ascensor' -bajar a jugar al Castilla- ni foguearse fuera. Ahora con Vinicius, además de proteger su físico cuando le toque participar en encuentros con el filial, no se puede dar un paso en falso con una cesión.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios