euforia por el nuevo ídolo

El Madrid abraza a su Messi (Modric) tras despojar de un premio gordo a Cristiano

Florentino y Sergio Ramos presumen de tener a un genio en la plantilla. Presidente y capitán alardean de un futbolista que fue capaz de llevar a Croacia a la final de un Mundial

Foto: Luka Modric recibe el premio al Mejor Jugador del Año de la UEFA en la gala celebrada en Mónaco. (Reuters)
Luka Modric recibe el premio al Mejor Jugador del Año de la UEFA en la gala celebrada en Mónaco. (Reuters)

La resaca del premio al Mejor Jugador del Año de la UEFA para Luka Modric ha sentado como un chapuzón de piscina en plena ola de calor en el vestuario del Real Madrid y en la planta noble del club. Florentino Péréz y Sergio Ramos presumen de tener a un genio en la plantilla. Presidente y capitán han sido cómplices, durante los días de nerviosismo por las noticias que llegaban de la posible salida del croata al Inter de Milán, para retener a una figura que consideran insustituible por sus cualidades y personalidad. Modric es de esos jugadores de los que se enamora Florentino porque tiene el talento que ve en Messi. Pero claro, el argentino es una utopía. En el pulso por etapas que vivieron Florentino y Cristiano se recuerda como un día de máxima tensión el presidente le dijo al portugés que si se quería ir le trajera el dinero de la cláusula y así fichaba a Messi. Modric, tentado por los italianos, nunca ha echado un pulso al dirigente y mucho menos le ha chantajeado.

En el vestuario tienen predilección por 'Lukita' -como le llaman sus compañeros- porque es un buen tipo, generoso y un extraordinario futbolista. Íntimo amigo de Sergio Ramos y consejero de Gareth Bale. Modric es de los que habla poco y está pendiente de que el galés, compañeros en el Tottenham, triunfe en el Real Madrid. La figura de Modric crece ahora con el premio que le ha dado la UEFA. En realidad, doble premio porque también se llevó el de mejor centrocampista. Pero en el día después de la gala en Mónaco hubo euforia en la casa blanca por ver cómo el presidente posaba con un buen ramillete de madridistas -Sergio Ramos, Modric y Keylor Navas- y antiguos galácticos -Beckham, Kaká, Luis Figo y Roberto Carlos-. Un baño de madrisismo, como presumen en el club, del que salío mal parado Cristiano Ronaldo porque se negó a acudir al evento al conocer por la mañana que Modric le había despojado del premio gordo.

Esta satisfacción se traduce ahora en esperanza en el club para recuperar la ilusión que parecía haberse perdido en un verano con el único fichaje de relumbrón de Thibaut Courtois. El Bernabéu tiene que engancharse más, disfrutar y vibrar con Luka Modric porque se le ha reconocido como lo que es: un futbolista genial. Uno de esos jugadores que hacen el fútbol más bello por su plasticidad y creatividad. Si se pregunta dentro del club quién es ahora la estrella del equipo de Julen Lopetegui te dicen que Luka Modric por lo que ha demostrado en los años que lleva y el peso que tuvo en el Mundial para hacer subcampeona a Croacia. Uno de esos partidos, el que le enfrentó a la Argentina de Messi, fue una fiesta entre los madrididtas por el golazo de 'Lukita'.

Una de las imágenes más potentes que demuestra el cariño y la admiración que hay en el vestuario por Modric la escenificó Sergio Ramos en el posado de los premios de la UEFA. El central le dio un beso en la mejilla al croata. Gesto para rendirle pleitesía a ojos del presidente, mientras que echaba la mano por el hombro a Florentino. El capitán está en todo y ha decidido ejercer de paragolpes ante los que dicen que este Real Madrid es peor sin Cristiano Ronaldo. Son varios los mensajes que ha lanzado en las últimas semanas para recordar que el Madrid ha ganado mucho sin el portugués. Pero la guinda la puso con otro mensaje en las redes sociales para pedir el Balón de Oro para Modric. En la directiva se vanaglorian de que fue nombrado el Balón de Oro en el Mundial de Rusia.

Lopetegui charla con Modric. (Efe)
Lopetegui charla con Modric. (Efe)

En manos de Lopetegui

Los dirigentes y, en concreto Florentino, dicen haber formado una gran plantilla porque han venido dos porteros (Courtois y Lunin), un defensa internacional (Odriozola) y al final se ha fichado a un '9' (Mariano) por un precio que deja en evidencia a los clubes que más despilfarran y han provocado una inflacción en el mercado. Pero a estos refuerzos se une la certeza de que Vinicius es un talento que encontrará su sitio en el primer equipo y el orgullo de haber retenido a Luka Modric.

Ahora le toca a Julen Lopetegui romperse la cabeza para hacer el once con Luka Modric. El croata todavía no ha sido titular con el nuevo entrenador. En la final de la Supercopa de Europa salió al campo, en el minuto 58, por Marco Asensio. En el debut liguero entró por Ceballos en el minuto 70. Y en el encuentro contra el Girona lo hizo por Isco en el minuto 77. Llegó tarde a la pretemporada y empieza a estar para ponerlo de inicio y lucirlo en el Bernabéu. Empieza una nueva competencia por entrar en el once de gala de Lopetegui porque arriba están Asensio, Bale y Benzema. Por detrás juegan Casemiro, Kroos e Isco. Ceballos está teniendo protagonismo y acaba de ser convocado por Luis Enrique. Modric será un fijo si está en plena forma porque así lo exige Lopetegui y ya se vio que el que tiene un bajón o despistes, como Marcelo en Montilivi, lo saca del campo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios